Impresiones de la demo de God of War: Ascension

god-of-war-ascension

Desde esta semana, la demo individual de God of War: Ascension por fin está disponible, para poder probar una parte del juego que no ha recibido demasiada atención desde que se anunció el título: la historia de Kratos. La demo nos permite jugar los primeros 30 minutos de la aventura (que ya se mostraron hace unas semanas), lo que claramente compensa lo mucho que pesa la demo.

El contexto argumental para la situación en la que nos encontramos es bastante breve. Nos explican qué son las furias (las que se encargan de castigar a los que incumplen los tratos con los dioses) y luego nos encontramos con que Kratos ha cometido este error fatal, y por eso está siendo torturado por una furia en una de sus prisiones. Pero cómo no, el Fantasma de Esparta no se deja amedrentar, y no tarda en escapar por la fuerza, iniciando así esta épica demo.

Como se puede comprobar al instante, God of War: Ascension no se aleja casi nada de la fórmula del éxito que nos ha proporcionado tanta diversión desde la primera entrega, y es que si algo funciona, ¿para qué cambiarlo? De esta forma, seguimos usando las Espadas del Caos como arma principal, aunque en la demo no tenemos demasiados movimientos al estar en el nivel más bajo. Por suerte, hacia el final las podemos hacer de subir de nivel con las almas recogidas (el sistema sigue siendo exactamente igual que siempre), lo que nos permite emplear el ya clásico ataque giratorio.

Donde sí hay un pequeño cambio es en el sistema de combate. Ahora, con el círculo podemos dar patadas a los enemigos u otros ataques físicos que no involucran las Espadas del Caos. Si le damos una buena patada a un enemigo que lleva un arma, podremos cogerla y usarla para hacer todavía más daño, lo que sustituye el ataque físico. Será interesante ver cuántas armas diferentes podemos coger a lo largo de la aventura, ya que puede dar lugar a momentos muy interesantes y espectaculares.

Por lo demás, todo se mantiene igual. Peleas brutales, sangre y violentos movimientos finales. Algo que tampoco han cambiado son las geniales peleas contra los jefes finales, ya que además de enfrentarnos a enemigos gigantes, ya en esta demo nos encontramos con un par de momentos en los que el propio escenario no para de moverse, lo que da lugar a combates realmente épicos. Y claro, para terminarlos, nada mejor que un QTE para hacer todo más espectacular si cabe.

Cómo no, todo esto viene acompañado de unos gráficos soberbios que nos trasladan directamente al mundo de la mitología griega, y una banda sonora dispuesta a hacer el juego más memorable si cabe.

Así que resumiendo, sin muchas sorpresas con esta demo. Nos encontramos con más de lo mismo, pero de momento, eso no es algo malo para Kratos o para los millones de seguidores de sus aventuras. Por lo que da gusto ver cómo, a pesar de que del juego han mostrado mucho el multijugador, la aventura de Kratos va a ser como mínimo, igual de espectacular que siempre, lo que hace sin lugar a dudas que aumenten las ganas de que llegue el 13 de marzo para ver a qué más bestias mitológicas destruimos esta vez.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *