Iniciamos la aventura de Fable: The Journey junto a Gary Carr, el director creativo de Lionhead

Durante el día de ayer Gary Carr, el director creativo de Lionhead, se pasó por Madrid para presentar el próximo gran juego para Kinect que, por una vez, no se trata de uno de deportes o de baile. En efecto, se trata de Fable: The Journey, que traslada la magia de la popular franquicia al control por Kinect en una gran aventura exclusiva y seria. Vamos, que nada de minijuegos o cosas por el estilo.

La gran prueba de ello es que, como el juego nos va a dar muchas horas de aventuras, es el primer juego de Kinect pensado para jugarlo sentado. Tras una breve demostración de Gary con varios poderes desbloqueados, pasamos a probar las primeras horas del título.

El comienzo de la aventura es simpático y nos presenta una historia que puede ser interesante, pero hay que reconocer una cosa: es un tutorial muy largo que se hace algo pesado de no ser por un par de momentos bastante espectaculares. Para cuando llevas una hora y ya has aprendido a controlar las partes a caballo (con un control similar a lo que haríamos si lleváramos las riendas de un corcel, siendo todo muy intuitivo como dar pequeños golpes para aumentar la velocidad, o meter el brazo hacia dentro en la dirección que queramos girar) y empiezas a desbloquear los poderes de Gabriel, la diversión empieza a hacerse patente.

Pero tampoco quiero entrar a comentar mucho el juego en sí, ya que para eso estará su correspondiente análisis la próxima semana. Mientras tanto, os invito a que descarguéis la demo del juego en Xbox Live, ya que seguro que os sorprende por lo bien que funciona y la precisión de todas nuestras acciones ante situaciones más espectaculares de las que pudimos llegar a probar en el evento.

Entre partida y partida, Gary nos comentó varias cosas muy interesantes del juego. Por ejemplo, parte de la tecnología del proyecto de Milo, donde se interactuaba con un niño, se ha empleado en el juego, como lo de jugar sentados, el sistema de disparo para los poderes mágicos o pequeños gestos de nuestra yegua como respuesta a nuestros gritos de ánimo.

Aunque la experiencia que nos ofrece The Journey es lineal, sí que habrá algunos momentos en los que podremos tomar alguna que otra decisión, pero nada demasiado importante. De esta forma, se aseguran de contar una gran historia para que sintamos que estamos ante un libro interactivo. De hecho, quitaron incluso una decisión que daba lugar a dos finales, ya que uno de ellos era tan malo que no pegaba ni con cola.

Al querer ofrecer una experiencia hardcore en Kinect, se les pasó por la cabeza el crear un juego híbrido que se controlara con mando y Kinect al mismo tiempo, pero como no surgían ideas efectivas (no veían a nadie cogiendo el mando, soltándolo para lanzar rayos, volviéndolo a coger y así sucesivamente), decidieron abrazar Kinect al 100% para ofrecer una experiencia completamente nueva y que formara parte del universo Fable. De hecho, habrá multitud de guiños a través de Theresa a los hechos de entregas anteriores.

También nos comentó que, pese a la marcha de Peter Molyneaux, el juego se ha mantenido en las ideas por las que lo empezaron. Aunque Lionhead no será lo mismo sin él, esto les puede permitir explorar nuevas ideas ante el cambio que han sufrido respecto a los 15 años que llevan desarrollando juegos junto a Molyneaux, por lo que habrá que ver lo que depara el futuro.

Hablando de esto, como seguramente os habréis dado cuenta, la saga Fable ha pegado importantes saltos temporales entre cada entrega, aunque eso no es algo que siempre se tenga que cumplir a rajatabla. De hecho, a Gary le preocupa acercarse demasiado a la actualidad, ya que se perdería parte de la esencia tan británica de la saga, y sobre todo, esa ambientación mágica que tanto la ha caracterizado.

Tras estos interesantes detalles y una muy buena impresión (quitando la lentitud del tutorial) del juego, la verdad es que todos los usuarios de Kinect tienen motivos para esperar con ganas el lanzamiento de Fable: The Journey el 11 de octubre. Aunque si todo va bien, un par de días antes tendréis un completo análisis de esta aventura, para ver si este cambio de control le sienta bien a Albión.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *