Impresiones de Evolve. Se destila mucha calidad en este gran FPS

Evolve

Desde que probé Evolve, se convirtió en uno de mis juegos más anticipados, eso que un título centrado principalmente en el multijugador normalmente no me llama tanto la atención. Por eso, volver a probar el juego en la Gamescom fue toda una delicia, y más al poder seleccionar entre el monstruo y los cazadores que se desvelaron junto al juego o los del E3. Es una pena que en un evento tan importante no anunciaran más variaciones para cada clase, pero teniendo en cuenta que ahora el juego se nos ha ido hasta el 10 de febrero de 2015, hay tiempo para eso.

Lo que sí era nuevo era el mapa, llamado “La Destilería”, donde se empieza a ver la mejoría respecto a lo visto en la demo del E3 en lo que al entorno se refiere, y es que cada vez se cumple más la normal de que la bestia y el entorno son los principales enemigos de los cazadores.

Me explico. En la anterior versión, es cierto que el escenario tenía vida, y había varias plantas y bichos que nos podían jugar una mala pasada como cazadores, pero esta vez, creo que lo han llevado un paso más lejos, haciendo que todo sea más orgánico y que sea completamente natural el encontrarse a grandes bestias mientras buscamos al enemigo principal, lo cual añade emoción a las partidas.

Evolve

La primera partida que eché fue con el Goliath, la primera bestia que se desveló y que no había probado hasta la fecha. Me encantó comprobar cómo es radicalmente diferente al Kraken del E3, ya que se basa más en ataques físicos, da grandes saltos y escala que da gusto, y hace que los combates sean más cercanos y directos. El sistema de evolución sigue igual, es decir, empezamos la partida con tres puntos a repartir entre las cuatro habilidades de la bestia. Según vamos comiendo, vamos llenando el indicador de evolución, que cuando esté lleno, nos permite crecer y usar otros tres puntos. Cada habilidad admite un máximo de tres puntos, permitiendo que ahí le demos el toque personal a nuestra bestia.

Personalmente, el lanzallamas, el golpe desde lejos y la embestida fueron mis habilidades preferidas, pero otros jugadores luego usaban más el lanzamiento de roca, por lo que hay para todos los gustos.

Lo de que el escenario esté más vivo no solo afecta a los cazadores, sino también a la bestia, ya que te encuentras más animales que comer. Pero claro, no todos son débiles “gacelas”, por lo que el mayor número de bichos grandes hace que de vez en cuando también tengamos que huir de ellos si no queremos entrar en un combate contra la fauna y dejar que los cazadores nos encuentren, sobre todo en el primer nivel de evolución. En ese sentido, la táctica de no parar de moverse, comer y atacar a los cazadores solo cuando estés en nivel 3 sigue siendo realmente efectivo, siempre y cuando luego se ataque con cabeza a los humanos, claro.

Evolve

Matar a los cazadores no es la única opción de victoria, ya que al ser de nivel 3, se puede atacar el generador, que si es destruido, le da la victoria al jugador que controla a la bestia. Esto es algo interesante, ya que a veces, si se ha dado esquinazo a los cazadores, es mucho más efectivo atacar el generador, lo que al mismo tiempo puede servir como trampa para atraerles y darles el golpe de gracia.

Como cazadores, este nuevo nivel era mucho más emocionante, igualmente por esas grandes bestias, ya que ves a lo lejos al objetivo, y de repente te encuentras con un bicho de gran tamaño y asumes por instinto que es el objetivo, hasta que te acercas y te das cuenta de tu equivocación.

Igual que antes, la flora también tiene su peligro, con bastantes plantas que de repente nos pueden comer, por lo que estar todos juntos para ayudarse rápidamente en estos casos es esencial. Durante mis partidas como cazador solo pude jugar como trampero, ya que los demás ya se habían habituado a sus roles (más o menos), y preferían no cambiar. Esto me permitió experimentar con los dos tramperos. El original puede rastrear a la bestia objetivo con un detector que plantamos en el suelo, además de frenarla usando su gancho. El trampero desvelado en el E3 por otro lugar usar a su mascota para rastrear a la bestia, y deja arpones en el suelo que se pueden usar a modo de trampas para frenar a la bestia.

Evolve

Sin duda, me quedo con el segundo trampero, ya que las trampas vienen de maravilla para proteger el generador al estar el monstruo de nivel 3, y la mascota no solo nos guía a nosotros, sino a todo el equipo, haciendo el rastreo mucho más sencillo. Pero como con todo, depende de los gustos, y ver cómo se podía elegir cualquiera de los personajes anunciados y que todo funcionara en armonía era genial.

Otro aspecto que me gustó fue el gráfico, ya que este nuevo mapa lucía genial, con momentos de nieve, ríos, montañas y edificios que da lugar a mapas muy completos, amplios y, sobre todo, que lucen de miedo.

En definitiva, Evolve me sigue teniendo conquistado. Es una pena que tengamos que esperar hasta febrero de 2015 para poder disfrutarlo, pero al menos, se ve que la espera va a merecer mucho la pena, ya que con cada nueva demo y contenido que se va desvelando, no dejan más que mejorar el juego, por lo que no me puedo ni imaginar el estado de evolución al que llegará en unos meses.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *