Probamos XCOM: Enemy Unknown en Barcelona. Salvemos a la humanidad pero por turnos, como debe ser

XCOM Enemy Unknown

La semana pasada, en un céntrico hotel barcelonés, tuvimos ocasión de asistir a la presentación de XCOM: Enemy Unknown. A continuación os comento lo que pude ver y las sensaciones que me transmitió en el rato que pude probarlo.

Antes de empezar, eso sí, quisiera agradecer a Jesús Sotillo y Zaida Gómez (PRs de 2K Spain) y a Jake Solomon (diseñador jefe del juego en Firaxis) y Casey O’Toole (Programador jefe del título en Firaxis) el esfuerzo de desplazarse hasta Barcelona para presentarnos el juego, así como por el trato recibido.

Pero dejémonos de cordialidades y pasemos a lo importante: el juego. XCOM: Enemy Unknown forma parte de una mítica saga de juegos de estrategia por turnos en la que nuestro objetivo es salvar el planeta Tierra de un ataque alienígena. Han pasado bastantes años desde el último título de la saga (pese a que ha habido intentos de imitarla), por lo que los fans del género y de los originales deberían estar de enhorabuena.

XCOM Enemy Unknown

El primer contacto que tuvimos con el juego fue una partida jugada y comentada por los cargos de Firaxis (creadores de esta nueva entrega, así como de las últimas entregas de Sid Meier’s Civilization), que nos mostraron diversos aspectos como la personalización de la base o de nuestro escuadrón. Sobre lo primero, “simplemente” elegiremos qué instalaciones queremos construir (y dónde hacerlo), lo que nos permitirá desarrollar nuevas tecnologías y equipación para nuestros soldados (armas, objetos de apoyo, protecciones…), algo esencial para acabar con la amenaza alienígena. Por el contrario, la personalización de los soldados puede ser algo menos útil a niveles prácticos (podemos modificar el aspecto mediante caras y peinados predefinidos, cambiar los colores de su armadura y su nombre, además del equipo que llevará dependiendo de qué clase tenga ése soldado, siendo esto último lo único que afecta de manera real el desarrollo de los combates), pero ayudará a crear vínculos con cada una de nuestras unidades, haciendo que su pérdida sea algo más que la pérdida de una unidad.

XCOM Enemy Unknown

Después de esto, se nos mostró un nivel del juego, elegido en base al nivel de pánico del país (cuanto mayor es el nivel de pánico, más posibilidades hay de que ése país abandone nuestra organización, así que debería ser una misión prioritaria. Eso sí, a más pánico, más dificultad…). Tras elegir qué soldados queremos embarcar en la misión, se desplegaron en un área de servicio estadounidense. El mapa en sí es siempre igual (aunque hay bastante variedad de mapas, así que en principio no deberíamos preocuparnos demasiado por la repetición de los mismos), pero los enemigos que aparecen y su posición es aleatoria, así que el factor sorpresa siempre está allí. Tras una vitoria del equipo humano (con un Jesús Sotillo haciendo un papel excepcional), el equipo volvía victorioso a la base, aunque con bajas en sus filas. Bajas que, por cierto, son permanentes, así que si muere uno de nuestros soldados lo perderemos (a él y a sus habilidades) para siempre.

Photobucket

Tras esto, pasamos a probar el juego nosotros mismos (versión de Xbox 360), y debo decir que los controles responden a las mil maravillas pese a la supuesta limitación que debería existir al usar pad. Tanto es así que la demo que jugaron Jake Solomon y Casey O’Toole corría sobre un PC y fue ejecutada íntegramente con un mando de Xbox 360.

XCOM Enemy Unknown

Comentar que me pareció especialmente interesante el hecho de que no hay una cuadrícula en la que situar a nuestras tropas, sino que su movimiento es libre por el escenario dentro de un rango de acción, pero con puntos fijos de cobertura. Además, nuestros soldados pueden realizar otras acciones a parte de moverse: disparar, lanzar granadas, vigilar una zona (y en cuanto un enemigo entre en el radio de acción de nuestra unidad, ésta empezará a disparar) y otras habilidades especiales únicas de cada clase. Este sistema me recuerda mucho al empleado en la saga Pathway to Glory, aparecida hace unos años en el ya desaparecido N-Gage de Nokia. Y esto es bueno, muy bueno.

XCOM Enemy Unknown

Para terminar, recordaros que el juego se pondrá a la venta en PC, PlayStation 3 y Xbox 360 este 12 de octubre. ¿Dejaréis que los extraterrestres se hagan con el control del planeta Tierra?

Bonus track: Jake Solomon intenta vender algunas copias de XCOM: Enemy Unknown en una tienda especializada americana. Si os defendéis mínimanente con el inglés, no os lo podéis perder…

Entradas relacionadas:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *