Impresiones de Randal’s Monday. Estamos ante el Deadpool de las aventuras gráficas

Randal's Monday

Me gustan las aventuras gráficas, pero hacía tiempo que no jugaba a una de verdad, ya que las de Telltale están muy bien, pero ya se han alejado de sus raíces para tirar más por las aventuras interactivas. Por eso, tenía muchas ganas de probar Randal’s Monday, que desde que lo vi el año pasado en la Gamescom, me dejó muy buenas sensaciones. Esto mejoró todavía más en la Gamescom de este 2014, y ahora, a tan solo un mes del lanzamiento de la versión completa, hemos podido probar los tres primeros capítulos, que te dejan con ganas de más tras bastantes horas de diversión y aventuras de la vieja escuela, que demuestran el increíble trabajo que están haciendo los chicos de Nexxus Studios.

En el prólogo del título vemos claramente las intenciones del juego: hacernos reír y pasarlo bien. El protagonista de la aventura es Randal, un cleptómano, egocéntrico y algo sociópata que está celebrando el compromiso de su mejor amigo Matt. Pero claro, se les va algo de las manos, acaban algo borrachos, y a Matt se le cae la cartera, por lo que Randal “no puede” evitar cogerla, eso que tiene en su interior lo más preciado por su amigo: la alianza que le va a regalar a su novia, y que parece tener un valor incalculable.

Randal's Monday

Las cosas no le van muy bien a Randal, ya que por diferentes motivos, se ve “forzado” a vender el anillo en una tienda empeños para salir del apuro, para luego descubrir que su amigo se ha suicidado al haber perdido la alianza. Parece que simplemente ha sido un día bastante malo, pero bueno, luego llegará el martes para arreglarlo todo… hasta que no lo hace. En ese momento, Randal se da cuenta de que está atrapado en este maldito lunes donde todo le sale fatal y su amigo se suicida.

La gracia está en que no estamos ante una versión cómica de “El Día de la Marmota”, sino que hay un giro interesante: todo con lo que interactuemos se mantendrá para el día siguiente, creando una especie de “efecto mariposa”. Esto da lugar a puzles bastante ingeniosos y momentos hilarantes, eso que en esta versión solo podíamos ver tres lunes diferentes.

He de reconocer que al principio estaba algo preocupado de que se tuviera que repetir todo varias veces, ya que otros juegos lo han intentado (como Alan Wake: American Nightmare), y terminaban siendo repetitivos. Este no es el caso, al menos por el momento, ya que a pesar de visitar los mismos escenarios, los cambios son tan drásticos en los personajes y situaciones que nos encontramos, que estás deseando ver qué cambios harás en el día en el que estás para ver las consecuencias más tardes.

Aquí es donde entra en juego uno de los aspectos que más me han conquistado de la aventura: su historia y los personajes. El planteamiento de estar atrapado en el tiempo se ha hecho montones de veces, pero aquí lo hacen tan divertido, que es imposible no parar de reír. Los chistes se suceden uno tras otro, y los personajes son cada vez más extravagantes y extraños. Tenemos algunos clichés, como el casero o el jefe malhumorado, para luego ir por el policía amante de las salchichas o el detective duro que no nos dejará ni un momento tranquilos.

Por encima de todos está el propio Randal, que para que os hagáis una idea, es algo así como el Deadpool de las aventuras gráficas, con chistes en todos los diálogos y montones de referencias “meta” que rompen la cuarta pared. No quiero poner muchos ejemplos porque es una delicia descubrirlos por uno mismo, pero nada más empezar la aventura hay una opción de diálogo con un vagabundo (personaje fundamental en la trama) en la que podemos decir que sabemos que es un vagabundo por al pasar por encima el ratón nos salía esa descripción. Sencillamente, para quitarse el sombrero. Eso por no mencionar los cientos de referencias al cine, cómics, series y videojuegos que hay por todos y cada uno de los escenarios.

Randal's Monday

Todo esto es referente a la historia, pero también hay que destacar la jugabilidad, ya que es una aventura gráfica de las de antes. Tenemos dos opciones de control (que se pueden intercambiar en cualquier momento): el control moderno, donde con hacer un click ya hacemos prácticamente todo, y el control clásico, que al hacer click nos abre un pequeño menú donde están las opciones de observar, hablar o interactuar. Este último método nos da todavía más chistes y líneas de diálogo, como al intentar hacer que Randal hable con una puerta.

Los puzles no son rompecabezas al uso de estar ante una pantalla, resolverlo y seguir, sino que nos plantean un objetivo y tenemos que ver qué podemos usar en los diferentes escenarios (los cuales podemos explorar libremente a través del metro), cómo combinarlo con lo que ya tenemos en el inventario y completar así nuestra meta.

Desde el primer momento te avisan de que la dificultad es progresiva, y vaya si lo es, ya que la dificultad va subiendo según van pasando los lunes, al tener cada vez más objetos (algunos son útiles y otros no) y más rompecabezas que resolver. Todos tienen una lógica detrás, pero algunos son más locos que otros, como preparar un cocktail con cosas fuertes o superar un sistema de seguridad.

RandalsMonday(2)

Siguiendo con los aspectos positivos, está la duración, ya que estos tres capítulos me han durado unas 4-5 horas fácilmente (digamos que cada uno dura unos 90-120 minutos), pero a este tiempo hay que sumarle todo lo que me he quedado atascado a partir del segundo lunes hasta encontrar la solución, lo cual es tremendamente gratificante. Teniendo en cuenta que el juego completo tendrá 7 capítulos, parece que la aventura va a ser muy larga.

Todo esto es genial, pero donde los chicos de Nexus Game Studios se han salido es en los aspectos técnicos. El estilo visual es genial, pero lo del doblaje ya está a otro nivel. En español es imposible no reconocer las voces, ya que por ejemplo, escucharemos al doblador de Bruce Willis (Ramón Langa), de Homer Simpson (Carlos Ysbert), de Morgan Freeman (Pepe Mediavilla) o al de Leonardo DiCaprio (David Robles) como Randal entre muchos otros actores más. En inglés el doblaje también es de película, destacando al protagonista con la voz de Jeff Anderson, el conocido actor de “Clerks”.

Randal's Monday

Esta primera toma de contacto jugable con Randal’s Monday no podía ser mejor. Las pocas preocupaciones que tenía sobre el juego debido a su planteamiento se han esfumado, ya que estos tres primeros capítulos me han enganchado desde el primer minuto gracias al increíble sentido del humor y sus ingeniosos puzles. Todo demuestra muchísimo mimo por parte de Nexus Game Studios, y lo más importante, parece que han dado en el clavo con absolutamente todo. El sentido del humor, el planteamiento jugable de corte clásico y sobre todo, el doblaje. Ya tenía ganas de que se lanzara el juego final, pero ahora, más todavía, aunque todavía toca esperar al próximo mes de noviembre para disfrutarlo. Jamás pensaría que diría esto, pero ¿puede ser lunes ya?

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Cuando sale a la venta, y a que precio?
    Yo jugaba al DOTT, day of tentacle, y dijeron que iban a sacar la segunda parte, pero no ha podido ser, y este tipo de juegos me apasionan.
    Gracias, un saludo

    • Hola Jose,

      Randal’s Monday sale el próximo 12 de noviembre, y aunque el precio no está fijado, es de esperar que en Steam salga a unos 20 euros aproximadamente. Además, a principios de 2015 se podrá comprar el juego en formato físico en España.
      Como te gustó DOTT, prepárate para esta aventura. Verás unas cuantas referencias al juego y el estilo clásico de las aventuras gráficas de la época dorada de LucasArts 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *