Impresiones de Alien: Isolation. El juego que la franquicia necesitaba

Alien Isolation

Después de Colonial Marines, no sabía muy bien qué esperar de Alien: Isolation, pero tras verlo en la Gamescom y probar la demo del E3, estoy convencido de que éste es al fin el juego que la franquicia necesitaba. Nada de ir a lo loco disparando ni sentirte súper poderoso. Aquí el Alien es quien manda, y nosotros tenemos que evitarlo a toda costa si queremos tener una pequeña oportunidad de sobrevivir.

La demo de la Gamescom nos mostraba cómo uno de los compañeros de Amanda Ripley está gravemente herido, por lo que tenemos que ir a la sección médica de la nave a por utensilios para poder salvarle la vida. Eso es más fácil decirlo que hacerlo, ya que tenemos que colaborar con un doctor que no parece demasiado amistoso, y sobre todo, esquivar a un Xenomorfo que no va a dejar títere con cabeza.

Lo primero que me impactó del juego es la ambientación. Nada de luces ni nada. Todo es muy oscuro, y nuestra linterna es la herramienta idónea para salir de esa oscuridad. Pero claro, eso puede delatar nuestra posición, además de tener pilas limitadas, por lo que va a ser muy interesante ver cómo compaginamos la necesidad de ver con las pocas pilas que tenemos y el querer pasar desapercibidos.

Alien Isolation

Como es de imaginar, el detector de movimiento será una de nuestras herramientas por excelencia, y no solo para saber dónde están los enemigos a nuestro alrededor (pero solo en posición horizontal, ya si están por encima o por debajo nos tocará descubrirlo a nosotros), sino también para saber dónde está nuestro objetivo. La gracia está en que nos podemos fijar más en el detector, y entonces todo lo demás estará borroso, o al revés, ya que solo podemos poner nuestra atención a una cosa.

Durante el camino “tranquilo” de la demo, vemos cómo Amanda puede recoger elementos del escenario para crear objetos, como creadores de sonido o bengalas, por lo que el “crafteo” va a ser algo muy importante. En esta vista del inventario se ve cómo de munición iremos muy escasos, por lo que nuestra intención no será ir de frente a por los enemigos, sino rodearles y esquivarlos. Esto es especialmente cierto con el Alien, ya que no lo podremos matar, y él sí que lo hará con solo alcanzarnos.

Una vez empezado el camino hacia la llave que nos abre la parte médica de la nave, el Alien hace acto de aparición, y es cuando la tensión aumenta a lo grande, estando en un juego del gato y el ratón mortal. No hacer ruido, que no nos  vea y crear distracciones se convierten en las herramientas clave para sobrevivir, algo que el desarrollador que nos estaba haciendo la demo no logró demasiado, muriendo una y otra vez. Al menos, nos mostró varias formas de cómo no completar el nivel, aunque también nos enseñó cómo las bengalas sirven para atraer al Alien y que así podamos avanzar, por lo que nuestro inventario, aunque limitado, va a ser esencial.

Alien Isolation

De estas muertes también hay que quedarse con otra cosa: no hay puntos de control como tal, sino puntos de guardado. O mejor dicho, estaciones de guardado, a la vieja usanza, por lo que buscaremos como locos estas estaciones por si nos eliminan, volver a la última en la que guardamos partida. Dicen que es para que así todo sea cuestión de superación y nos alegremos de encontrar una de estas estaciones, algo que me da que va a pasar seguro.

Por desgracia, la demo de la Gamescom no dio para mucho más por falta de tiempo, pero sí que he podido jugar a la demo del E3 en PS4, que es muy diferente. A nivel cronológico, creo que está más avanzada, ya que estamos directamente en la zona médica. Algo que me gusta es que la versión de PC (como se mostraba en la Gamescom) y la de PS4 se ven genial, y esta última tiene un añadido muy importante: el DualShock 4. El detector emite un pitido cuando hay algo cerca, y en el mando de PS4, esto significa que la luz va parpadeando al ritmo del pitido, lo cual, jugando más o menos a oscuras, es alucinante.

Esta demo no se centra tanto en el Alien, sino más en otros tipos de enemigos. Para llegar a los medicamentos, había que superar una zona llena de guardas, mientras el detector siempre nos indicaba que había algo por los conductos de ventilación, con la tensión de “¿va a bajar a pillarme el Alien o estoy a salvo?” en todo momento.

Alien Isolation

Estos guardas, a diferencia del Alien, sí que pueden ser eliminados, pero de nuevo, lo mejor es ir con sigilo, por lo que fui capaz de rodearlos. Para llegar a la zona con los medicamentos había que activar el protocolo de emergencia, así que de nuevo otro rodeo a los guardas para llegar a una habitación con un Androide. Estaba claro que una vez reactivara la energía, el robot se despertaría, y así era.

No es que sea un robot muy amigable, por lo que de nuevo, el sigilo y esquivarle era la mejor opción. La gracia de esta situación era que había que hackear un puesto en mitad de la sala, por lo que hacerlo sin que te vea es complicado. Este minijuego es bastante divertido, ya que hay que encontrar las piezas que completan el dibujo que sale en pantalla, pero hacerlo en poco tiempo y con la mosca detrás de la oreja por el droide te hace fallar. Al final, me descubrió, pero como tenía una bomba de EMP, le pude atontar, para luego acercarme y acabar con él a base de golpes.

Con todo ya hackeado, por fin podemos ir a la zona con los medicamentos, pero el Alien ya está en escena, por lo que peligro máximo. Al no haber atacado antes a los guardas, éstos siguen vivos, por lo que sirven de distracción perfecta para el Alien, lo que me permitió escabullirme de todos menos del último soldado. Por suerte, tenía un lanzallamas, con el cual hice una buena barbacoa, demostrando que la munición se agota en un instante y es un arma efectiva en estos casos. Pero claro, el ruido fue evidente y el Alien venía a por mí, por lo que tocó correr a la puerta objetivo, donde terminaba la demo con un momento muy explosivo.

Alien Isolation

Ambas demos me han dejado con ganas de mucho más. Está claro que Alien: Isolation va a acojonar mucho, y juega muy bien todas sus bazas. Se nota que Creative Assembly sabe lo que está haciendo, tomando elementos de otros survival como Outlast a la hora de esconderse de tus enemigos, pero también ofreciendo otros elementos más del universo Alien. Esta combinación es sencillamente perfecta, y para los fans tanto de la franquicia como de los survival horror, el próximo 7 de octubre va a ser el regreso por todo lo alto de esta franquicia a los videojuegos.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *