Probamos The Legend of Zelda: A Link Between Worlds, el “nuevo” juego de Link

The-Legend-of-Zelda-A-Link-Between-Worlds

The Legend of Zelda: A Link Between Worlds es el primer Zelda que Nintendo lanzará en exclusive para Nintendo 3DS. Bueno, mejor dicho, es el primer Zelda nuevo, porque la consola ya recibió el remake de The Legend of Zelda: Ocarina of Time (original de Nintendo 64). Aunque bueno, siendo estrictos, pese a tratarse de un título nuevo, este A Link Between Worlds tiene un aire muy familiar, debido a que se trata de una secuela del mítico The Legend of Zelda: A Link to the Past, ésa obra maestra aparecida en SNES hace ya más de 20 años.

Aprovechando que pude darle un poco a la demo que Nintendo puso en el Salón del Manga de Barcelona. Y, amigos míos, qué emoción sentí al ponerme a los mandos. Absolutamente todo a nivel visual era una puesta a punto de lo que ya vimos en mi entrega favorita de la saga, lo cual es una señal de por dónde irán los tiros.

zelda_between_worlds

Pero tranquilos, porque no es un calco idéntico de lo que ya vimos años atrás, sino que se trata de una aventura en el mismo universo (aunque hay algunos detalles diferentes, todo sea dicho). Por tanto, como ya he dicho, es innegable tener una sensación de déjà vu, aunque bastante agradable, eso sí.

Decir que la demo a la que tuve acceso proponía dos modos diferentes: el modo mapa (que es el que elegí) y el modo mazmorra (que, aunque no lo probé, lo vi por encima y creo que se trata de la mazmorra que Nintendo ya ha utilizado varias veces para mostrar el juego).

En el modo mapa, destacar que al empezar se nos llevaba hasta la tienda del juego en la que por el módico precio de 50 rupias podíamos alquilar cualquier objeto de los allí disponibles (el arco con flechas, el boomerang, el cetro de hielo, etc.) y podíamos explorar una zona del mapa del juego. Además, se nos marcaban dos objetivos: uno en la montaña y otro en el cementerio.

Para poder agilizar la cola que se empezó a formar detrás de mí, sólo me dediqué a explorar la pequeña mazmorra del cementerio, en la que encontrábamos una lámpara con la que resolver unos sencillos puzles: encender antorchas para abrir mecanismos de las puertas o para alumbrar el camino hasta una llave con la que seguir explorando. Y todo para conseguir un buen puñado de rupias y una pieza de corazón (que, por cierto, yo no cogí porque no llevaba el equipo necesario. O eso creo, vaya, porque como podéis imaginar no estuve demasiado tiempo para no molestar mucho a los demás visitantes…).

The-Legend-of-Zelda-A-Link-Between-Worlds-Gameplay

Lo que sí pude ver es que, en general, se trataba de una demo bastante sencilla porque teníamos muchos más corazones de los que nos podían quitar en una mazmorra tan sencilla (no se qué tal sería la de la montaña, eso sí) y el hecho de poder conseguir el equipo que queramos sin tener que enfrentarnos antes a las pertinentes mazmorras lo hace parecer muy fácil. Esperemos que se ajuste un poco la dificultad en la versión final, porque si no los jugadores tradicionales pueden estar ante la entrega más facilona de la saga.

Pero bueno, que ojalá todos los fallos que tenga sean de este estilo, porque entones estaremos ante un gran juego. Pronto podremos descubrir las bondades de éste The Legend of Zelda: A Link Between Worlds, ya que su lanzamiento está previsto para el día 22 de noviembre. Y en exclusiva para Nintendo 3DS. Id cargando las baterías, porque en breves puede haber mucho vicio…

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *