Impresiones finales de Sunset Overdrive. Brandon Winfrey nos presenta el apocalipsis más divertido

Sunset OVerdrive

La exclusiva más loca, divertida e irreverente de este año va a ser sin duda Sunset Overdrive, que a unos pocos días de su lanzamiento se convirtió en uno de los juegos más espectaculares de la Madrid Games Week 2014 por dos motivos: la presentación que dio Brandon Winfrey, Community Manager de Insomniac Games y presentador de “Sunset TV”, y la demo disponible para probar.

Vamos primero con la conferencia, uno de los platos fuertes de la feria. Brandon empezó explicando los diferentes temas en los que se basa el juego, como la idea de que no hay límites ni restricciones para ser quien queramos ser y hacer absolutamente lo que nos plazca. Para algunos, un apocalipsis podría ser el final del mundo, pero para los personajes de esta aventura, no es más que un nuevo comienzo en el que dar carpetazo a todas las obligaciones que tenían anteriormente para desmelenarse y pasarlo bien.

La historia se centra precisamente en eso. Nuestro protagonista, creado y personalizado hasta el más mínimo detalle por nosotros mismos, tenía un trabajo temporal por el que tenía que hacer de basurero, con un horario horrible mientras una gran parte de la ciudad estaba en la fiesta de lanzamiento de Overcharge, la nueva bebida de “Fizzco”, que es algo así como “Coca-Cola” en el universo del juego. La compañía estaba presionada para lanzar un producto al mercado, pero no lo probaron antes, por lo que su nuevo refresco termina convirtiendo a todo el que lo bebe en mutantes. Nosotros nos libramos al tener que estar trabajando, y eso nos da una libertad absoluta para hacer lo que queramos. Al fin y al cabo, sin reglas ni jefes ni nada, ¿qué nos limita?

Sunset Overdrive

Pero claro, nosotros no seremos los únicos personajes no infectados, ya que habrá otras facciones, como un grupo de Boy Scouts (o bueno, Exploradores para evitar líos de copyright) adulto que veneran la cultura japonesa, o unos frikis que estaban inmersos en un juego de rol cuando todo esto sucedió y se creen que todavía están dentro del juego. Al colaborar con ambos grupos tendremos que exponer las maldades de “Fizzco” y escapar de Sunset City de una pieza, aunque claro, habrá fuerzas que intentar oponerse a nosotros.

Por un lado estarán los mutantes, habiendo de diferentes tipos, como los “Harker”, unos bichos gigantes que se han fusionado con excavadoras. También estarán los bandidos, cuyo único objetivo es vivir bien fastidiando a los demás. Y cómo no, estarán los robots de Fizzco para evitar que expongamos la verdad sobre la bebida Overcharge.

Para conocer bien a las tres facciones enemigas, Brandon se puso a jugar a una demo muy larga, de casi una hora de duración. El objetivo es muy básico: acabar con unos robots de Fizzco para que un empleado que nos ha estado pasando información pueda escapar, y a cambio nos dé su espada samurai.

Sunset Overdrive

El tiroteo contra estos enemigos es frenético, teniendo que moverse sin parar por el escenario urbano a base de grindear por los raíles, correr por las paredes o rebotar por montones de superficies, lo que hace que la acción sea muy vertical. Al ser robots, las armas basadas en energía hacen más daño, por lo que se convierten en nuestra principal herramienta para acabar con los enemigos. Entre las filas de robots que se convertirán en chatarra había los típicos que disparan desde lejos, los que producen ataques zonales o los que se acercan para atacar cuerpo a cuerpo.

Entre las habilidades de Brandon para disparar sin parar de moverse, y el gran arsenal del que se dispone (ositos de peluche explosivos, pequeñas torretas voladoras, lanzadores de vinilos y un largo etcétera), finalmente acabó con todos los enemigos. Entonces se inicia una sección de plataformas para llegar a la azotea del rascacielos donde está el empleado de Fizzco que nos ha encomendado la misión, que nos ha dejado tirados y se ha llevado la espada que nos había prometido. Así que haremos la segunda mejor opción: crear una espada con el metal que hay por su casa.

Para forjar una espada se necesita calor y energía, y para ello nada mejor que una central nuclear. Como se encuentra muy lejos, Brandon usó el viaje rápido, que consiste en tomarse unas copas, acabar borracho y despertarse en los baños portátiles de la zona que habíamos marcado. Vamos, que el sentido del humor está presente en absolutamente todas las facetas del juego.

Sunset Overdrive

Ya en la centran nuclear, toca acabar con todos los mutantes, a los que ahora les afecta principalmente el fuego, por lo que Brandon usó más armas explosivas. Entre los mutantes, además del Harker y los que escupen ácido, había unos que dejaban trampas en forma de hielo, por el escenario, e incluso por los raíles para que no podamos usarlos, lo que ofrece un gran contraste frente a los robots de antes.

Al acabar con ellos, de nuevo tenemos una sección plataformera para llegar a lo alto de la central, donde, tras acabar con un par de mutantes voladores gigantes (si nos caíamos reaparecíamos en lo alto gracias a unos portales que son una clara referencia a Portal), forjamos la espada saltando desde lo alto de la central hacia el horno, acabando con una gran llamarada que cubre toda la estructura… Y aun así sobrevivimos. Ahora tenemos una espada que lanza fuego con cada golpe, pero como está muy calienta, hay que enfriarla en una central hidroeléctrica cercana.

En esta nueva localización los enemigos son los bandidos, que como buenos humanos que son, usan armas de fuego, y son muy débiles a los agujeros de bala, por lo que tras acabar con ellos, metemos la espada en el agua, y listo. Ya tenemos una espada alucinante que además de lanzar fuego, invoca rayos tras unos pocos golpes.

Sunset Overdrive

Así se acaba esta extensa demo, con la que además Brandon nos explicó un poco el sistema de mejoras. Básicamente, a las armas les podemos añadir atributos especiales, como que puedan congelar enemigos o hacer más daño. Además, al subir la barra que aparece en la esquina con los combos que vayamos haciendo, activaremos habilidades especiales que podremos seleccionar. Él tenía activada la que creaba grandes llamaradas detrás de él al grindear, habiendo muchas posibilidades para personalizar así nuestro armamento y habilidades.

Es una pena que esta demo no se pudiera probar, porque era desafiante (Brandon murió un par de veces), divertida y muy espectacular. Al menos, la demo disponible era también muy entretenida, ya que era la misma que se mostró en el E3. Así que estamos en un parque de atracciones, donde hay montones de mutantes, y cómo no, montañas rusas sobre las que grindear y movernos a toda pastilla por todo el escenario.

Nuestro objetivo es muy sencillo: primero, acabar con los enemigos para llegar a la zona de las montañas rusas, y luego, destruir las torres con fuegos artificiales y los carritos que se mueven por dichas montañas. Todo de una forma muy espectacular, vistosa y sin un momento de respiro.

Sunset Overdrive

Sin lugar a dudas, Sunset Overdrive tiene todas las papeletas para convertirse en uno de los grandes de Xbox One y del año en general. Es divertido de una forma absurda, directo y sin complicaciones, pero no por ello fácil o tedioso. Todo con un acabado que entra por los ojos, una música genial y la acción más directa y espectacular como bandera. Los chicos de Insomniac Games ya me habían convencido para que me interesa mucho el juego, pero tras la Madrid Games Week, estoy contando los días para volver a Sunset City.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *