Microsoft demuestra con Xbox One cómo presentar un centro multimedia, pero no una consola

Ayer Microsoft anunció su próxima consola de nueva generación, cuyo nombre nos pilló a todos por sorpresa por todos los rumores que había habido, siendo finalmente Xbox One. En un primer momento, parecía que la conferencia iba con buen pie, ya que mostraron la consola (que por cierto, hay que ver su enorme tamaño), el mando y el nuevo y muy mejorado Kinect, que vendrá de serie con cada consola porque siempre tendrá que estar enchufado o Xbox One no funcionará.

Sin embargo, pronto se acabó lo bueno, y empezó el desfile de usos multimedia que podremos dar a la consola. Y vale, está muy bien que la consola nos sirva para muchas cosas, y es que es algo que ya hemos comprobado con PS3 y Xbox 360, además de que Microsoft ya había demostrado en los últimos E3 la importancia que le iban a dar a este apartado. Pero claro, esto con una consola ya en sus últimos años como Xbox 360 es perfectamente entendible. En el anuncio de una consola de nueva generación para nada.

Hay vídeos como el siguiente que parodian la conferencia al decir que todo de lo que hablaron fue de cómo podremos usar la consola para ver la televisión, acceder a series de televisión, música, película, deportes y multitarea, pero es que lamentablemente, fue de casi todo de lo que hablaron.

Sí, el poder acceder a las diferentes funciones de la consola con nuestra voz y sólo la nuestra gracias al mejorado Kinect es bastante interesante, al igual que la multitarea dividiendo parte de la pantalla para usar internet y Skype a la vez, por ejemplo. Pero a la hora de la verdad, muchas de las cosas que se mostraron no son tanto para una consola. Por ejemplo, para usar Skype ya tenemos el ordenador, que es donde más lo vamos a usar realmente. Y el ejemplo más claro es el de la televisión, ya que si además de encender la tele hay que encender la Xbox One, lo primero es que se consume más energía, y luego que es innecesario el intermediario de la consola. ¿Que es más guay poder controlarlo todo por la voz como si estuviéramos en una peli de ciencia ficción? Eso no lo voy a negar, pero sigue siendo más directo y económico usar la televisión directamente.

Eso por no mencionar que para esta función se necesitará un aparato que se venderá aparte, y que esto sólo se podrá usar por el momento en EEUU. ¿No han podido pensar en mostrar algo que interese a todos los usuarios de todo el mundo que estábamos viendo la conferencia?

Pero esto es sólo la punta del iceberg de los problemas, ya que aspectos tan importantes como la requerida conexión a internet o qué pasará realmente con los juegos de segunda mano no se explicaron durante la conferencia, sino después de ella, y las diferentes declaraciones que han dado los ejecutivos han causado mucha confusión, para terminar finalmente en “ya revelaremos los planes más adelante”.

El tema de Kinect es otro que dio que hablar, y es que de ser opcional como en Xbox 360 ahora es obligatorio, y no sólo eso, sino que tendrá que estar conectado en todo momento. Esto personalmente no me supone un gran problema (de momento por lo poco que se sabe de este aspecto), ya que la tecnología detrás de este nuevo Kinect es alucinante, y es que poder reconocer al usuario y grabar a 1080p y 30 frames por segundo es bastante espectacular. No sólo eso, sino que también reconocerá nuestro ritmo cardíaco, la velocidad de nuestros movimientos y hasta la rotación de zonas tan “pequeñas” como nuestras muñecas. Como gran defensor de Kinect en 360, ya esto deseando ver qué juegos se lanzarán que usarán este periférico (y más les vale que uno de ellos sea Dance Central 4).

Pero al hablar de los juegos es donde entramos en el principal problema de la conferencia: la falta de títulos y demostraciones. Es cierto que avisaron de que no mostrarían demasiado para guardárselo de cara al E3 de dentro de unas pocas semanas, lo cual es lógico, pero eso no explica que apenas se mostrara algo de los pocos títulos anunciados. Los dos grandes exclusivos fueron Forza MotorSports 5Quantum Break, los cuales tuvieron unos pequeños vídeos y punto. Lo que mostró EA Sports estuvo bien desde el punto de vista teórico de la nueva tecnología Ignite, pero de los juegos como tal no se mostró nada. Y lo de Call of Duty: Ghosts ya fue de chiste, con unos gráficos de supuesta nueva generación que se quedaban cortos en todos los aspectos posibles, además de que a pesar de la supuesta novedad que querían mostrar en el juego, lo visto se ve como otro Call of Duty más de los que ya conocemos y nos estamos cansando.

Si recordáis, Sony tampoco es que anunciara demasiados juegos cuando mostraron PS4 (o bueno, su mando y sus especificaciones), pero al menos hicieron alguna que otra demostración de juegos como Knack y sobre todo de Killzone: Shadow Fall, lo que permitía ver a lo grande lo que nos podíamos esperar de la consola. Si Microsoft hubiera hecho lo mismo no habría supuesto tanta polémica, pero es que mostrar tan poco de lo que se supone es lo más importante de una videoconsola (sus juegos) a favor de tantas funciones multimedia más relacionadas con la televisión y los deportes es realmente decepcionante.

Al menos, en el aspecto del ocio multimedia anunciaron algo tan importante como la serie de Halo, anuncio que une de forma coherente el mundo de los videojuegos tal y como todos lo disfrutamos, con el de la televisión.

En definitiva, Microsoft ha desperdiciado una oportunidad magnífica para quedarse por delante en la guerra de la nueva generación, ya que Sony tampoco es que lo hiciera para tirar cohetes con PS4. Pero de la forma en la que lo han hecho, centrándose de una manera exagerada en los aspectos de ocio multimedia de Xbox One en lugar de explicar mejor sus características o mostrar con más detenimiento alguno de sus juegos, es normal ver por qué estamos todos tan decepcionados. Ahora sólo nos queda esperar al E3 para ver si esta mala sensación inicial se va de un plumazo gracias a un catálogo de lujo y unas características que no nos limiten en el uso de internet y la segunda mano, porque de momento, la consola no me da muy buenas vibraciones.

Y a vosotros, ¿qué os pareció la conferencia para presentar Xbox One?

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Simplemente, una gran decepción… han perdido el rumbo totalmente y se han olvidado de su auténtico target. Es tan sencillo como como leer los feedbacks y las reacciones de la gente a los rumores que circulan por internet…

    PS4 tiene ganada la próxima generación de consolas si hace exactamente lo contrario a Microsoft. Pero yo, personalmente, me quedo con el PC.

    http://www.youtube.com/watch?v=CZB3nmKf2m8

  2. Opino como tú Javier, quizás la conferencia iba enfocada al público norteamericano que disfruta de tv de pago y esas cosas, dejando de lado al target europeo y japonés que han apoyado su anterior consola. Ellos sabrán el camino que toman con sus decisiones.

    Pero ya te digo que seguro que antes de que salga la consola aprenden del feedback que está dejando el personal y algunas cosas no serán tal y como las han anunciado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *