Primeras impresiones de los mandos de Playstation 4 y Xbox One

    IMG_0503

    Una de las grandes incógnitas de las nuevas consolas siempre es su mando. Es algo fundamental, ya que al fin y al cabo, es con lo que vamos a estar jugando durante los próximos años en prácticamente todos los juegos. En este aspecto, Xbox OnePlaystation 4 han tomado estrategias totalmente diferentes. Por un lado, los de Sony han ofrecido un diseño con raíces clásicas, pero radicalmente diferente al DualShock 3, que admitámoslo, no es el mejor controlador del mundo. Sin embargo, Microsoft lo tenía fácil, ya que el mando de 360 es casi perfecto.

    Pues bien, gracias a varios de los juego que he ido probando hoy en la Gamescom, ya he podido probar ambos mandos, aunque bastante más el de PS4 que el de Xbox One, aunque eso bien se puede arreglar en estos días.

    Sin embargo, la primera impresión ya me la han dejado ambos mandos, y para mi sorpresa, el DualShock 4 me ha parecido el superior. La ergonomía del mando hace que se adapte perfectamente a las manos, y tanto los gatillos como el L1 y R1 tienen una localización fantástica. La cruceta y los botones de acción están menos levantados, lo que hace que sea más cómodo y rápido pulsarlos. Los sticks también tienen una forma muy buena, ya que su elevación en la parte externa hace que el pulgar esté como “Pedro por su casa”. Eso por no mencionar el fácil uso del panel táctil. Todo esto en géneros diferentes como la velocidad con Need for Speed: Rivals, shooters con Battlefield 4Warframe, y plataformas con Skylanders: SWAP Force.

    Battlefield 4

    El mando de Xbox One, en teoría, mejora la casi perfección del de 360, y a primera vista, así lo parece. La cruceta ahora es magnífica, y está al mismo nivel que los botones de acción. Los gatillos son todavía mejores, con una zona hundida para dejar el dedo de forma cómoda y pulsar el gatillo más fácil que nunca. El problema me lo he encontrado con los sticks: me han parecido bastante pequeños. También tienen forma de seta y se levantan de forma muy ligera en los extremos, pero el pulgar sencillamente no me cabía del todo, y me resultaba algo incómodo jugar a Call of Duty: Ghosts. Otro aspecto que no me ha convecido demasiado es el LB y RB, ya que no son botones de pequeño tamaño, sino que están pegados al gatillo y van desde el extremo del mando hasta el centro, lo que me resultaba algo raro al pulsarlo.

    Sé que sólo lo he probado con un juego y me tengo que acostumbrar, pero con el mando de 360 no necesité acostumbrarme, ya que desde el primer momento me pareció una maravilla. Lo mismo se puede decir del Dualshock 4, que ha sido cogerlo y sentirme como en casa. Por lo que entre las dos consolas, me quedo con el mando de Playstation 4, con necesidad de todavía habituarme un poco más al de Xbox One con el resto de juegos que hay en la feria.

    Comentarios

    1. La verdad es que el nuevo mando de PS4 tiene una pinta estupenda, aunque también para mi lo tiene el de Xbox One. Sea como fuere, estoy deseando poder echarle el guante a ambos 🙂

    2. Desgraciadamente la posición de los joysticks no es ergonómica, eso de tener que bajar los pulgares no mola, tengo que probar el nuevo mando a ver que tal ahora pero sigo pensando que subir los joysticks es lo mejor, tus pulgares descansan cómodamente en el mando.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *