Impresiones del videojuego de La Voz. La música salta del televisor a nuestra Wii

La-Voz

En la Madrid Games Week también hubo hueco para simplemente reírnos de nosotros mismos, y no sólo usando Kinect, sino también cantando gracias a La Voz, la adaptación para Wii del popular concurso de televisión que está arrasando por todo el mundo. Como podéis ver, para jugar serán necesarios unos micrófonos, y es que aquí toca dejar las cuerdas vocales para demostrar que somos los mejores cantantes de entre nuestros amigos… o al menos, los que menos miedo tienen al ridículo.

Al igual que vemos en televisión, habrá un modo para emular todo lo que pasa en el concurso: las fases clasificatorias, la decisión de los jurados para ver en qué equipo entramos y, cómo no, las batallas. Si queremos una partida rápida también lo podremos hacer, y ese es claramente el modo ideal para echarse unas risas en la feria.

Al seleccionar tema, vi que había más de 30 canciones, casi todas españolas y apenas un par en inglés, por lo que el idioma no va a ser un inconveniente. Al empezar la canción, tuve un “déjà vu” tremendo a las tardes de risas que me eché gracias al SingStar en Playstation 2, ya que funciona exactamente igual.

Por tanto, con el videoclip de fondo y la altura de cada nota en mitad de la pantalla, deberemos ir cantando al tono que nos van indicando para anotar unos puntos. Por suerte, no hace falta ser unos cantantes profesionales, ya que incluso alguien nefasto cantando  como un servidor (no llovió en Madrid por poco) se puede relajar y cantar como si se sintiera una estrella. Eso sí, es una lástima la resolución tan baja de los videoclips, ya que no quedan demasiado bien.

El juego está a la venta desde el pasado 8 de noviembre en dos ediciones: una con y otra sin micrófonos. Sin duda, se trata de un título pensado para los seguidores del programa o los usuarios de Wii que echen de menos más juegos como SingStar, ya que para dar el cante, es un título ideal.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *