Microsoft detalla los requerimientos de conexión, la segunda mano y la privacidad de Xbox One

Se acabaron los rumores, y por fin ya son oficiales todos los detalles de Xbox One en lo referente a los temas que más polémica han levantado de la consola. Empezando por la conexión online necesaria, se cumple lo que se había dicho de manera no oficial: habrá que estar conectado a internet una vez cada 24 horas para realizar comprobaciones del sistema. Si no se cumple este requisito, la consola no podrá leer ningún tipo de juego, y sólo servirá como reproductor de Blu-Ray, DVDs y televisión. Pero eh, que para no poner complicaciones han incluido una segunda antena WiFi para que Xbox One reciba mejor señal que la actual Xbox 360.

En el tema de la segunda mano no se terminan las malas noticias. Sí, se podrán vender los juegos usados, pero en tiendas específicas, donde podrán avisar de que el juego se ha vendido, para que al conectarse nuestra consola a internet se desinstale de nuestro perfil y no podamos seguir accediendo al título. Por otro lado, los demás usuarios registrados de la consola (hasta un máximo de 10 personas) también podrán acceder a nuestros juegos, que una vez introducidos en la consola, se instalarán y se podrá acceder a ellos desde la nube. Pero claro, si queremos dejarle un título a un amigo empiezan los problemas: sólo podremos dejar un juego una vez a un amigo que esté en nuestra lista de contactos por un mínimo de 30 días. Así que se terminó eso de comprar juegos a pachas e ir prestándolo entre un grupo de amigos. Al menos, en el tema de la privacidad han hecho las cosas bien, ya que tendremos pleno control para desconectar Kinect y que no reconozca audio ni cosas por el estilo si así lo deseamos. Pero por lo demás, personalmente no me está convenciendo nada la consola por las numerosas restricciones que se están imponiendo.

Entradas relacionadas:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *