Impresiones de Batman: Arkham Origins

batman_arkham_origins_video_game-wide

Lo que Rocksteady ha conseguido esta generación con el Hombre Murciélago es espectacular, ya que han cambiado la percepción que teníamos de que los juegos de superhéroes eran solo para los fans más acérrimos del personaje en cuestión, algo que se aplica básicamente a cualquier título basado en una gran licencia. Por eso, cuando se anunció Batman: Arkham Origins no podía estar más contento. Sin embargo, al no estar desarrollado por Rocksteady las preocupaciones eran normales, pero tras poder ver y probar el juego durante esta Gamescom, estos pensamientos negativos que tenía en la cabeza han desaparecido de un plumazo.

La demo que nos mostraron los desarrolladores se situaba en un punto avanzado en el juego. Como ya sabréis, la historia nos cuenta cómo, tras un tiempo en el que Batman, todavía algo novato, ha hecho mucho daño al crimen organizado, han puesto una recompensa sobre su cabeza por Máscara Negra, y 8 asesinos mortíferos de todo el Universo DC están dispuestos a cobrar la recompensa por su muerte. El asesino de esta porción del juego es Firefly, que en lugar de intentar ir a por Batman él mismo, ha preferido atraerle al punte de Gotham, que une las dos islas del gran mundo abierto que tendremos para explorar. Tras volar una buena parte por los aires y amenazar con hacer detonar más bombas, nuestro intrépido héroe va a luchar contra este temible pirómano al mismo tiempo que evita que los policías de Gotham (que todavía no se llevan muy bien con él) vayan al puente y Firefly haga detonar las bombas.

BatmanArkhamO_Gamescom_FireflyFlamethrower

Para llegar al encuentro con el supervillano, antes hay que superar varias zonas llenas de soldados enemigos, siendo dos de ellas de combate y otra de sigilo. En el combate nos encontramos con un arma de lo más útil: los guantes eléctricos. Gracias a ellos podremos electrocutar a los enemigos y hacer más daño, siempre y cuando estén cargados, claro. Un gran ejemplo de su utilidad está a la hora de enfrentarnos con los enemigos con las porras eléctricas, ya que las podemos usar para cargar automáticamente los guantes y empezar a usarlos.

También los tendremos que usar para activar diferentes mecanismos en las zonas de exploración, y es que para avanzar por el puente, dado su estado, había que reactivar varias máquinas si el Caballero Oscuro quería continuar con su aventura. Para el sigilo, el nuevo artilugio ideal será la garra automática, con la que agarrar un extintor a un enemigo, para que así explote encima de él y nuble su vista, dándonos la oportunidad perfecta para acabar con él sin que nos detecte. Otro uso muy útil está en el crear una pasarela encima de un pasillo por la que cruzan los enemigos, para así hacer muy sencillos los derribos silenciosos.

Tras estas geniales zonas de sigilo, exploración y combate por fin toca enfrentarse a Firefly, pero desgraciadamente, cortan la partida al completarse la espectacular cinemática, no sin antes dejarnos con los dientes largos diciendo que es un combate realmente épico.

BatmanArkhamO_Gamescom_ShockGloves

Algo que me encantó de esta demo es que han mantenido a la perfección el tomo que había empleado Rocksteady, y porque sabemos de ante mano el cambio de desarrollador, que de lo contrario, sería difícil notarlo. Además, el sistema de puntuación según nuestra actuación para así conseguir más o menos puntos de experiencia nos motivará a hacerlo lo mejor que podamos, porque todos los gadgets que lleva el señor Wayne seguro que no son nada baratos.

A pesar de que no pude probar el modo historia, sí que pude catar algo casi mejor: un desafío en el que controlamos a Deathstroke. Desgraciadamente, se trata de uno de lo extras por la reserva del juego, pero menudo regalo se van a llevar los que lo reserven. El objetivo del desafío era matar a todos los enemigos posibles para obtener la mayor puntuación. La trampa está en que ellos son 100 y tú solo uno. Pero esto es pan comido para un mercenario como Deathstroke, que usa su vara y armas de fuego para acabar con todo lo que se mueva. En ese sentido, se me ha hecho raro que no emplee su espada, pero igual sería demasiado gore y no tan atractivo como usar los puños.

Sea como sea, los movimientos de Deathstroke son alucinantes, más bestias que los de Batman, y sus contraataques a dos enemigos simultáneos son espectaculares. El desafío es bastante complicado, ya que aunque al principio los enemigos son pandilleros con alguna tubería como arma, luego aparecen los que llevan armaduras, escudos, cuchillos, porras y hasta ninjas. Ahí me quedé hacia el enemigo 40, porque el tiempo de la presentación había terminado y le tocaba el turno al siguiente grupo.

BatmanArkhamO_Gamescom_Deathstroke100to1

Esta primera toma de contacto en persona con Batman: Arkham Origins no podía ser mejor, ya que el juego realmente tiene la misma esencia de los anteriores, las pequeñas mejoras pintan muy bien, y tengo que admitirlo, con lo fan que soy del personaje, otro videojuego nunca viene mal. Así que teníais alguna preocupación en torno a esta entrega ya la podéis ir echando de vuestra cabeza, ya que esta precuela va a volver arrasar en el género de la acción y los superhéroes en cuanto salga a la venta el próximo 25 de octubre.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *