Impresiones de Sonic Boom para Nintendo 3DS. El erizo frena un poco para una aventura muy prometedora

Sonic Boom

Con cada nuevo de Sonic, hay que prepararse para lo bueno y para lo malo, ya que la trayectoria reciente del erizo azul ha sido de lo más irregular. A finales de año volverá corriendo a las consolas y a nuestras pantallas con Sonic Boom, nombre que comparten la serie de animación y los juegos para Wii U y Nintendo 3DS. Como en los últimos años, ambas versiones están desarrolladas por estudios diferentes y plantean conceptos distintos. Si bien la versión de Wii U se ha llevado varias críticas duras durante el E3, todavía no podemos comentarlo al no haber probado dicha versión. La que sí hemos jugado es la de Nintendo 3DS, desarrollada por Sanzaru Games (los encargados del genial Sly Cooper: Ladrones en el Tiempo), y que se toma ciertas libertades que no se han tomado otras entregas de la saga, y de momento, logra un resultado muy positivo.

La demo que estaba para probar en un evento organizado por Nintendo era la del E3, por lo que solo contenía un nivel. Aun así, esta fase podía durar fácilmente unos 15 minutos, ya que tenía montones de secretos para encontrar. Esto es una clara indicación de que la exploración y las plataformas van a ser el eje central del título, en vez de la velocidad, lo cual hace que sea todo mucho más jugable, fresco, y al funcionar tan bien, divertido.

Sonic Boom 3DS

Otro aspecto que funciona genial es el de cambiar de personaje en cualquier momento, ya que cada uno presenta una habilidad, por lo que es suficiente con pulsar en la pantalla táctil sobre el que nos queramos poner para que sustituya automáticamente a quien estaba en pantalla.

De esta forma, Sonic puede realizar embestidas veloces para romper unas estructuras concretas, Tails puede volar en las corrientes de aire, además de usar su submarino en una zona secreta para conseguir un coleccionable, Knuckels es capaz de atravesar ciertas superficies a puñetazo limpio, y Sticks (un personaje completamente nuevo) puede usar su boomerang para activar interruptores lejanos.

Luego, todos tienen habilidades comunes de sobra conocidos por todos, como el hacerse en bola para atacar a los enemigos, engancharse a plataformas voladoras con una especie de látigo o eliminar el escudo de los enemigos que lo lleven. Además, ahora no se ponen a correr directamente con ir hacia delante, sino que hay un botón para que vayan más rápido. Esto al principio es raro, pero cuando tienes que ir midiendo bien los saltos para seguir avanzando y no caer, se comprueba que es un sistema más preciso y eficaz.

Para hacer que la exploración sea realmente eso, explorar a fondo los niveles, nos encontramos con muchos caminos secundarios que nos hacen dar vueltas y usar a todos los personajes en algún que otro momento, para encontrar al final un coleccionable, como varios planos secretos. Junto a estos objetos, normalmente había una forma de llegar rápidamente a donde estábamos, lo que le daba una sensación de “Metroidvania” genial. Además, el diseño de niveles hacía que la experiencia nunca fuera frustrante por no seguir avanzando, sino que animaba a explorar hasta el último rincón del nivel. En principio, las habilidades de los personajes se pueden ir mejorando, por lo que la sensación de estar ante un “Metroidvania” va a estar muy patente.

Todo esto está aderezado con un apartado visual bastante llamativo, y el efecto 3D está muy logrado. Por todo esto, Sonic Boom ha resultado ser toda una sorpresa. No me esperaba mucho del juego ni en Wii U ni en 3DS, pero de momento, la versión portátil tiene todas las papeletas para ser una aventura plataformera fantástica para disfrutar en la portátil a finales de año.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *