Impresiones de Kinect Sports Rivals. Nace un nuevo campeón digital y para Kinect

Kinect-Sports-Rivals

Ahora que Kinect viene de serie con Xbox One, todos los usuarios de la consola pueden acceder a los juegos que usan este periférico, algo que no ocurría en Xbox 360. Por eso, había bastante expectación por Kinect Sports Rivals, el primer juego que emplea la cámara al máximo para mostrar lo que ofrecerá la nueva generación con este increíble sensor. Por desgracia, los chicos de RareMicrosoft decidieron retrasar el juego respecto al lanzamiento de Xbox One, para así ser lo mejor posible. Han pasado ya unos meses, y con el lanzamiento a la vuelta de la esquina (el 11 de abril), Microsoft ha querido mostrar lo evolucionado que está el título con la presentación del juego en Madrid. Para presentarlo, nadie mejor que Nick Burton, encargado de la tecnología de Kinect, y Harry Robinson, el productor del juego.

Para empezar, Harry nos contó todas las novedades de esta entrega. De nuevo, nos encontraremos ante 6 deportes, siendo la mitad de ellos ya conocidos y los otros tres completamente nuevos. La decisión de incluir esos tres deportes ya aparecidos en anteriores entregas se debía a que eran los más populares entre los fans, y querían hacerlos lo mejor posible gracias a la tecnología que aporta el nuevo Kinect.

IMG_0991

De esta forma, tendremos entre los deportes que regresan el fútbol, bolostenis, mientras que las novedades son motos acuáticas, escaladatiro al blanco. El común denominador de todos los deportes es que, los nuevos no se habrían podido lograr antes por falta de precisión, mientras que los antiguos se sienten como nuevos gracias al nuevo Kinect.

Todos estos deportes los practicaremos en una isla paradisíaca, abandonando así el estilo “realista” de los escenarios de anteriores entregas, lo que da un mayor dinamismo al juego y más flexibilidad a ellos para poder hacer cosas más locas o añadir todo tipo de deportes. Además de jugar de forma independiente, el subtítulo “Rivals” no está puesto al azar, ya que para ir desbloqueando pruebas, tendremos que jugar con los tres equipos diferentes que hay en la isla: Viper, Wolf y Eagle. Cada equipo tiene dos miembros de lo más variopintos, y sirven para enseñarnos poco a poco a jugar, además de servir como base para el futuro contenido del juego.

Una novedad muy interesante es el poder comprar equipaciones y power-ups pensados para cada deporte, eso sí, siempre con dinero del juego, ya que no habrá ningún tipo de transacciones. Esto hace que podamos personalizar más que nunca a nuestro personaje para que tenga el aspecto que queramos, mientras que los potenciadores le dan una vertiente táctica al juego muy interesante. Por ejemplo, con los bolos, uno obliga al contrario a usar la mano contraria respecto a la habitual, para que lo haga peor; o incluso podremos dejar un reguero de cráteres por los que la bola del rival no podrá pasar.

KinectSportsRivalsRoadshow Bowling

Hablando de los personajes, aquí entra en juego uno de los mejores aspectos de todo el juego, y por los que Kinect es una tecnología increíble: la creación de campeones. En lugar de usar avatares como en Xbox 360, aquí nos crearemos a nuestro personaje, pero no pasando por largos y tediosos menús, sino directamente escaneando nuestro cuerpo. A través de sencillos pasos (representados de forma bastante divertida a través de cubos como si se fuera formando el ADN de nuestro personaje), tendremos a nuestro campeón listo en apenas 30 segundos. Tan sólo tendremos que ir eligiendo nuestro sexo, si somos jóvenes o adultos, y mover la cara hacia los lados y arriba y abajo para que la escanee por completo.

Harry nos hizo una demostración, y el resultado es muy espectacular, ya que el rostro se parece mucho (pero “cartoonizado”), el color de piel, el pelo, etc. Si luego hay algo que no nos guste o queramos retocar, siempre podemos modificarlo a mano, pero el resultado es muy bueno. Pensaba que lo visto en el tráiler sobre la creación de personajes era una exageración, pero nada más lejos de la realidad.

Este personaje será nuestra representación global del juego, y con quien podremos competir para demostrar a nuestros amigos quién es el mejor. Al igual que en Forza Motorsport 5, nuestros datos de juego se subirán a la nube, para que nuestro perfil juegue contra nuestros amigos, si es que no lo podemos hacer nosotros a través de Xbox Live.

Tras esta impresionante demostración, Nick tomó el relevo para contarnos el enorme salto que hay entre el Kinect de Xbox 360 al de Xbox One. Para empezar, el nuevo no escanea la habitación enviando rayos como el primero, sino que lanza pulsos cada muy poco tiempo, lo que permite “leer” mejor la habitación y la profundidad que tiene, eso sin contar que funciona mejor con todo tipo de iluminaciones.

Una vez nos ha detectado, genera un esqueleto virtual que nos sigue, y que tiene más conexiones que el esqueleto que creaba Kinect de Xbox 360. Algunas de las nuevas uniones entre las líneas se encuentra en la cadera o en la mano, para indicar hacia dónde se orienta el pulgar y el resto de los dedos. Estos cambios en el esqueleto permiten saber la orientación de la mayoría de las extremidades del cuerpo, o si la mano está abierta o cerrada.

Todo esto está genial, pero el momento de quedarse con la boca abierta (algo que me pasó literalmente) fue cuando Kinect empezó a medir la profundidad de la sala y de las personas que estaban en su campo de visión, llegando un momento en el que Nick cambió el ángulo de visión, y parecía que Kinect se había puesto a su derecha en lugar de estar de frente. Es una pena que esto solo se pueda hacer en el entorno de desarrollo de Kinect, ya que me podría tirar horas haciéndolo en mi casa, y sorprendiéndome siempre. Es así de impresionante.

Finalmente, el audio se recoge mucho mejor en este Kinect, con cuatro micrófonos que está completamente separados de los elementos que miden la profundidad y todo lo demás, lo que evita el ruido ambiente y que se pueda recibir con más claridad lo dicho por el jugador, lo que viene muy bien para las sesiones por Skype.

KinectSportsRivalsRoadshow Climbing

Tras mostrarnos la enorme cantidad de herramientas que tienen los desarrolladores para crear juegos usando Kinect, llegaba lo que estábamos esperando: probar el juego. Lo primero que absolutamente todos queríamos probar era obvio: la creación de campeones. El proceso es igual de sencillo como nos habían mostrado, con una pequeña peculiaridad para los que llevamos gafas, ya que cuando nos escanean la cara, nos las tenemos que quitar.

Aun así, cuando aparezca el resultado, éste tendrá gafas igual que nosotros, lo que es bastante espectacular. El parecido de los campeones con cada uno variaba, teniendo algunas veces que ser necesario cambiar algún parámetro de forma manual, pero lo principal era el color del pelo o cosas pequeñas, de forma que con un par de cambios, ya tuviéramos nuestra replica dispuesta para competir. Mi avatar lo podéis ver justo debajo, con unas fotos gracias a Clopezi de Zona Pixel.

IMG_0996

20140313_144303

Con el personaje ya creado (y más o menos pareciéndose sin retocar absolutamente nada), llega la hora de empezar a probar todos los deportes. Vamos a empezar por lo malo, que es por desgracia donde entra el fútbol. Al igual que en el primer Kinect Sports, todo sigue resultando bastante aleatorio. Básicamente, tenemos que ir pasando el balón a los jugadores de nuestro equipo, evitando que el paso lo intercepte el contrario, o lo que es lo mismo, que se lo pasemos a las figuras rojas inmóviles (o que como mucho se mueven como por raíles), ya que entonces atacarán ellos. Cuando lleguemos a su portería, nos toca chutar, con un disparo realizado a cámara lenta en el momento justo cuando el balón llegue a nuestro pie o cabeza. Si somos los defensores, controlamos entonces al portero.

Todo parece aleatorio, y el balón no es que vaya siempre en la dirección que queramos. Al principio intenté jugar bien, pero luego moviendo las piernas a lo loco, la pelota parecía seguir siempre la misma trayectoria, teniendo básicamente que esperar que no choquemos con los rivales y puntos. Igual tras unas horas más jugando la impresión cambia, pero digamos que todo apunta a que el deporte rey es el deporte bufón de este juego.

KinectSportsRivalsRoadshow Soccer

Siguiendo por los que peores impresiones dejan, tenemos el tiro al blanco, algo que me sorprendió bastante. En principio, tenemos que poner nuestra mano de disparo como si tuviéramos una pistola en la mano, y moverla para apuntar. Una vez queramos apuntar, hacemos el gesto propio con nuestra mano. Es algo que mola bastante, pero que no terminaba de ser muy preciso el movimiento de la retícula. Igual es cosa de acostumbrarse, pero no paraba de preguntarme cómo en Child of Eden (increíble juego que os recomiendo encarecidamente) en Xbox 360 el resultado era perfecto y aquí no tanto. Al menos, tenía cosas interesantes este modo, como poder robarle al rival blancos que estén por encima de la barrera que separa los objetivos de cada competidor, o disparar a los blancos en un orden concreto para aumentar nuestra puntuación.

En los bolos, la mejora es más que patente. Para empezar, ya no es suficiente con hacer únicamente el gesto de lanzar la bola, sino que además tenemos que hacer como si la tuviéramos en las manos, y luego abrir la mano al lanzar para simular que la hemos dejado salir. Me tiré unas cuantas veces en el primer tiro intentado tirar precisamente por esto, ya que acostumbrado al primer Kinect Sports, no abría la mano y la bola seguía en la mano de mi avatar, lo cual es muy impresionante. Luego, al tirar, se nota todo mucho más preciso, con los efectos que se le puede dar a cada tiro al mover la muñeca y cosas por el estilo, lo cual hace que este modo gane muchísimos enteros.

KinectSportsRivalsRoadshow Shooting

Ya empezamos en los platos fuertes del juego a partir de aquí. El tenis también repite, pero lo hace de una manera inmejorable. Atrás quedó el solo mover el brazo cuando llegara la bola y que por arte de magia, estuviera donde estuviera la raqueta respecto a la bola, devolviéramos el golpe. Ahora hay que asegurarse de mover el brazo en el que simulamos tener la raqueta hacia donde vaya la bola. Además, si nos movemos lateralmente, también lo hará el avatar. Esto hace que la experiencia sea mucho más reñida y divertida que antes. Creedme, acercarnos a la red para dar un golpe demoledor a un globo mal lanzado por el rival es muy satisfactorio.

La escalada es un deporte que ya he podido probar dos veces, y sigue funcionando igual de bien que entonces. El hecho de que el juego detecte si abrimos la mano o la cerramos para ir escalando me sigue sorprendiendo tanto como el primer día que probé el título, y al combinar eso con la estrategia de poder tirar a los rivales o buscar el camino más rápido en función de la energía que tengamos le da un plus de emoción.

KinectSportsRivalsRoadshow Tennis

Por fin llegamos a las motos acuáticas, donde me enteré que al abrir las manos, se deja de acelerar, lo cual viene de perlas en el circuito nuevo que pudimos probar en una pequeña competición entre los asistentes. Este nivel demuestra el control que hay que tener en el juego a la hora de moverse, ya que hay muchas curvas cerradas, montones de minas en las áreas más abiertas, y pocas rampas en las que hacer acrobacias para ganar turbo.

En todos los deportes, se puede apreciar una calidad gráfica muy buena, con unas animaciones muy fluidas pero que representan bastante bien nuestros movimientos, y unos escenarios vibrantes llenos de colorido y elementos en movimiento, para dar mucho más dinamismo a las partidas que antes. La música que suena durante los menús tiene muchos temazos del momento, mientras que el doblaje de los personajes que escuché era muy bueno. El principal punto negro en lo técnico eran los largos tiempos de carga, que espero se reduzcan notablemente para cuando el juego se ponga a la venta.

KinectSportsRivalsRoadshow Wakerace

En definitiva, Kinect Sports Rivals me ha dejado unas sensaciones fantásticas. Solamente por la creación de personajes me dejó alucinado el juego, pero al probar la precisión de sus deportes (menos el fútbol) y lo divertido que resulta jugar, ya me tienen conquistado. Todo apunta a que los usuarios de Xbox One van a tener su primer motivo de peso para dejar el sofá y empezar a jugar con Kinect, algo que sinceramente, espero se convierta en algo más habitual en la nueva consola de Microsoft.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *