Impresiones de Blackguards 2. Una secuela con la intención de solucionar todas las pegas del original

Blackguards 2

Daedalic Entertainment es una compañía conocida principalmente por hacer aventuras gráficas, pero recientemente se aventuraron en el género del RPG estratégico por turnos con Blackguards. El resultado no fue malo, pero sí mejorable en varias áreas, y para eso están haciendo Blackguards 2: para solucionar todos los problemas y que los fans puedan disfrutar al máximo esta secuela.

La historia se situará varios años después de la primera parte. El enano Naurim se ha puesto “de buen año”, el mago Zurbaran ha perdido la confianza en sí mismo y Takate parece que ha perdido su instinto asesino. Vamos, que los supervivientes de la primera parte se han quedado para el arrastre, pero Cassia, la protagonista de la primera parte, quiere volver a unir a la banda para hacerse con el trono de Shark, y cree que ellos son la única opción de lograrlo.

Como el objetivo es capturar un reino para gobernarlo, habrá que ir tomando zonas poco a poco. El mapa del mundo ha mejorado considerablemente respecto a la primera parte, ya que ahora vemos claramente a qué facción pertenece, y la dificultad que supondría capturar una zona enemiga, para así saber a por qué zonas ir y a por cuáles no.

Blackguards 2

Ahora nuestro equipo puede estar formado por hasta 10 personajes, entre los personajes principales y los mercenarios que contratemos para ayudarnos en la batalla. El combate sigue siendo por turnos y basado en la estrategia, con muchas novedades. Por ejemplo, hay un sistema de coberturas para los que usan armas de larga distancia, y todos los que realicen acciones físicas reducirán su barra de resistencia, siendo otro recurso al que no perder de vista en mitad de la batalla.

A la hora de atacar a los enemigos, también hay muchas mejoras, mostrando en los iconos de cada personaje varias figuras para saber sus habilidades. Igualmente, si pretendemos atacar, un color nos mostrará si acertaremos en nuestro ataque (verde), si es probable (naranja) o si es algo imposible (rojo).

En esta ocasión se quiere dar más énfasis a la magia y a los monstruos. Por ello, serán una parte importante durante los combates, ya que hay runas que nos permiten hacer hechizos muy poderosos, como hacer que un enemigo se cambie de bando y ataque a los suyos.

Tras capturar una zona, volveremos al mapa global, desde donde podremos acceder a nuestro campamento principal. Ahí podemos comerciar, y algo muy interesante: decidir qué hacer con los prisioneros tomados durante la batalla. Podemos matarlos para demostrar nuestra fiereza, o podemos hacer que cambien de bando y así aumentar nuestro ejército.

El tema de las decisiones es bastante importante, ya que en esta entrega la historia se bifurcará mucho más dependiendo de lo que hagamos, qué zonas tomemos, etc. Esto dará lugar a muchos finales distintos, lo que seguro aumenta la rejugabilidad.

Algo importante de la jugabilidad es que habrá dos dificultades de serie: la básica y la experta. En la primera todo será más sencillo, mientras que en la otra no nos darán ni un respiro, pudiendo incluso fallar a la hora de crear un personaje y darle las habilidades de manera incorrecta y que sea prácticamente inútil.

Como en toda guerra, no siempre hay que atacar, sino que también habrá que defender, habiendo por tanto diferentes modalidades dentro de la historia para darle variedad, como momentos similares a los “Tower Defense”.

No jugué al original, y el género no es que me entusiasme mucho, pero la verdad es que Blackguards 2 pinta bastante interesante. Parece que los principales problemas de la primera parte estarán solucionados, por lo que los que ya disfrutaron de las aventuras de estos anti-héroes que no le pierdan la pista a esta secuela, que estará disponible en PC a principios de 2015.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *