Impresiones de Evolve. Jugando al cazador cazado

Evolve

El pasado jueves 27 de febrero tuvimos la ocasión de probar Evolve, la nueva propuesta multijugador de Turtle Rock Studios (creadores de Left 4 Dead) y 2K Games. Y no sólo pudimos jugar al título durante cerca de dos horas (que pasaron volando, además), sino que lo hicimos en compañía de Iain Willows y Scott Morrow, los productores del título (los cuales nos enseñaron un poco a jugar y, por qué negarlo, nos humillaron con una aplastante victoria).

Lo primero que hay que decir es que Evolve es un juego competitivo y cooperativo simultáneamente, pero que además se desarrolla con dos bandos (que no equipos): un jugador controla un monstruo que debe evolucionar y acabar con sus enemigos o completar un objetivo concreto, y un equipo formado por hasta 4 jugadores le deberá dar caza. Vaya, lo que viene a ser un equipo de 4 contra un único jugador.


¿Injusto? Pues, aunque lo parezca, no lo es tanto gracias al balanceo de habilidades y a las clases de personajes.

En el bando humano (el equipo de 4, vaya), nosotros hemos podido ver cuatro clases: el trampero, el médico, la clase de asalto y el apoyo (mi favorito, por cierto). Todos ellos cuentan con dos armas (o un arma y un accesorio) y dos habilidades, pero resultan insuficientes para aniquilar a la bestia. Pero ahí es donde entra el elemento cooperativo, ya que al unir fuerzas y actuar en consecuencia con el rol asignado se puede eliminar cualquier amenaza.

evolve

Por citar un ejemplo: la clase trampero tiene un arma secundaria que es un arpón con el que retener al enemigo. Por sí sólo no sirve de gran cosa (un ataque del monstruo puede romper el cable… y eso si lo necesita, porque si no se usa bien no retiene al enemigo). Pero ahí es donde, por ejemplo, entra en acción la clase de apoyo, ya que gracias al ataque aéreo que podemos solicitar (y que tarda unos segundos en impactar contra el suelo) podemos producir grandes daños a nuestro enemigo, que si no hubiese sido atrapado posiblemente podría esquivar el ataque sin demasiada complicación.

O puede darse el caso de que el asalto, que es el más poderoso en el combate, esté bajo de salud y no disponga de su escudo, haciéndolo muy vulnerable al enemigo por la proximidad que exige (ya que si bien tiene un rifle que daña a media/larga distancia, si queréis ver sufrir al monstruo deberéis acercaros para usar el rifle de rayo a poca distancia). Ahí es donde entran en juego el médico (el único personaje que puede regenerar la salud de los compañeros) o el apoyo (puede proyectar un escudo sobre sus aliados con el que prevenir el daño que se les fuera a causar).

Pero dejemos un momento a los humanos y centrémonos en la criatura. Nosotros sólo hemos visto un tipo, llamado Goliath, pero la verdad es que daba mucho juego. El jugador que lo controla empieza en el mismo punto que los cazadores, pero unos segundos antes (medio minuto aproximadamente). Una vez empieza a jugar, deberá intentar evolucionar cazando animales salvajes y alimentándose con ellos (con ello va llenando segmentos de una barra que es la que indica cuándo podemos subir de nivel). Pero mientras lo hace, los otros jugadores intentarán darle caza. Y más les vale hacerlo rápido, porque como dejen al monstruo evolucionar (tiene 3 formas, contando la primera) al máximo, lo van a tener complicado. ¿Se puede derrotar a la bestia en nivel 3? Sí, nosotros lo hemos conseguido. Pero cuesta lo suyo, ya que dispone de 4 habilidades (inicialmente cuenta con 2) y tanto su ataque como su agilidad se ven potenciados.

Evolve

Vaya, que podríamos decir que en nivel 1, el monstruo tiene las de perder, mientras que en nivel 2 la cosa está bastante nivelada y en nivel 3 la balanza se decanta hacia el monstruo. Ojo, como ya he dicho, no es imposible que gane cualquiera de los dos bandos independientemente del nivel de la bestia, puesto que un buen equipo (con algo de suerte, por qué no decirlo) con una estrategia puede llegar a derrotarle. Pero cuesta lo suyo.

¿Por qué os cuento todo esto, si se trata de unas impresiones y no de un análisis al uso? Pues porque os hagáis una idea de lo importante que es coordinarse y trabajar como equipo para cazar al monstruo antes de que él haga lo propio con nosotros, algo que marca (y mucho) el desarrollo de las partidas.

Otro detalle muy interesante es el hecho de que los humanos deben cazar al monstruo pero, inicialmente, no se tiene la certeza de dónde está. Para localizarlo, deberemos valernos de las pistas que va soltando sin querer (puede ahuyentar una bandada de pájaros, lo cual delata su posición. O si va caminando irá dejando un rastro que se puede seguir), o podemos descubrirle con otros métodos (desde el siempre efectivo método de dividir el equipo para rastrear a la criatura hasta la utilización de unos marcadores con sonido que planta el trampero, y que cuando el monstruo entra en su radio de acción se disparan y desvelan la localización del enemigo).

Evolve

Pero bueno, no nos alarguemos mucho más que esto son sólo unas impresiones y ya va siendo hora de terminar.
Pese a alguno de los pequeños fallos técnicos que sufrimos (nada grave, y menos teniendo en cuenta que se trataba de una versión de una fase temprana del desarrollo), las sensaciones son muy positivas gracias al componente táctico y de cooperación del bando humano, porque como el equipo no se coordine y se ponga a corretear como pollos sin cabeza el monstruo lo tendrá muy fácil para eliminarlos. Y si cae uno, es muy posible que acaben cayendo todos. Ojo, se puede sobrevivir, e incluso hay respawn, pero eso de que pueda llegar a tardar 2 minutos pone en un serio aprieto al resto de compañeros y a la misión en sí. Y ya no os digo si el que cae es, además, el médico…

Pero claro, si lo que os gusta es ir a lo vuestro, el monstruo es una elección muy acertada porque no ha de rendir cuentas a nadie, sólo debe intentar cumplir su objetivo. Y la verdad es que también se deja disfrutar mucho éste papel porque ofrece una visión distinta de la acción debido a que empezaremos con ciertas limitaciones pero poco a poco nos haremos más poderosos… si nos dejan.

Habrá que ver cómo avanza el desarrollo y qué novedades se incluyen (porque sabemos que habrá más mapas de diferente tipo y nuevas clases de monstruos y humanos, cada uno con sus habilidades propias), pero por el momento éste Evolve se muestra muy prometedor. Y eso que debo confesar que, en un principio, la idea de un equipo contra un jugador no la veía muy clara…

Anotad pues su lanzamiento en vuestros calendarios, porque se avecina algo muy grande (chistaco, ¿eh?) puesto que se le prevé para otoño de este mismo año, tanto para consolas de nueva generación (para los despistados: Xbox One y PlayStation 4) y PC.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *