Probamos Borderlands 2 en Barcelona. Más y mejor es lo que promete esta entrega

borderlands_2

Hace ya unos cuantos días, concretamente el jueves 28 de junio, asistimos a la presentación de Borderlands 2 en Barcelona. Para ello, el equipo de 2K España se desplazó hasta un hotel barcelonés donde mostró el juego a los medios asistentes, acompañados por un par de representantes de Gearbox Software: Paul Hellquist (Game Design Director) y Steve Gibson (Vicepresidente del estudio). Si te interesa conocer más detalles de Borderlands 2, sigue leyendo.

Si bien es cierto que ya conocemos varios detalles de Borderlands 2, lo cierto es que casi todas las novedades son sobre el aspecto más FPS del título. Aún así el título también tiene elementos de RPG, algo de agradecer porque por momentos podía parecer que esta nueva entrega acababa, o al menos simplificaba, uno de los aspectos más diferenciadores de Borderlands. Y tranquilos, porque no sólo no es así, sino que además se ha visto potenciado.

En la demo que pudimos probar (que no era corta precisamente), empezamos seleccionando uno de los cuatro personajes disponibles (todos son nuevos y cada uno representa una clase diferente, con sus habilidades propias). En mi caso, como me gusta el estilo directo y salvaje, me decanté por el “Gunzerker”, un tipo muy duro cuya habilidad principal es la posibilidad de entrar en un modo furia que le permite disparar con dos armas a la vez durante un limitado período de tiempo. Y esa es la habilidad que activamos voluntariamente una vez está cargada, porque además disponemos de diferentes habilidades pasivas que actúan permanentemente sobre nuestro personaje: más daño con armas, mayor capacidad para munición, regeneración de salud, mayor velocidad cuando nos queda poca salud, etc.

Pero dejemos de lado el personaje para centrarnos en lo verdaderamente importante: el juego en sí. Como ya he dicho, los componentes roleros se han visto potenciados, algo que se evidencia desde el mismo momento en el que hemos tomado el control de nuestro personaje. Tras abandonar el santuario (el “recinto” virtual donde elegimos personaje, entre otras cosas) hemos aparecido en un pequeño asentamiento con bastantes NPCs, y muchos de ellos nos ofrecían misiones secundarias. Así pues, parece que se abandona (al menos parcialmente) el sistema de tablones de misiones. Por cierto, entre estos personajes había bastantes conocidos de la primera entrega (para no reventaros gran cosa, sólo os diré que el grandioso Claptrap hace acto de presencia otra vez, pero no es el único que repite).

Tras unos paseos por la ciudad, deambulando de aquí para allí, cogiendo cualquier basura que encontrábamos y hablando con los diferentes monigotes que la poblaban, era hora de desplazarnos hasta una tundra helada. Este escenario sorprende por lo variado y vistoso que resulta, y es que si bien el primer juego tenía como color predominante casi todo rato el marrón (en diversas tonalidades, cierto, pero marrón igualmente), aquí hemos visto tonos más fríos (azul y blanco) y, sobretodo, más brillantes. Como decía, la variedad también era muy elevada, porque en una única zona hemos visto una granja abandonada, una pequeña cueva y unos campamentos bandidos, entre otros. Y por si esto no os parece suficiente, hemos conocido a la Pequeña Tina, una chiquilla especialista en explosivos que tiene un sentido del humor un poco… macabro. Y sí, nos hemos reído mucho con sus apariciones y comentarios (en español, por cierto, como el resto de textos y el audio) precisamente por lo salvajes y gamberros que eran.

Sobre las misiones, la verdad es que sin ser algo especialmente novedoso, lo que hemos visto era cuanto menos entretenido, teniendo que eliminar determinados enemigos, recoger objetos concretos, guiar a un psicópata hasta la guarida de la Pequeña Tina o proteger un generador. Lo que me ha sorprendido es que pese a que jugábamos con un personaje de nivel 25 y la mayoría de los enemigos no superaba el nivel 21, la dificultad era bastante elevada por momentos (y no es solo que yo sea muy malo, que puede ser, porque el resto de asistentes a la presentación me han comentado lo mismo). Aunque tranquilos, porque el juego nos indicará la dificultad de las misiones a la hora de aceptarlas, así que podéis evitar aquellas que supongan un mayor reto si lo que queréis es tener una experiencia sencilla. Si, por el contrario, queréis sufrir un poco, que sepáis que al terminar la historia (que dura alrededor de unas 50 horas según nos han comentado, que es más o menos el doble de lo que duraba el título original) desbloquearemos un segundo recorrido que es el mismo juego pero con una dificultad más elevada. Así pues, parece que tendremos juego para rato.

<Borderlands 2 se pondrá a la venta el próximo 21 de septiembre para PC, Playstation 3 y Xbox 360, incluyendo dos ediciones especiales muy espectaculares. Nosotros ya lo estamos esperando como agua de mayo.

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Ah como espero este juegazo!! ojala y el lanzamiento sea tambien en formato digital en PSN, tengo 2 PS3 en mi casa. Me ahorraria un buen dinerillo! pero si no hay de otra comprare la version fisica 2 veces XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *