Impresiones de Metro Redux. Mejoras jugables y visuales para enamorarnos del metro ruso

metro_redux

El tema de las remasterizaciones es un arma de doble filo. Sí, está sirviendo para que este inicio de generación las consolas estén recibiendo títulos, pero por otro lado, volver a pagar un pastizal por algo que disfrutamos hace tan poco tiempo no suena bien. En el caso de Metro Redux, la cosa cambia bastante, ya que los chicos de 4A Games están haciendo las cosas bien, no solo haciendo todo algo más bonito, sino sencillamente mejor, algo que se nota enseguida al probar esta versión remasterizada.

El mayor cambio se nota en Metro 2033. Esta entrega, por muy buena que tuviera su ambientación y lo claustrofóbico que fuera el tema de la máscara de oxígeno, me parecía una birria jugable, con fallos en la IA, detección de impactos y mucho más. Es jugar 5 minutos y ver cómo estos problemas han desaparecido, ya que ahora se juega exactamente igual que en Last Light. De hecho, la interfaz es la misma, lo que ayuda a crear una experiencia mucho más cohesiva entre ambos títulos.

Metro Redux

Para comprobar estos cambios, probé dos misiones. Una, en la que estamos en el exterior, teniendo que evitar a un “demonio” que nos puede dar caza desde el aire para soltarnos en mitad de una zona radioactiva y morir instantáneamente, y luego otra en la que tenemos que superar una estación llena de fascistas.

Con los monstruos, ahora se nota claramente si les hemos dado o no, además de reaccionar mucho mejor al ruido que hagamos, la luz que provoque nuestra linterna y mucho más. Son detalles que antes no funcionaban ni a la de tres y me sacaban de la experiencia, pero que esta vez me hicieron estar en vilo mientras esquivaba a las bestias, evitaba al demonio y al final me reunía con mi compañero. Al completar el nivel, solo podía pensar en lo mucho que disfrutará el nivel de la biblioteca, que sobre el papel era brillante, pero luego por los fallos jugables se la cargaban por completo.

El nivel de la estación también mejoraba mucho. Antes, los enemigos al encontrar un cadáver, automáticamente sabían dónde estábamos y solo podíamos salir pegando tiros. Ahora tenemos las mismas opciones que en la segunda parte: ir apagando las luces, usar el arma silenciada para no alertar a los guardas o usar nuestros cuchillos. Todo mientras evitamos las numerosas trampas que hay. Y si nos descubren, pues sí, los tiros son una buena opción, funcionando ahora bien la detección de impactos para no estar vaciando un cargador sobre un enemigo y que ni se inmutara.

Metro Redux

En Last Light no aprecié ningún cambio, porque tampoco es que los necesitara el juego. Me sigue pareciendo un FPS redondo en todo salvo en su historia (el punto débil de la franquicia, a pesar de su brillante ambientación). Aun así, como ocurre con 2033, se nota una mejoría gráfica. No es algo increíble como para quedarse con la boca abierta, pero todo va perfectamente fluido, se pueden apreciar más efectos de partículas, y eso, en las zonas más oscuras llenas de monstruos, asusta bastante más.

Hay que recordar que el juego no llega a ser un survival horror, pero tampoco un FPS donde disparar a lo Rambo, sino que mezclaba de forma perfecta ambos géneros. Pues bien, podremos seguir jugando como siempre, incluyendo con el modo Ranger que nos limita los recursos y elimina el HUD (y por alguna incomprensible razón, vino como DLC en la segunda parte), o bien podemos entrar en el modo Spartan. Aquí todo estará más destinado a la acción, por lo que habrá más filtros para nuestra máscara, más munición, botiquines, etc. Vamos, para pensar poco y disparar mucho, buscando así atraer a los fans de la acción más directa y de la supervivencia como tal.

Metro Redux

Estas grandes mejoras, junto a otros detallitos de la versión de PS4 como que se ilumine más o menos dependiendo de lo visibles que seamos, hacen que esta remasterización pinte genial. Además, por unos 40 euros en físico y unos 30 en digital, podremos hacernos con estas dos auténticas joyitas, por lo que va a ser difícil resistirse a Metro Redux el próximo 29 de agosto cuando se ponga a la venta.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *