Project Morpheus y el nuevo Oculus Rift. La Realidad Virtual pega fuerte en la Gamescom 2014

    morpheus2

    El lanzamiento de los dispositivos de Realidad Virtual está cada vez más cerca, con cada vez más juegos anunciando su soporte para esta tecnología, ya sea en la forma de Oculus Rift o Project Morpheus. Ambos han estado disponibles en la Gamescom 2014 para probarlos, y en sus últimas versiones disponibles, lo cual nos da una muy buena idea de lo que nos encontraremos dentro de relativamente poco.

    Obviamente, la experiencia es diferente en cada juego, por lo que os contamos paso a paso los juegos en los que lo hemos probado y su funcionamiento.

    Elite Dangerous

    elite dangerous

    Este ambicioso título financiado por Kickstarter nos propone viajar por el espacio haciendo lo que queramos con nuestra nave espacial. Ya sea asaltar a otras naves, explorar, etc. Pues bien, su lanzamiento ya está muy próximo, y en la Gamescom estaba disponible de una forma espectacular.

    Ya no solo los controles eran con unos mandos sacados como de una nave espacial, sino que además se usaba Oculus Rift en su versión más actualizada. Para un fan de la ciencia ficción como un servidor, esto ya era un sueño hecho realidad.

    La palanca de la izquierda servía de acelerador, además de controlar la altura de la nave. Luego, el joystick de la derecha nos permitía apuntar, girar, disparar y todas las demás habilidades típicas de una nave espacial.

    Ver esos periféricos ya impresiona, pero al ver que son una réplica de los que se usan en la nave del juego, ya se queda uno con la boca abierta. Para no terminar ahí con la inmersión, vemos que unas manos agarran ambas palancas, y que cuando nosotros hacemos un movimiento, esas manos lo replican. Es difícil describir la experiencia, pero sin duda, es impresionante.

    A todo esto, el juego es un simulador de naves en primera persona, por lo que no se puede ir a lo bestia ni nada por el estilo. Por eso, entre que estoy acostumbrado más bien a los arcades, no me apañaba del todo con las palancas (no voy a dar la talla como piloto espacial en la vida), mi primera partida consistió en estrellarme dentro del propio hangar desde el que se sale.

    Ya a la segunda conseguí salir, y el salto a la velocidad de la luz para ir a una zona de combate es increíble. Es casi como estar dentro de una peli de ciencia ficción. El combate se me dio bastante mal, ya que a pesar de tener un buen armamento, hay que ser muy táctico, redirigiendo la energía de las armas al escudo si estamos teniendo problemas, por ejemplo. Incluso si nos dañan demasiado, perderemos el HUD por completo, lo cual es un detalle muy interesante.

    El desarrollador me contó que es normal morir tan pronto, ya que no es un juego fácil, y tiene una curva de aprendizaje para que vayamos aprendiendo todo lo que ofrece poco a poco y no meternos de lleno en una pelea así. Además, se aceptará todo tipo de control, ya sea periféricos especiales como estas palancas, o mandos. Sin duda, un juego muy a tener en cuenta ya no solo por la Realidad Virtual, sino por sí mismo para los fans de la simulación espacial.

    Lucky's Tale

    luckystale

    Hasta ahora, todas las experiencias que había probado en Oculus Rift eran en primera persona, pero en este caso, estamos ante un plataformas en 3D en tercera persona. En esencia, es una copia de Super Mario, pero con una ardilla en vez del fontanero italiano, pero aunque no lo parezca, funciona genial la Realidad Virtual con este tipo de juegos.

    Al mover la cabeza, es como si moviéramos la cámara desde los puntos fijos en los que se va poniendo para ir siguiendo a nuestro personaje. Incluso podemos darnos la vuelta y ver lo que está detrás de nosotros.

    Todo esto hace que a veces convenga mover la cabeza a unos lados en concreto para ver mejor el escenario, ya sean plataformas o enemigos. Además, la sensación de profundidad es perfecta, por lo que si nos caemos por algún barranco es culpa nuestra, no del juego.

    Llegado un momento, se cogen bombas para disparar a unas dianas, y así seguir avanzando por el escenario. Me tiré un buen rato moviendo el stick derecho del mando para apuntar al disparar, hasta que al final me di cuenta que era moviendo la cabeza como apuntamos.

    Son detalles curiosos, y aunque el juego no es para nada original, funciona a las mil maravillas, y con lo que me gustan las plataformas, ha hecho que quiera ver muchos más juegos de este tipo con Realidad Virtual.

    Superhot

    superhot_scr1

    Uno de los indies más populares del momento es Superhot. Hace un tiempo tuvo una campaña en Kickstarter muy exitosa, y en la Gamescom se ha anunciado su llegada a Xbox One. La idea del juego es sin duda muy original: el tiempo se mueve cuando nosotros nos movemos.

    El objetivo de esta pequeña demo que lanzaron con la campaña de Kickstarter en mente es recoger una pistola del suelo en mitad de un pasillo con tres guardas al fondo que no dejan de dispararnos. Gracias a nuestras habilidades, tenemos que ir esquivando las balas llegar hasta la pistola y aniquilar a los enemigos.

    La gracia está en que tanto ellos como nosotros morimos de un tiro, por lo que casi se convierte en un puzzle. Aquí, Oculus es una pasada por la sencilla razón de ir girando tú mismo para esquivar las balas, y cuando una pasa a tu lado, es imposible no girarse a mirarla. Ese es el grado de inmersión.

    El juego en sí me ha gustado, ya que es original y el estilo artístico es muy llamativo. Eso sí, hay que ver cómo se las apañan para hacer el juego entero, ya que como demo está muy bien, pero igual como título entero puede fallar… Algo que espero no pase.

    EVE Valkyrie

    eve valkyrie

    Tras Oculus Rift llega Project Morpheus, con uno de los juegos que se anunciaron desde el primer momento para dar soporte al periférico de Sony. De nuevo, otro juego de naves espaciales, pero aquí se jugaba con el mando de PS4 y el tono es mucho más arcade.

    De hecho, la demo consiste en salir a una zona de combate y acabar con todos los enemigos que podamos en el poco tiempo que nos dan.

    Como experiencia, es genial, por un lado, porque nos va hablando Katee Shackhoff, muy conocida por hacer de Starbacks en “Battlestar Galactica”, lo que unido a lo rápida que es la acción, es como si de repente nos hubiéramos metido en la serie.

    Aquí, además de una inmersión brutal al ver el cuerpo del piloto en la cabina, tenemos que estar moviendo mucho la cabeza, ya que el sistema de fijado de misiles funciona de esa manera. Nosotros nos fijamos en un enemigo, y cuando nos lo indican, podemos disparar los misiles. Esto a la larga puede hacer que maree un poco (algo en lo que no ayuda el ir dando tantas vueltas por el espacio, claro), pero que en sesiones cortas puede ser espectacular.

    Oculus Rift vs Project Morpheus

    project morpheus

    Si habéis podido probar Oculus Rift en alguna feria tecnológica, sabréis que la resolución deja mucho que desear. Pues bien, es de lo que más ha mejorado en su segunda versión, haciendo que todo se vea mucho más nítido, y por tanto, sea la experiencia más inmersiva.

    El problema sigue estando en que puede llegar a marear un poco, pero eso depende de cada uno y es algo que afecta a ambos dispositivos.

    Por otro lado, la experiencia con Project Morpheus es prácticamente igual, aunque me parece que de momento, el visor tiene algo más de resolución, pero nada realmente abismal, ya que es algo en lo que ambos aparatos todavía tienen que mejorar para que sea vea igual de bien que en un televisor HD.

    Pero eso es ya para el futuro, y lo importante es que la Realidad Virtual está avanzando a pasos agigantados, haciendo que los juegos sean más inmersivos y más increíbles, con que ya estoy contando las horas hasta que vuelva a probar algo más relacionado con la Realidad Virtual.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *