Impresiones de WWE 13. Se acerca el mejor pressing catch hasta la fecha

El próximo 3 de noviembre nos tocará volver al ring para revivir la Attitude Era con WWE 13, pero para ir abriendo boca, ya hemos podido probar una versión casi final del juego para empezar a comprobar todas las novedades que nos esperan en esta entrega. Para empezar, “Road to Wrestlemania” ha desaparecido a favor de “Attitude Era”, donde reviviremos 6 historias claves de la época dorada del pressing catch de hace un par de décadas.

La única historia que estaba disponible para probar era la de Generación DX, el tag team formado por Shawn Michaels y Triple H. Tras un vídeo introductorio con fragmentos de sus combates, la primera prueba es la primera vez que ambas Superstars se unieron: para luchar contra Mankind y Undertaker.

Algo interesante es que en cada pelea tendremos objetivos básicos necesarios para pasar al siguiente combate, y objetivos históricos para recrear más fielmente lo que pasó, y así desbloquear más luchadores, eventos o arenas. Porque si algo va a tener el juego (y se agradece) es montones de elementos desbloqueables.

En este primer encuentro, por ejemplo, los objetivos básicos y los históricos son los mismos: causar cierto nivel de daño a ambos oponentes, y luego con Shawn Michael terminar el combate con una descalificación por golpear con una silla. En otro combate de más adelante (ya individual), el objetivo básico era ganar, mientras que el histórico consistía en hacer el Pedigree de Triple H, y antes de que pasaran 10 segundos, ganar por PIN. Al hacerlo, se desbloqueaba un evento extra dentro de esta historia, que nos permitía reescribir la historia para combatir contra Triple H.

Apenas participé en dos eventos de la historia de este dúo, pero la verdad es que el modo pinta muy bien, ya que con los objetivos te obligan a no hacer lo mismo una y otra vez, y ponen las cosas bastante más interesantes.

De ahí pasé a los modos de creación, que como no podían ser de otra forma, vendrán en cantidades industriales: de personaje, argumento, ring, entrada, movimientos y logos. De todo esto sólo me pasé para crear un personaje, y es una delicia ver cómo cada año hay más posibilidades que el anterior, ya sea para hacer auténticas locuras con el editor (hay algunos atuendos que están pensados para echarte a reír) como para cosas más serias.

Este personaje me lo llevé al nuevo WWE Universo 3.0, que también esconde bastantes novedades. La primera es que tenemos todavía más control sobre todos los combates, las características de estos, las estadísticas de los luchadores y mucho más. Luego, en teoría, las historias dinámicas esta vez podrán llevar diferentes caminos según lo prefiramos, para así vivir argumentos constantemente. Digo en teoría porque sólo pude echar tres combates en el Universo, y no me llegó a salir ninguna cinemática ni nada por el estilo. Eso sí, el juego ya estaba empezando a poner al personaje creado en una pequeña historia, ya que primero le emparejaron con otra Superstar en un Tag Team, para luego enfrentar a ambos personajes, por lo que de ahí es de suponer que saldrá alguna rivalidad que se verá en futuros encuentros.

Para los que solo quieren echar una pelea, seguirá habiendo montones de opciones para ello: peleas individuales (Inferno, Extreme Rules, Hell in a Cell, Steel Cage, etc), Tag Team, para 4 ó 6 luchadores en el ring o los combates Handicap. La novedad nos la encontraremos en el modo “Rey del King”, con la que formar torneos, ideal para piques con amigos.

Para el final me he dejado todas las novedades jugables, y es que aunque el control es el mismo y funciona igual de bien que siempre, es la respuesta de todo el juego lo que mejora enormemente la experiencia. Para empezar, las animaciones están más enlazadas que nunca, habiendo ya muy pocos momentos en los que se pase de un movimiento a otro de forma nada realista como pasaba antaño. Esto se refleja perfectamente en las inversiones de los ataques y las llaves, siendo diferentes dependiendo del movimiento que realizan los luchadores.

Algo muy importante es que la IA me ha sorprendido bastante. Es mucho más ofensiva y puede llegar a ofrecernos algún que otro reto al devolver bastantes ataques. Esto hace que el controlar el timing para poder realizar los contraataques parezca que va a ser más importante que nunca.

Otro aspecto que se ha mejorado es el de la presentación. Además de que los luchadores lucen mejor que nunca, toda la interfaz (o más bien, falta de ella), junto a los logos característicos de cada programa en el que luchemos, hace que las peleas sean más inmersivas. Si a esto le sumamos las repeticiones tras momentos épicos (como que te estampen contra la mesa de los comentaristas), se consigue la sensación más lograda hasta la fecha de que estamos viendo un programa de pressing catch por televisión.

Todavía falta mucho por probar de un juego tan completo como este, pero de momento, las sensaciones que deja no podían ser mejores. Grandes modos, muchas novedades y una jugabilidad más intensa y divertida que nunca. Así que todos los fans del wrestling pueden tener motivos más que suficientes para estar emocionados ante WWE 13, ya que se perfila como un gran juego para los seguidores de este deporte de entretenimiento.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *