Impresiones Port Royale 3. La gestión de recursos llega al Caribe

Como la acción más directo no es para todos, siempre tiene que haber juegos de gestión de recursos para los más estrategas que quieran ver cómo su ciudad pasa de ser un minúsculo punto en el mapa a toda una urbe de gran importancia. Este es el caso de Port Royale 3, que pretende convertirse en el máximo exponente en los  títulos de este género, y, tras ver su versión de PC y conocer de primera mano sus novedades, van por muy buen camino.

Como siempre, empezaremos siendo un don nadie que tendrá que labrarse un nombre en la época dorada del Caribe, zona que contará con localizaciones auténticas. Uno de los grandes objetivos de esta secuela es mostrar las ciudades con vida, algo que notaremos al ir evolucionándolas. Al principio, apenas tendrán casas y, por supuesto, habitantes. Sin embargo, según vaya creciendo, iremos viendo más ciudadanos y más sucesos para mostrarnos que se trata de algo más que un simple decorado.


El controlar las materias primas será uno de los objetivos clave del título. Pero claro, después de obtenerlas, habrá que ponerlas en circulación mediante las flotas, creando rutas mercantiles que realmente nos den beneficios. De esta forma, habrá que ir ampliando los dominios para que dichas rutas se puedan llevar a cabo.

Como puede haber usuarios a los que les guste más esta tarea de dominar y a otros la de comerciar, habrá dos estilos de juego diferente: aventurero y comerciante. En la demo que nos mostraron predominaba este último estilo, que nos muestra un comercio mucho más complejo y realista, al no tener sólo que tener en cuenta la distribución y la posesión de las materias primas, sino también su demanda.

Estando en el Caribe, y gracias al cine, podemos imaginarnos lo que nos encontraremos por las rutas comerciales: piratas y otros tipos de enemigos. En estos momentos entraremos en una batalla naval, aspecto en el que han conseguido muchas mejoras tras las críticas a anteriores entregas.

Habrá que tener en cuenta la potencia de los cañones, el número de tripulantes (que nos darán mayor capacidad de recarga) y el blindaje del barco. A la hora de atacar, dispondremos de diferentes tipos de munición, ya sea para diezmar a la tripulación enemiga o para dañar su embarcación.

Como en todo juego del género que se precie, la situación política de la zona aparecerá en pantalla en todo momento, ya que para tener una buena ruta comercial no es demasiado aconsejable meterse en conflictos políticos… a no ser que ese sea nuestro objetivo para ampliar territorios, claro está.

Junto al modo individual, el título tendrá un fuerte componente multijugador, ya sea cooperativo para compartir recursos, o competitivo para enfrascarse en batallas navales con nuestros amigos.

En conclusión, los desarrolladores de Kalypso han puesto toda la carne en el asador para que vayamos viendo la progresión tanto de la ciudad en la que comenzamos, como del personaje al que controlamos.

Como es un juego muy complejo, es difícil ver si cumplirá todas las expectativas en unos minutos de demo, pero por el momento, parece que hará las delicias de los amantes de la estrategia y la gestión tanto en consolas como en PC cuando llegue a las tiendas el próximo 7 de septiembre.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *