Impresiones de Playstation All-Stars: Battle Royale. Las mascotas de Playstation se lían a tortas

El juego que se llevaba toda la atención de los PS Vita Days era Playstation All-Stars: Battle Royale, la respuesta de SonyNintendo y su Super Smash Bros. Lo bueno es que la espera para el juego casi se ha acabado, ya que sale esta misma semana a la venta, y gracias a su beta pública, casi todo el mundo habrá podido probar ya lo bien que funciona el juego.

En la versión de prueba que había en el evento, además de poder ver en directo la perfecta conexión Cross-Play entre Vita y PS3, pudimos luchar en nuevos escenarios y con nuevos personajes. El mapa que más me gustó fue el que mezcla LittleBigPlanet con Buzz, ya que además de ir apareciendo elementos de la nada a través de un menú “poppit”, habrá un momento en el que Buzz nos hará una pregunta, y para responderla, tendremos que quedarnos en la rama del árbol correspondiente a nuestra respuesta. Si acertamos, no nos pasa nada, pero si fallamos, recibiremos un fuerte golpe por parte del escenario que reducirá ligeramente nuestra barra de súper ataque.

Este detalle me encantó, aunque los homenajes constantes del nivel de Jak and DaxterRatchet & Clank, con la música específica de esa fase de cada juego, mezclado luego con elementos de otros títulos es una pasada para los fans de los juegos que aparecen en el título.

En cuanto a los personajes, lo bueno es que son tan variados entre sí en sus combos, que cada uno puede convertirse en un adversario mortal si el que lo controla sabe lo que hace, como pudimos comprobar con Toro, que en principio puede parecer de los personajes más débiles, pero si nos despistamos nos pueden dar una paliza con él.

Jak tiene los mismos movimientos que en sus juegos, por lo que contamos con sus armas de fuego, la patada giratoria o el puñetazo hacia delante, siendo sus ataques especiales algo relacionado con el eco, como transformarse en Jak Oscuro o usar una plataforma de eco. Sly también comparte sus movimientos con sus aventuras individuales, ya sean los ataques en picado, usar su bastón o deslizarse. Sus ataques especiales usando un jet-pack o los binoculares hacen que sea imposible no sonreír tras pasar tantas horas con este mapache ladrón. Con Cole (en su versión buena) tres cuartos de lo mismo, ya que puede golpear con su vara, planear, lanzar rayos o congelar. Big Daddy era realmente poderoso, con ataques algo lentos pero muy devastadores. Y su ataque final en el que llena todo el escenario de agua es un gran punto.

Y estos guiños son lo que hacen espectacular al juego, ya que no solo es en lo visual, sino también en los movimientos, los ataques finales o la música. Vale que luego se arma un caos de mucho cuidado durante las peleas (¿pero no es una marca de la casa de este tipo de juegos?), pero es sencillo ponerse a jugar y se pasa un muy buen rato en el multijugador.

Así que si os gustan este estilo de juegos y sois fans de muchos de los juegos que aparecen en Playstation All-Stars: Battle Royale, tened por seguro que os va a divertir cuando salga a la venta esta misma semana, tanto en PS Vita (la acción se ve igual de bien que en el televisor) como en PS3.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *