Impresiones de Mortal Kombat X. NetherRealm Studios tiene todo un Fatality entre manos

Mortal Kombat X

Una de las sorpresas más agradables de la pasada generación fue Mortal Kombat 9, ya que supuso el regreso por todo lo alto de la franquicia tras estar algo olvidada, y por eso, estoy muy emocionado ante el lanzamiento de Mortal Kombat X. Bueno, ahora más que antes de la Gamescom, ya que es probarlo y querer jugar más y más, y sobre todo, ver más Fatalities.

Como sabréis, esta entrega se ambienta unos cuantos años más tarde respecto al anterior, lo que es la excusa perfecta para meter a personajes completamente nuevos en la saga, algo por lo que están muy emocionados en NetherRealm. Uno de estos personajes nuevos es Sonia Cage, la hija de Luke y Sonia, que comparte bastantes habilidades de ambos personajes. Otros, por el contrario, regresan, pero siempre con alguna que otra novedad, como es el caso de Kano, que se presentó por primera vez en la Gamescom.

La principal novedad de esta entrega, además de los nuevos personajes, es que todos ellos tienen tres estilos de lucha que potencian varias habilidades. En el caso de Kano, una potencia sus ataques cuerpo a cuerpo, en otro el uso de los cuchillos, y en la otra los implantes biónicos que tiene. En todos los estilos, los ataques básicos se mantienen, algo que ocurre con todos los personajes, pero así, con un solo personaje se pueden lograr jugabilidades muy diferentes.

Mortal Kombat X

Un ejemplo que nos pusieron es Raiden, que tiene un estilo con el que puede crear barreras con los rayos, que si bien es difícil de dominar, puede llegar a ser muy efectivo si se hace de manera táctica y adecuada. Eso sí, a pesar de haber estilos diferentes, solo hay un movimiento de Rayos X por personaje, lo cual me decepcionó un poco, pero se me pasó al ver lo brutales que son.

Otros ejemplos para mostrar los diferentes estilos fueron con los personajes clásicos de la saga: Scorpion y Sub-Zero. El primero por fin podrá lanzar bolas de fuego a modo de proyectiles, mientras que el segundo, el clon que crea de hielo no solo lo puede dejar ahí, sino que también lo puede coger y lanzar para dañar al rival.

Tras presentar así un poco las novedades, terminaron la breve presentación mostrándonos una colección de Fatalities, para terminar con el de Scorpion, que fue el primero que hicieron. Es de los más bestias que he visto en la saga, y sin duda, eso va a ser una norma en esta secuela.

Mortal Kombat X

Tras la presentación toca ponerse a los mandos, y recordar lo malo que soy en el juego (aunque me guste mucho). Al menos, me pude defender, sin hacer demasiadas florituras. Algo que me gusta mucho de esta entrega es que los combates son más dinámicos que nunca, con movimientos más rápidos, todo más fluido, y escenarios totalmente interactivos. Esto lo han sacado de Injustice: Gods Among Us, y al igual que funcionaba a la perfección entonces, ahora también lo hace.

Lo que sigue siendo una delicia es ver cómo se van dañando los personajes con el transcurso del combate. Todo mientras los escenarios realmente están vivos y tienen detalles muy trabajados, ya sea en el mercado, o el escenario nuevo que presentaron, la jungla. Todo luce realmente bien, siendo los 1080p y 60 frames por segundo algo muy importante para los desarrolladores.

Al jugar con varios personajes, estuve trasteando con lo de los estilos, y sí que se nota la diferencia. Como dijeron, los movimientos básicos se mantienen, pero para lo que hace único a cada luchador sí que hay diferencias notables, ya que no es lo mismo controlar al Kano que usa sus implantes cibernéticos para disparar con su ojo que el que usa los cuchillos para arrasar con todo lo que se mueva por delante.

Mortal Kombat X

Esta primera toma de contacto con Mortal Kombat X me ha dejado muy buenas sensaciones. Los nuevos personajes se controlan a la maravilla y quedan genial dentro del universo de la saga, los diferentes estilos de lucha van a proporcionar muchas opciones tácticas durante los combates, y todo sencillamente luce genial. Lo único malo es que hasta el año que viene no lo podremos disfrutar, pero al menos, parece que la espera va a merecer mucho la pena para volver a escuchar “Fatality!” en nuestras pantallas.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *