Impresiones DmC Devil May Cry. El nuevo Dante no da lugar a la preocupación

Aunque el reboot de DmC Devil May Cry me parece una gran idea, no ha sido hasta probar la demo del evento de Capcom “Captivate” de hace unos cuantos meses que se me han quitado los pequeños rastros de preocupación ante el próximo juego de Ninja Theory, y es que la aventura de este nuevo Dante no podría pintar mejor.

La demo nos muestra cómo Dante es transportado del mundo real al Limbo tras ser detectado por una cámara de seguridad. Esta versión distorsionada del mundo quiere acabar con el protagonista, pero literalmente. Lo primero que llama la atención es que si bien en la cinemática las texturas se iban cargando ante nuestros ojos, luego tienes unos escenarios urbanos deformados realmente espectaculares para la vista, sin ningún tipo de problema de texturas ni nada por el estilo.

El combate, el pilar fundamental de la saga, se muestra realmente bien en la demo, a pesar de que de armas reales sólo tenemos la espada Rebellion y las inseparables pistolas Ebony & Ivory. Con la misma distribución de botones que siempre, empezar a disparar o soltar espadazos se hace tremendamente sencillo y familiar. Hasta hay combos que se han mantenido, como los estoques repetidos hacia los enemigos.

Sin embargo, hay algunos cambios que evolucionan el sistema de lucha. El primero es la mayor facilidad para lanzar a los enemigos por los aires para continuar los combos, ya que basta con pulsar el botón “B” en 360. Además, disponemos de un botón de esquive, por lo que nos podemos zafar fácilmente de los ataques enemigos cuando estemos rodeados, para seguir con los combos.

El sistema de puntuación de los ataques se ha modificado ligeramente. Sí, seguimos teniendo diferentes niveles de estilo, pero ya no hay ninguna palabra, sino tan sólo las letras desde la “D” hasta la “S”. Aunque esto sea algo decepcionante (realmente molaba eso de “Stylish”, “Dope” y demás), el poder ver los puntos que estamos consiguiendo y por qué acciones es todo un avance, ya que nos hace una idea de qué estamos haciendo bien y mal para seguir subiendo de nivel de estilo.

Aunque esto está muy bien, la verdadera novedad en el combate se encuentra en los ataques angelicales y demoníacos. Con tan solo pulsar uno de los gatillos, podremos sacar un gran hacha para los ataques infernales, o una guadaña para los del cielo, que son mucho más veloces. Combinando ambos estilos con la Rebellion, y teniendo en cuenta escudos o tamaños de enemigos, se logran unos combates bastante vistosos y dinámicos, eso que en la demo apenas había tres tipos de enemigos, y dos eran muy similares. Para que os hagáis una idea, es una gran evolución respecto a lo visto en Heavenly Sword de ir cambiando de estilo, pero manteniendo la esencia 100 % Devil May Cry.

Pero no sólo cuentan con estas armas ambos estilos, sino también con un garfio con propósitos bien diferentes. Con el gancho angelical, nos lanzaremos hacia los enemigos, lo que puede venirnos bien para seguir atacando a un objetivo desde el aire, por ejemplo. Con el demoníaco, los tiraremos hacia nosotros, o incluso les arrebataremos los escudos. El usar una técnica u otra dependerá totalmente del estilo que queramos emplear, y cómo no, de la variedad que queramos traer para el nivel de estilo. A todo esto, se le tiene que sumar el toque cinematográfico de Ninja Theory, con momentos a cámara lenta y con zoom para el movimiento final ante el último enemigo de la zona, muy en la línea de Enslaved.

Los ganchos también sirven para las nuevas secciones plataformeras, que se aprovechan de una mayor agilidad por parte de Dante para poder realizar un doble salto en cualquier zona, y un impulso en el aire para superar mayores distancias. De esta forma, podremos usar el gancho demoníaco para sacar plataformas que estén pegadas a la pared, o el azul como enganche para llegar a zonas de otra forma inaccesibles.

Donde mejor se nota el uso de todas estas habilidades es en las persecuciones con el propio mundo, que en su empeño de acabar con Dante, irá variando cada poco tiempo, dando lugar a unas escenas bastante emocionantes que suponen un soplo de aire fresco dentro de la saga.

En conclusión, todo apunta a que Ninja Theory está haciendo un gran trabajo con el reboot de DmC Devil May Cry. La jugabilidad, pese a los cambios, mantiene la esencia de la franquicia, y los increíbles escenarios junto a las nuevas secciones de plataformas son realmente espectaculares. Es cierto que la demo es muy corta, los combates no son nada complicados, y no se puede sacar mucho en claro sobre la nueva personalidad de Dante más allá de unas frases sueltas que muestran que su aspecto chulesco seguirá estando en él. Así que aun a falta por ver de muchos aspectos (puzzles, la transformación al Dante de pelo blanco, jefes finales, historia, etc), todo pinta realmente bien, y ahora tengo más ganas que nunca de que llegue el 15 de enero para ver cómo se desarrolla esta ambiciosa entrega.

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Si piensas que esta basura emo es “genial”……………….. creo que necesitas jugar mejores juegos sin ofender.
    Te vas a llevar una gran desepcion este juego sera un autentico fracaso.

  2. yo e jugado el DMC 3 y el DMC 4 , y te equivocas este juego no mantiene la esencia de las antiguas entregas , Ninja Theory tomo un excelente juego y lo izo pedazos, fue como dar un golpe en el rostro a los fans.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *