Impresiones de Deadfall Adventures. El estilo Uncharted también funciona en 1ª persona

deadfall_adventures_2013-1280x720 (1)

Uncharted ha calado muy hondo en esta generación, por lo que no es de extrañar la existencia de Deadfall Adventures, una aventura en primera persona que nos pone en la piel de un aventurero que resuelve puzzles, acaba con sus enemigos a base de disparos y tiene un cuaderno con muchas de las soluciones de los rompecabezas a los que hace frente. ¿A que no os suena de nada? La principal diferencia es que ahora lo viviremos todo en 1ª persona, lo que le da una nueva perspectiva a esta temática de cazatesoros.

En la versión final, que estaba disponible para la Madrid Games Week, probé el principio de la aventura. El protagonista está en el Sahara con una compañera, que le ha pedido ayuda para encontrar un gran tesoro. Pero hay varias personas indeseables que intentan alcanzar tal preciado objeto, por lo que habrá que dejar claro que será para nosotros.

Deadfall-Adventures-MONSTER

Para acabar con los enemigos, podemos usar los dos revólveres del protagonista, que tienen munición infinita y nos servirá como arma básica. Al acabar con unos cuantos enemigos, podremos usar sus armas, que claramente, son más poderosas, pero tienen menos munición. El desarrollo de este nivel intercala varios de estos tiroteos con elementos más aventureros, como esquivar trampas mortales (me gustó mucho la zona en la que sólo podíamos pisar unas baldosas en concreto para no activar los dardos) o resolver sencillos rompecabezas, en los que mover varios objetos o dirigir rayos de luz con los espejos de la sala.

La parte final que pude probar era la más interesante, ya que además de los puzzles y los tiroteos normales, había momias, a las cuales había que debilitar con la linterna, y una vez estuvieran débiles, llenarlas de plomo. Es una mecánica similar a la vista en Alan Wake, lo que mezclado con los tiroteos corrientes, era muy bastante emocionante.

deadfall-adventures-pc-xbox-360-screenshots-art-2

La jugabilidad no es que fuera la bomba o estaba a la altura de los grandes FPS, pero la ambientación al más puro estilo Indiana Jones (con nazis incluidos al estar en los años 40) me gustó bastante, igual que la inclusión de trampas, algo que en muchos títulos de aventuras se han olvidado bastante.

Los gráficos tampoco son para echar cohetes, con un buen uso del Unreal Engine 3 y poco más, ya que hay bastantes dientes de sierra (en su versión de Xbox 360). Aun así, el diseño es 100% aventurero, con cocodrilos, trampas y tumbas antiguas en todo su esplendor.

Así que, aunque no parezca que estemos ante un juegazo, tiene pinta de que al menos será entretenido para los que nos gustan este tipo de aventuras, por lo que el 25 de noviembre podremos volver a sentirnos como unos Indiana Jones tanto en Xbox 360 como en PC.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *