Pasamos al Nivel 4 con la presentación en Madrid de Playstation 4

IMG_0809

Esta mañana, Playstation 4 ha llegado a Madrid. Y aunque todavía faltan algo menos de dos meses para que llegue el 29 de noviembre y nos la podamos llevar a casa, Sony quiere promocionar a lo grande su nueva consola, y no hay mejor manera que dejarnos probarla una vez más, tras disfrutarla mucho durante la Gamescom. En eso se trata el evento “Level 4”, ya que se trata de subir un nuevo nivel de calidad en esto de los videojuegos.

Antes de empezar a jugar, nada mejor que un vídeo para repasar varios de los puntos clave de PS4. Los más destacados son el nuevo mando Dualshock 4, la posibilidad de jugar a los títulos que se están descargando, mejores y mayores opciones sociales, una gran interacción con PS Vita, tablets y móviles, y cómo no, una gran librería de juegos, que pasará de 33 títulos el día de lanzamiento a más de 100 en los próximos meses, ya que hay 140 juegos actualmente en desarrollo.

A la hora de probar los juegos, íbamos pasando por diferentes habitaciones unos pocos (pero que muy pocos) minutos, para que así todos los asistentes pudiéramos probar los juegos sin aglomeraciones. Y aquí fue cuando la expresión “mi gozo en un pozo” mejor se puede aplicar, ya que todas las demos eran exactamente las mismas que probé en la Gamescom.

IMG_0806

Estas demos eran las de Assassin’s Creed IV: Black Flag, Knack, DRIVECLUB y Hohokum. Si pincháis sobre cada juego, iréis al avance que escribimos en la web en su momento con unas impresiones detalladas, con que saltaré directamente a lo que no puede ver en la feria alemana.

Empezando por lo bueno está Playroom, que me ha sorprendido muchísimo. Cuando se anunció, pensé que sería una tontería, y aunque en esencia sí que lo es, es muy divertido, y lo mejor de todo, funciona. Es genial ver cómo se integran el Dualshock 4 con la nueva cámara de Playstation, además de ésta con lo que está grabando. Y es que el sacar a pequeños robots del mando para que los podamos acariciar, empujar o pisotear resulta más divertido de lo que pensaba. Lo mismo que aporrear a un robot volador, que luego atacará para dejar nuestro pelo en llamas o la cara en un trozo de hielo. Incluso, si metemos a los robots dentro del mando, si tapamos la luz del Dualshock 4, también se apagará para ellos. En este sentido, me ha recordado mucho a Kinect Party, usando la Realidad Aumentada de formas sencillas, pero que logran resultados muy divertidos.

Además de hacer el tonto con los robots, podremos participar en varios minijuegos para varios jugadores. El que estaba disponible era para dos personas, y básicamente es como el air hockey. Para mover nuestra paleta, usaremos el panel táctil, y si queremos mover la pista (que se proyecta como una especie de tira que sale desde cada mando) para fastidiar el rival, no tenemos más que mover el mando. De nuevo, es un minijuego sencillo, pero teniendo en cuenta que Playroom será gratuito y que tendrá nuevos DLCs también gratis, es una gran forma de empezar a usar la cámara de Playstation 4 si es que os hacéis con ella.

The-PlayRoom-13_06-4

Tras lo bueno, toca lo malo, y desgraciadamente, es donde se ha quedado Watch Dogs. ¿Recordáis cómo nos metieron el hype en el cuerpo en el E3 del año pasado? Pues me lo han aplastado en apenas 6 minutos de demo. Al contrario que los demás juegos del evento, éste no se podía probar, sino que sólo podíamos ver a alguien jugando. Todo empieza con Aiden yendo a comprar armas, donde hay muchas opciones donde elegir. De fondo, vemos la televisión, y si hubiéramos salido en ella, el recepcionista u otro cliente podrían avisar a la policía o no dependiendo de nuestras acciones en el juego. Pero todo esto es en teoría, con que sigamos.

Nuestro objetivo es llegar a un punto de Chicago para reunirnos con el amigo de Aiden, Jordi. Por el camino, nos muestran cómo funciona lo de hackear: apuntar a algo electrónico, y pulsar el botón cuadrado. Para las cosas “simples” como mover un puente o ver a través de una cámara no habrá problemas, pero para cosas más serias (en plan cambiar las luces de los semáforos o romper una tubería de vapor para crear una cortina de humo), tendremos que gastar batería. Esta batería se irá recargando con el tiempo, con que tampoco pasa demasiado.

Finalmente llegamos, y nos dice que nuestro objetivo es meternos en el aserradero que hay al otro lado del río para interrogar a un enemigo. Pero claro, todo está muy protegido, con que él nos dará cobertura con un rifle de francotirador mientras vamos con sigilo o a saco, como elijamos. Como os podéis imaginar, eligió ir con sigilo, distrayendo a los enemigos con pequeñas granadas que producen un leve sonido, o levantando carretillas elevadoras desde lejos gracias al móvil. Todo para que nuestro aliado vaya acabando uno por uno con los enemigos desde lejos.

e3-2013-watch-dogs-03

Al llegar al objetivo, somos descubiertos y nos toca huir. Para que no nos liquiden, nada mejor que dejar toda la ciudad a oscuras, uno de los hackeos especiales a los que podemos acceder. Así Aiden puede esquivar a los guardas y escapar sin un rasguño, finalizando así la demo.

Con esto que os he contado, parece que las promesas se han cumplido: muchos objetos para hackear y desarrollo completamente sandbox. Sin embargo, al ver el juego en movimiento, todo parecía fallar para mí. Lo primero que llama la atención son los gráficos. No sé de dónde se estarán sacando los vídeos gameplay que están mostrando, pero la demo lucía muy pobre, con dientes de sierra por todos lados, una ciudad poco viva y un efecto de humo que era para echarse a llorar. El que se salvaba más era Aiden, pero aun así se notaba un considerable bajón respecto a los vídeos liberados.

Puede que sea porque estemos ante una versión a la que le falta mucho por pulir, pero vamos, sería demasiado por pulir, ya que las deficencias gráficas eran mucho más que simples detallitos. Pero bueno, los gráficos no son lo más importante en un juego, sino su jugabilidad, y ahí también me trillaba el juego, porque no parecía que estuviera ante una nueva franquicia, sino más parecía que estaba ante un Assassin’s Creed ambientado en la época actual, cambiando los caballos por los coches, y las clásicas cuchillas ocultas por un móvil. Para que os hagáis una idea de las similitudes, la IA era tan mala como en la franquicia de los Asesinos, y su ilógico tiempo de espera para reaccionar también está presente. Vale que inspirarse en Assassin’s Creed no es algo necesariamente malo y que todavía queda mucho por ver y probar, pero es que me ha decepcionado tanto, que no puedo quitarme de la cabeza sus numerosos fallos.

WatchDogs_Vigilante-Wards-Gang

Haciendo un balance general del evento, está bien que poco a poco se vayan trayendo más juegos de Playstation 4 para probar en España, pero lo que realmente hace falta es que la gente empiece a probar Killzone: Shadow Fall, que es con el que todos nos hemos quedado con las ganas de probar. Eso por no mencionar InFamous: Second Son, quedando ambos relegados a mostrar sólo su tráiler en unos televisores.

Pero deseos de probar más juegos aparte, de momento Playstation 4 me tiene muy ganado, gracias a unos juegos que, si bien en los exclusivos faltan auténticos bombazos, resultan divertidos y variados. Eso por no mencionar las funcionalidades de la consola y su gran mando. Así que toca amasar toda la paciencia que podamos, ya que hasta el 29 de noviembre todavía falta bastante. Al menos, unas semanas antes, podremos tener otra toma de contacto con la nueva generación en la Madrid Games Week, con que se nos avecinan unos meses muy de next-gen, y no podíamos estar más encantados por ello.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *