Impresiones de Elite Dangerous. La libertad del espacio al alcance de nuestras manos

Elite Dangerous

Hace unos días nuestro compañero Bruno nos contó las experiencias tan increíbles que produce jugar a Elite Dangerous con Oculus Rift, siendo una de las experiencias más espectaculares de lo que nos podemos encontrar en el campo de Realidad Virtual actualmente. El juego lleva ya un tiempo en forma de beta, pero el próximo 16 de diciembre saldrá a la venta la versión final (a Mac llegará unos meses más tarde). Ha sido una trayectoria muy interesante la que ha llevado el juego desde que tuvo su exitoso Kickstarter (logrando más de 2 millones de dólares), manteniendo así viva la saga desde su inicio hace ya 30 años.

Pero la hora de la verdad está cerca, y recientemente Michael Gapper, PR de Frontier Development,Eddie Simmons, productor del juego, se han pasado por Madrid para mostrar el juego, contar algunos de los planes de futuro para el título después del lanzamiento y dejarnos probar el juego con Oculus Rift DK2.

Algo de lo que están muy orgullosos es del tamaño del juego, ya que tendremos a nuestra disposición la friolera de 400 billones de sistemas estelares para explorar en el universo. La Vía Láctea se ha representado fielmente, respetando las constelaciones que podemos ver en cualquier noche estrellada. Para lo demás han desarrollado una tecnología que genera los sistemas solares de forma aleatoria, pero siempre respetando la ciencia detrás de los astros solares, planetas y demás, ya que querían mostrar un universo realista. Para explorarlo empezaremos con una nave, 100 créditos y a labrarnos la vida como pilotos en el espacio.

elite dangerous

Hasta ahora han mostrado varios aspectos del juego relacionados con la jugabilidad, pero un aspecto donde no habían entrado en detalle anteriormente eran las misiones. En la beta que hay actualmente nos encontramos con misiones del tipo “Mata a X” o cosas por el estilo, de forma que se cumplen y se recoge la recompensa. Para la versión final eso no será tan sencillo, ya que entrarán en juego nuestras propias decisiones.

Un ejemplo que nos pusieron es que, cuando nos ordenan matar a alguien porque ha destruido X nave, al acercarnos a él abrirá su canal de comunicaciones para contarnos que le han tendido una trampa, y que tiene pruebas para demostrarlo, así que nos pedirá que no acabemos con su vida y le ayudemos a limpiar su nombre, ya que no lo puede hacer por su cuenta. Podemos matarle y cobrar nuestra recompensa adicional, o ayudarle, descubrir que decía la verdad, que nos ha tomado por idiotas o que la Federación ya sabía que era inocente pero igualmente le quieren matar. Estas misiones con alternativas harán que cada jugador experiencia su propia partida, algo potenciado al ir, entre todos los pilotos, moldeando el universo a medida que se va jugando.

Un ejemplo muy claro es el mapa estelar: cada jugador que descubra algo lo marcará como descubierto para todos los demás pilotos, siendo todo un desafío mapear todo el universo, pero es algo que igualmente se puede hacer. Otros cambios pueden ser más drásticos, como alterando la economía de un sistema solar a través de los mercados e intercambios, ya que podremos moldear la actividad económica alterando la oferta y la demanda disponible, o creando nuestras propias rutas comerciales. Si somos más ambiciosos, incluso podemos derrocar al gobierno local y que esa zona esté dirigida por los jugadores. Todas las posibilidades están ahí, y son los jugadores los que tendrán que elegir qué quieren hacer.

Elite Dangerous

Todo este universo tiene una historia por detrás, pero no quieren contarla de forma directa, sino que han decidido tomar la estrategia de Dark Souls: está ahí para los que quieren explorar todo y adentrarse en la mitología de la saga, pero no te van a mostrar todo delante tuya para que, los que quieran conocer todos los detalles argumentales, realmente se pongan a buscarlos mientras exploran el universo.

Además de toda esa historia de fondo, habrá intrigas políticas actuales entre las cuatro facciones del juego. Las dos principales son el Imperio y la Federación, que estarán en una guerra en la que podemos participar en el bando que queramos. La tercera está formada por muchas facciones pequeñas, que solas no tienen nada que hacer ante estos gigantes, pero que juntas tienen una oportunidad de plantarles cara. La última es la Federación de Pilotos, es decir, los propios jugadores.

Elite Dangerous es un juego destinado al multijugador online, y para evitar posibles frustraciones ante jugadores que van armando mucho caos han incluido un sistema muy interesante, por el cual los propios usuarios hacen de policías espaciales. Si matas a otro jugador sin motivo, o atacas muchas caravanas u otros actos destructivos sin motivo alguno, la Federación de Pilotos pondrá una recompensa sobre tu cabeza. Cuanto más caos provoques, mayor será la recompensa, por lo que más gente habrá detrás de ti. Si alguien consigue eliminarte cobrará la recompensa, sin por ello convertirse ahora en el “criminal”. Así se permitirá que cualquier jugador pueda hacer lo que quiera sin temor a que nadie le molesta, para así alcanzar el rango de Elite en combate, exploración, comercio o minería.

Todos estos elementos hacen que el juego solo pueda jugarse online, aunque en un principio pretendían incluir un modo offline. Esto no significa que tengamos que jugar con más gente, ya que el modo individual se ha mantenido. Pero al estar conectados, podremos ver cómo se va ampliando la exploración del universo o la situación en los sistemas solares, lo que hace la experiencia mucho más dinámica y divertida.

Elite Dangerous

Tras esta explicación de lo que podremos encontrarnos en el lanzamiento, pudimos probar varios escenarios de combate usando Oculus Rift. La sensación es tan increíble como en la Gamescom, ya que se usaban mandos que replicaban muy bien los que usa el piloto de la nave, lo cual hacía la experiencia todavía más inmersiva. A pesar de que la resolución de Oculus Rift no es actualmente de 1080p (tranquilos, el juego funcionará incluso a 4K si tenemos esos monitores), se podía ver genial la acción, siendo muy espectacular el marcar al enemigo, frenar bruscamente para dar un giro cerrado y mantener nuestra vista fija en el enemigo, lo que hace luego más fácil saber dónde está. La experiencia es inmersiva a más no poder, y jugablemente estamos ante un simulador espacial realmente sólido y divertido.

El lanzamiento de Elite Dangerous el próximo mes va a venir cargado de contenido, pero para después esperan seguir ofreciendo más a los jugadores, como poder aterrizar en los planetas o incluso bajarnos en los hangares para interactuar con otros jugadores o luchar a tiro limpio para robar naves o botines. Personalmente, soy un jugador de consola y mi PC no aguantaría este increíble despliegue técnico, por lo que les pregunté si tenían pensado lanzar el juego en consolas. Su respuesta fue algo evasiva, diciendo que la tecnología que han empleado funciona en consolas, por lo que no se cierran a esa vía. Crucemos los dedos para que llegue también a PS4 o a Xbox One para que más podamos entrar a formar parte de este increíble universo. Id preparando vuestra nave, que se avecina una exploración espacial a la que será difícil resistirse estas próximas navidades.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *