Impresiones de Final Fantasy Type-0 HD. Los estudiantes más mortíferos se preparan para la batalla

Final Fantasy Type 0

Hemos esperado pacientemente, y por fin el próximo 20 de marzo vamos a poder disfrutar de Final Fantasy Type-0 HD. Esta entrega hasta ahora había sido exclusiva de PSP y no había salido en Japón, mientras que nosotros lo disfrutaremos en PS4 y Xbox One. El salto intergeneracional es muy grande, y aunque eso pueda preocupar, tras estar jugando a las tres primeras horas del título, salta a la vista por qué muchos lo han considerado el verdadero Final Fantasy XIII.

El primer gran cambio respecto a otras entregas de la saga es el tono. Atrás queda el inicio más o menos feliz en el que se nos presenta el conflicto principal, a los personajes y tras un tiempo, saltamos a la acción. Aquí ya nos cuentan cómo el Imperio de Milites ha iniciado una gran guerra contra todos los demás pueblos de Orience, empezando por Rubrum, cuyas capacidades ofensivas se basan en la magia. Esta batalla es cruenta y violenta, con muchas muertes y escenas bastante más fuertes a lo que acostumbra la franquicia, lo que aumenta de golpe el riesgo de nuestra situación.

No quiero contar nada más de la historia de este inicio, porque es muy interesante ir descubriendo cómo se desarrolla el conflicto y se presentan a los protagonistas, que en esta ocasión son meros estudiantes de la Clase Cero. Este grupo de élite de estudiantes serán el as en la manga para derrotar al Imperio, habiendo un total de 14 alumnos protagonistas, cada uno con sus propias historias. Aunque todavía es pronto para decirlo, parece que el conflicto principal girará en torno a Ace y Machina, pero lo dicho, en apenas 3 horas no se puede deducir totalmente.

Final Fantasy Type 0

Aunque la saga es más bien conocida por ser un JRPG por turnos, aquí estamos ante un RPG de acción que apuesta por una alta dificultad y un ritmo endiablado. Para empezar, en el campo de batalla tendremos a un máximo de tres alumnos, pudiendo cambiar entre ellos con solo pulsar un botón. La gracia está en que cada uno de los protagonistas tiene un arma completamente diferente, que altera la forma de jugar de forma radical.

Por ejemplo, Ace (mi personaje favorito) usa armas para atacar a sus enemigos, y tiene una habilidad que le permite sacar una carta aleatoria cuyos efectos pueden ser ofensivos, defensivos o sanatorios; otros usan armas a larga distancia, como pistolas, un arco o una pistola de energía; mientras algunos usas armas cuerpo a cuerpo como espadas, bastones o incluso sus propios puños. Todos tienen habilidades mágicas que consumen MP (hechizos de cura, de fuego, crear muros para protegerse y demás magias características del género), junto a una habilidad que consume PH, que se recargan al matar enemigos.

Con los botones de acción iremos usando estos ataques y habilidades, pudiendo cambiar los hechizos y habilidades en el menú de pausa, pudiendo mejorarlas con los puntos de habilidad logrados en los combates. Así que, el ir subiendo de nivel y mejorar al personaje sigue siendo algo clave, pero aquí es más fundamental que nunca la habilidad en el combate, porque como nos descuidemos, podemos morir a las primeras de cambio.

Final Fantasy Type 0

Los ataques de los enemigos son muy rápidos, y nos pueden venir los golpes desde cualquier lado, por lo que el botón de esquivar se convertirá en nuestro mejor amigo. Al igual que con los ataques, dependiendo del personaje esquivaremos de una forma u otra, por lo que será clave saber los puntos fuertes y débiles de cada alumno de la Clase Cero.

Eso, y tener capacidad de improvisación, ya que cuando muere nuestro personaje (algo que, creedme, pasará con bastante frecuencia en las grandes mazmorras), estará inaccesible hasta que se termine el nivel, lo que nos fuerza a usar los demás. Teniendo en cuenta que los personajes pueden morir de pocos impactos, crear un equipo equilibrado para que uno vaya curando y el resto vayan a la ofensiva se convierte en algo tan importante como saber esquivar los golpes.

Para añadir más intensidad a los combates, cuando esquivemos los ataques del enemigo o le dejemos atontado podremos efectuar ataques especiales, indicados porque la retícula se pondrá de color amarillo (causar grandes daños) o de color rojo (muerte instantánea), por lo que hay que estar atentos ante estas oportunidades para acabar con los rivales rápidamente. Algo que me ha encantado de este inicio es que parece que el plantel de enemigos de Final Fantasy Type-0 HD es muy variado, habiendo soldados, máquinas de guerra y diferentes bestias, que garantizarán que los combates se mantengan frescos e intensos a medida que aprendemos los puntos débiles de cada enemigo.

Ante la desesperación siempre podremos recurrir a las invocaciones, que tienen un ratio de riesgo/recompensa genial: para invocarlo tendremos que sacrificar a nuestro actual personaje, pero su capacidad ofensiva nos puede sacar del apuro y que los demás compañeros sobrevivan.

Final Fantasy Type 0

Mientras que las mazmorras son niveles lineales con varias zonas interconectadas entre sí, la exploración juega un papel fundamental más allá de estos niveles. Para empezar tenemos la academia a la que pertenece la Clase Cero, teniendo que pasar allí las horas hasta que nos encomienden una nueva misión. En estos tiempos de tranquilidad podemos hablar con otros alumnos, explorar el mapamundi o intentar cumplir diferentes misiones secundarias. Estas partes me han recordado bastante a Persona, ya que sirven para conocer mejor a los personajes (habiendo diferentes eventos dependiendo de a qué alumno controlemos) y nos permite mejorar poco a poco al conseguir objetos, comprar los que necesitemos o ir subiendo de nivel al explorar por nuestra cuenta. Si lo deseamos podemos saltarnos estos períodos, pero parece que van a ser interesantes, sobre todo a nivel argumental.

Luego tenemos el mapamundi, donde nos podremos mover a pie o a lomos de un chocobo para ir a diferentes lugares importantes, como ciudades o mazmorras. Por el camino nos meterán en pequeñas zonas de combate en momentos aleatorios, o peor aún, nos podremos encontrar con bestias visibles en el mapa que tienen un gran nivel y nos pueden aniquilar de un plumazo. Y lo digo por experiencia, ya que el primer bicho con el que me crucé tenía nivel 99 y te eliminaba de un solo golpe, por lo que será curioso el avanzar esquivando estos combates hasta que seamos lo suficientemente fuertes como para derrotarlos.

El mapamundi también será lugar para las batallas estratégicas para ir haciendo retroceder al Imperio, teniendo que ayudar a las tropas a alcanzar las ciudades y fuertes objetivo para ganar las batallas, teniendo luego que adentrarnos nosotros en los objetivos para capturarlos una vez han caído las defensas. Son un cambio de aires respecto a los combates normales, y cuando crezca la escala de los combates puede ser muy interesante.

Final Fantasy Type 0

Así que, todos los aspectos jugables me han encantado, ya que es todo muy espectacular, te hace sufrir el juego (sudé para completar la mazmorra final del capítulo 2) y parece que tiene mucha profundidad en su historia. Sin embargo, hay algo que he dejado para el final y que es lo único en lo que el juego pincha por completo: los gráficos. Se nota muchísimo que estamos ante un título de PSP, y aunque se hayan retocado varias texturas y modelados, los escenarios están muy vacíos, los personajes no lucen next-gen y el efecto “blur” que le  han metido es incluso excesivo. Eso por no mencionar el mapamundi, que es muy plano. Las animaciones de los personajes también dejan que desear, al menos las de los personajes enemigos y secundarios. En PS Vita, PS3 o Xbox 360 con estas mejoras, el juego quedaría de lujo, pero en una consola de nueva generación no demasiado.

Al menos, en lo artístico el título es genial, y tanto la banda sonora como el doblaje al inglés son fantásticos. La traducción de los textos también estaba a un gran nivel en esta versión, con incluso algunos juegos de palabra muy bien traducidos.

En conclusión, Final Fantasy Type-0 HD tiene una pinta tremenda en todos sus aspectos jugables, pero en los técnicos se va a quedar muy desfasado. Pero la verdad, viendo lo buena que va a ser la jugabilidad y lo interesante que pinta este universo, va a ser fácil pasar los aspectos técnicos por alto. Todo esto sin contar con la demo de Final Fantasy XV que vendrá junto al juego, por lo que el próximo 20 de marzo tocará unirnos a la Clase Cero para luchar contra el malvado Imperio.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *