Impresiones de Killer Instinct. La lucha entra por la puerta grande en la nueva generación

Killer_Instinct_BoxArt_Base

Cuando se anunció el modelo de venta de Killer Instinct, la verdad es que me preocupé bastante, pero según se ha ido detallando, anunciado la versión completa y desvelado más personajes, el juego cada vez me ha ido gustando más. Pero lo que faltaba era probarlo personalmente, y tras hacerlo, las impresiones que me ha dejado son muy positivas.

Los juegos originales no los he llegado a probar nunca, con que esta era mi primera toma de contacto con la franquicia, y casi más importante, con un juego de lucha para la nueva generación. A simple vista, parece que sólo se han mejorado ligeramente las texturas, pero al ver las batallas en movimiento, ves lo mucho que beneficia la next-gen al género.

En esta demo, había cuatro personajes seleccionables: el guerrero Jago, el hombre-lobo Sabrewulf, el indio Chief Thunder, y el personaje de hielo Glacius. De todos ellos, el más espectacular en lo visual era este último, ya que los efectos de partículas de cada uno de sus ataques eran alucinantes.

Killer_InsticntXboxWire_Thunder_4

Cada uno de ellos tenía unos movimientos y estilos muy particulares, por lo que según los fui probando, lo mejor que podía hacer era machacar botones para intentar hacer algún combo (no es que sea muy bueno en el género), para ver cómo Chief Thunder logra usar sus tomahawks y el poder del trueno para hacer trizas a su oponente, mientras que Glacius crea estructuras o deforma su cuerpo para hacer mucho daño.

Si logramos encadenar muchos ataques, veremos cómo aparece el indicador de combo en pantalla, para, según el número de golpes enlazados, escuchar una clasificación. Intentar lograr el mayor combo y hacer mucho daño es obviamente la clave del combate, y algo positivo es que, al igual que en Injustice: Gods Among Us, no hay rondas, sino que el objetivo es vaciar las dos barras de vida del oponente. Otro aspecto que guardan en común es cómo el escenario se va modificando por lo que vayamos haciendo, y es que cuanto más fuertes sean nuestros ataques, más veremos cómo se mueve una campana, se rompe una estructura de madera y cosas por el estilo. Esto hace que las peleas sean muy dinámicas tanto en el fondo como en la batalla en sí misma, lo que las convierte en todo un placer para la vista.

Killer_Instinct_jago_vs_sabrewulf_09

El nuevo mando de Xbox One le sienta genial al género, sobre todo gracias a su genial cruceta y perfectos gatillos. El problema está en el LB y RB, que por su nueva forma, cuesta algo más pulsarlos, y para enlazar combos de forma rápida, es algo complicado si hay que usarlos. Espero que sea cuestión de acostumbrarse, ya que es una impresión del mando que no se me está yendo a pesar de pasar más y más horas con la consola.

Aun así, con algo de práctica, se puede empezar a usar perfectamente los ataques especiales (hay una barra para ello), que como os podéis imaginar, hacen mucho más daño y son muy espectaculares. Todas sus mecánicas jugables hacen que sea un título que realmente pide comprarse dos mandos, ya que pelearse contra un amigo en el salón de casa es algo muy divertido. Y si no, el online seguro que nos dará retos a la altura.

Killer_Instinct1376999185-xboxwire-thunder-7

En definitiva, es una delicia que en el lanzamiento de Xbox One nos podamos encontrar al género de la lucha representado tan bien gracias a este Killer Instinct, que a falta de probar el resto de personajes y descubrir todos sus modos, apunta maneras a convertirse en diversión asegurada tanto en sus modos offline como en el online.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *