Impresiones de Batman: Arkham Knight. Rocksteady se prepara para despedirse de Batman a lo grande

Batman Arkham Knight

Hay juegos que levantan muchas expectativas para luego decepcionar a la hora de ponerse a jugar, y por suerte, ese no va a ser el caso de Batman: Arkham Knight. Era sin duda uno de los juegos que más esperaba de la Gamescom, y tras probarlo, se ha convertido en mi juego más anticipado del año que viene, por si no lo era ya antes.

La demo de la Gamescom nos lleva a Ace Chemicals. Batman ha descubierto que Espantapájaros va a verter su toxina en las aguas de la ciudad desde esa zona, por lo que la ha tomado con la ayuda de unos mercenarios dirigidos por el misterioso  Arkham Knight, ya que en este punto es todavía un desconocido para el Caballero Oscuro. Ya empezamos fuerte la demo, porque nos infiltramos en la fortaleza, custodiada por tanques y helicópteros, para analizar la situación antes de empezar a actuar.

Ya en estos momentos, el salto gráfico es para quedarse con la boca abierta. No estamos hablando solo de cinemáticas, sino en todo. Los efectos de partículas, las animaciones faciales, la lluvia, el detalle en los escenarios… Vamos, en todo.

Batman Arkham Knight

Para analizar la situación, hay que ir de torre en torre sin pisar el suelo, ya que Batman es mucho Batman, pero contra un tanque no puede hacer nada. Por eso, entre torres y pasarelas, con un pequeño combate entre medias, se llega a lo alto de Ace Chemicals, donde se usa un nuevo gadget: el analizador. Básicamente es un batarang especial con el que, como su propio nombre indica, analizar el escenario. El objetivo es encontrar a los rehenes capturados, por lo que hay que buscar la frecuencia de sus radios moviendo la cámara por el escenario, ya que el analizador como tal se mueve solo.

Una vez hecho esto, el objetivo ahora es ir a salvarlos, para lo cual necesitamos una pequeña ayuda: el Batmóvil. Su primer uso es para levantar el puente destruido con el que crear una rampa, y así irrumpir en la zona de una forma muy explosiva. Con el modo de combate del vehículo, podemos hacer frente a los tanques, en unos tiroteos bastante divertidos. Esto nos permite llegar a una zona de combate más completa que la primera, donde se ven varias de las novedades. Para empezar, ahora podremos realizar derribos usando el escenario, habiendo un movimiento espectacular en el que Batman salta a una lámpara y la lanza contra el enemigo. El Batmóvil también se puede usar, mandando al soldado por los aires para que el Batmóvil le remate. Todo de una forma fluida, rápida y espectacular, como siempre.

Batman Arkham Knight

En el sigilo también hay varias novedades, como los derribos en cadena. En una zona donde aún no nos habían descubierto, cuando hay un grupo de tres enemigos cercanos, podemos activarlo, y es tan sencillo como apuntar la cámara de un enemigo a otro. Esto puede crear grandes momentos en los encuentros sigilosos, que no había en esta demo, por lo que es una adición de lo más interesante.

Entre combates y demás, llegamos al primer rehén, y con él, el primer encuentro “cara a cara” entre Batman y el Arkham Knight. Se ve que este último se quiere vengar del Caballero Oscuro, pero todavía no se sabe nada sobre lo que rodea a este personaje, que recordemos, ha sido creado desde cero específicamente para el juego. Este encuentro es una trampa, dejando a Batman y al rehén rodeados por soldados enemigos, pero por suerte, el Batmóvil tiene un modo remoto, con el que acabar con ellos antes de que nos dejen como un colador.

Con el rehén a salvo con Gordon y el resto de policías, es hora de ir a por el segundo rehén, para lo cual se necesita explorar una nueva parte del edificio. Para llegar bien, la conexión Batmóvil y Batman es fundamental, ya que se puede coger velocidad, y entonces salir despedido. La siguiente zona vuelve a estar llena de tanques, por lo que hay que buscar la forma de crear una rampa para que el vehículo nos pueda acompañar. La solución es usar una plataforma con una grúa, pero qué casualidad, está llena de guardas esperando un buen combate.

Batman Arkham Knight

En esta pelea se introduce un nuevo tipo de enemigo, que es más ágil y logra evitar nuestros golpes, por lo que lo mejor es un contraataque o algo para atontarlos, y luego darles una buena tunda. Una vez derrotados, volver al Batmóvl es tan fácil como saltar planeando, pulsar el “L1” y Batman irá hacia su coche, reforzando una vez más la unión entre ambos.

El combate contra los tanques, esta vez más complicado, fue el final de la demo para mí, pero sin duda, mejor sabor de boca no me podía haber dejado. Es, sin duda, de lo mejor de la Gamescom (por no decir directamente que lo es), ya que absolutamente todo se ha mejorado. Nunca me había sentido tan Batman como con Arkham Knight, por lo que la espera hasta 2015 para poder disfrutarlo va a ser muy dura.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *