Impresiones de Skara: The Blade Remains. Una prometedora visión del hack and slash multijugador

Skara The Blade Remains

El género del hack and slash ha sido normalmente para el modo de un jugador o cooperativo, pero últimamente nos hemos encontrado con varias propuestas que apuestan por una visión competitiva online del género. Algunos han sido exitosos, como Anarchy Reigns de Platinum Games; y otros no tanto, como Bloodbath de Freedom Factory. Aun así, siempre hay rincón para una nueva propuesta, y ahí es donde entra Skara: The Blade Remains.

El juego está disponible en Steam Early Access desde hace unas semanas, pero en la Madrid Games Week pudimos probar un anticipo de la primera versión que estaría disponible en Steam. Antes de empezar a hablar del juego, comentar que aunque la versión de acceso anticipado es de pago, el juego final será F2P, estando destinado para PC, PS4 y Xbox One. Los que apoyen el juego comprando esta versión recibirán el dinero gastado en dinero virtual para cuando el juego esté disponible.

Ahora sí, entremos de lleno en las impresiones. En la Madrid Games Week, al igual que en la primera versión disponible, solo disponía de un personaje y un mapa. El luchador era una especie de gladiador, teniendo una lanza para atacar a los oponentes y un escudo para bloquear los golpes. El escenario es una arena circular en una zona volcánica, con la zona central cayendo a la lava y subiendo de vez en cuando, lo que hacía que las partidas fueran algo más dinámicas.

Skara The Blade Remains

Al juego todavía le falta mucho por incluir, ya que en esta demo no estaban incluidos los Fatalities, y ciertamente un solo personaje se queda corto. Pero a medida que el desarrollo va aumentando, se irán incluyendo nuevos mapas y personajes, cada uno con sus habilidades propias. Lo importante en este tipo de juegos es que la jugabilidad esté a la altura, y a juzgar por este anticipo, tienen una buena base.

Hay un sistema para bloquear a los enemigos, pero no se puede bloquear siempre o terminarán rompiendo nuestra defensa. Igualmente, al bloquear retrocedemos un poco, por lo que no es mala táctica empujar al rival al foso cuando esté abierto mientras está a la defensiva. El sistema de combos es muy sencillo y accesible, pero había que tener en cuenta la resistencia del personaje, por lo que había que tener cuidado con el momento en el que atacar. Esto crea un sistema que promete cuando haya más personajes, porque hay que medir cuándo bloquear y luego devolver el golpe para hacerse con la arena.

En lo técnico, el juego de momento pinta bastante bien, pero con matices. El motor gráfico usado es el Unreal Engine 4, y cuando todo estaba estático, eran genial los efectos de la lava o el modelado del escenario y el personaje. Las animaciones tampoco están muy mal, pero solo en el propio usuario. En la Madrid Games Week, cuando se veía al otro jugador en nuestra pantalla, tenía unas animaciones muy toscas. Eso no afectaba al combate, pero no proporcionaba una experiencia visual muy agradable. Pero por lo que he visto en varios vídeos, esto se ha solucionado y va ahora muy bien.

En conclusión, Skara: The Blade Remains pinta bastante bien y tiene mucho potencial. Es cierto que todavía le falta mucho camino por recorrer, pero tienen una buena base para ofrecer un F2P divertido y de calidad. Habrá que esperar hasta el año que viene para ver el resultado final, pero será interesante seguir la evolución de la versión de Acceso Anticipado para ver el trabajo de 8-Bit Studio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *