Impresiones de Need for Speed Rivals

need-for-speed-rivals-1374071782460_1920x1080

Con Need for Speed, ha pasado algo bastante preocupante estos últimos años, y es que tras una entrega alucinante, nos llegaba otra tremendamente decepcionante. El año pasado disfrutamos de Most Wanted, por lo que si esta triste tradición se mantuviera, Need for Speed Rivals tendría que ser malo. Por suerte, la demo de la Gamescom da buenas muestras de que eso no va a pasar, ya que el equipo de desarrollo de Ghost se ha puesto las pilas para que sigamos necesitando una buena dosis de velocidad arcade como sólo la saga puede brindarnos.

La demo que había era en su versión de Playstation 4 (bueno, un PC modificado, ya que al colgarse te mandaba de vuelta a Origin), y dependiendo de la consola que cogieras, eras un policía o un corredor. Sin importar en qué bando estuviéramos, disfrutábamos de unos cochazos que ya nos gustaría tener en la vida real. Mi primera toma de contacto fue dentro de los límites de la ley, y el objetivo de la demo es bien claro: acabar con todos los corredores que podamos. Para ello tenemos a disposición el nitro para darnos un buen impulso y que las embestidas hagan más daño, EMP para paralizar momentáneamente al corredor o las bandas de clavos por si nos ponemos por delante de él.

47 Need for Speed Rivals

Algo que me gustó mucho es que, en mitad de la partida, había varios objetivos a cumplir que no tenían nada que ver con el número de corredores a detener. Algunos de estos retos consistían en usar un arma determinada o hacer un derrape de tantos metros. Esto forma parte del sistema de evolución que se mencionó en la conferencia de Electronic Arts, y por el cual iremos desbloqueando más coches y obteniendo dinero al cumplir estos desafíos, que serán cada vez más complicados.

Si saltábamos a huir de la policía, pilotábamos un espectacular Ferrari, y había un par de pruebas a nuestra disposición para demostrar que somos los más rápidos y que la policía no nos puede detener. Al igual que los polis, hay unos objetivos a cumplir, aquí siendo claramente más ilegales. También se mantienen los radares de velocidad, para volver a picarnos con nuestros amigos como ya lo hicimos en Most Wanted.

Gráficamente, el juego es espectacular, ya que en la demo estaba lloviendo, y se podían ver las gotas de agua cayendo mientras íbamos a toda pastilla sin ningún tipo de ralentización o cosas similares.

c2rMzF5Onf2 Need for Speed Rivals

Todo esto con completa libertad para movernos por las carreteras que estaban disponibles en la demo. Así que la diversión estaba más que garantizada, al igual que la tensión, ya que esta vez habrá una barra de vida para que, al acabarse, tengamos que volver al refugio más cercano a no ser que pasemos por un taller antes de que acaben con nosotros.

A pesar de lo interesante de los objetivos y el volver a controlar a la policía, hay una cosa muy clara: parece que estamos ante un Most Wanted 1.5 que un juego completamente nuevo, o al menos me dio esa sensación. Esto no es nada malo, ya que seguir los pasos de un juego tan bueno es siempre buena señal, pero si esperabais un cambio bestial a lo mejor os lleváis una decepción.

Pero oye, para los amantes de los juegos de velocidad arcade como un servidor, esta entrega va a ser espectacular, ya que su paso a la nueva generación le está sentando genial, y más velocidad, accidentes y persecuciones de las buenas nunca están de más.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *