Impresiones de The Talos Principle. Puzzles muy interesantes con preguntas de la vida de por medio

The Talos Principle

Cuando en el E3 se anunció The Talos Principle, me sorprendió que el equipo de Croteam estuviera detrás de un juego de puzzles, ya que en Serious Sam poco había que pensar más allá de qué arma usar. Me sorprendió y asustó, pero ha sido probar la demo del E3 y quedarme enamorado del juego.

De qué va el juego es una de las gracias de la demo, pero se puede resumir en lo siguiente: tenemos que entrar en un castillo, pero para ello hay que resolver un puzzle usando piezas de tetris. Primer problema, faltan tres piezas, con que hay que resolver tres puzzles en otras zonas para lograr esas piezas. Cada una está en un nivel de dificultad, para así ir aprendiendo las mecánicas del juego y los elementos que nos pueden introducir para que le demos al coco.

Todo empieza muy simple, con un artefacto que desactiva los escudos que nos bloquean el paso. Luego, unos conectores sirven para llevar los rayos láser de su origen a los interruptores que también desactivan escudos (si es que hay interruptor, claro), y finalmente, se introducen ventiladores.

The Talos Principle

La progresión está muy bien para que nos hagamos con lo que hace cada cosa, y ponerlo difícil en el rompecabezas difícil y extremo. Es aquí cuando ya toca ir experimentando, poniendo un láser aquí y otro allá, pero entonces te das cuenta que se cortan entre sí y los escudos vuelven a activarse.

Vuelta a seguir experimentando, hasta que te das cuenta que hay una caja, así que a probar si puedes poner los enlaces encima de la caja para que un láser vaya por encima y otro por debajo. Se puede, así que avanzamos. En el nivel extremo hay muchas más pruebas, ya que hay también interruptores de peso y una verja que corta el paso al láser para llegar a la salida, con que hay que ir probando con lo ya sabido, y ponerle un poco de imaginación. En ese sentido, me ha recordado a Portal, ya que, igualmente, los puzzles se trataba de pensar, probar lo que se nos ha ocurrido, y aunque fallemos, igual nos damos cuenta de la solución de verdad gracias a ese fallo. Todo con una dificultad ajustada y que no me ha parecido ni muy baja ni excesivamente complicada (aunque curiosamente, mucha gente se quedaba atascada).

El puzzle más complicado era el del Tetris, ya que hay un tablero rectangular, que hay que llenar por completo con un determinado número de fichas de Tetris. Aquí puede costar más, pero con la prueba y el error, es fácil llegar a la solución.

The Talos Principle

Pero no todo es puzzles, ya que me han asegurado los desarrolladores que hay una historia detrás de todo esto. De hecho, hay una voz que nos habla de vez en cuando, y en una zona, hay un ordenador. Al trastear con él, podemos meter comandos para modificar la demo, momento en el que el sistema salta en plan “¿Qué estás haciendo?”, nos regaña, y nos permite conversar con el sistema, diciendo cosas como “¿Qué narices es The Talos Principle?” o voy a seguir intentando modificar todo. Algunas preguntas son algo más filósoficas, y es que, el nombre del título se debe a la prueba de ver si una máquina puede reaccionar como un robot, que es al ser que controlamos. Así que parece que todo gira en torno a esto, y esta conversación no será la única que tendremos con el sistema.

Con todo esto, estoy más que listo para seguir con The Talos Principle, ya que sus puzzles bien diseñados, y sus ideas algo filosóficas por detrás, pueden dar lugar a un juego de lo más interesante, que por lo menos, ya me ha conquistado gracias a esta demo de la Gamescom.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *