Yosuke Hayashi nos muestra al hombre detrás del ninja en la presentación de Ninja Gaiden 3

En el día de ayer, Yosuke Hayashi, director del Team Ninja y productor de Ninja Gaiden 3, se pasó por las oficinas de Madrid de Koch Media para presentarnos esta renovada entrega, que contará con un buen número de cambios, pero manteniendo esa gran calidad a la que nos tiene acostumbrados. Como bien nos contó Hayashi, la visión que casi todos tenemos de la franquicia es que es muy violenta y difícil.

Por esta razón, con esta entrega querían ofrecer algo más profundo y para todos, manteniendo la dificultad y la diversión, pero al mismo tiempo hacerlo más accesible y profundo. Esto último lo han logrado gracias al concepto de “Japenese Dark Hero” (Héroe Oscuro Japonés), que intentará mostrarnos al Ryu Hayabusha más humano, creando así un juego de acción para adultos por esta profundidad y no solo por la carnicería gratuita.

El principal aspecto del “Japanese Dark Hero” es en el nuevo sistema “Acero en los huesos”. Como habréis podido ver en varios vídeos, ahora habrá momentos en los que la cámara se acercará a la acción cuando Ryu intenta atravesar a un enemigo con su espada. Pues bien, esa sensación de que estamos cortando algo realmente vivo es lo que han querido transmitir, haciendo el juego algo más “realista” (porque claro, un ninja peleando contra robots y hombres armados no es lo más normal del mundo) al eliminar también las desmembraciones de la anterior entrega, pero manteniendo la violencia con mucha sangre y este sistema más adulto.

Igualmente, tanta muerte a manos de nuestra katana (que junto al arco, los shurikens y el Ninpo del dragón, serán las únicas armas de Ryu) tiene que dejar marca en una persona normal, y en esta evolución con el “Japanese Dark Hero” se verá reflejado. Como habréis visto, Ryu tiene un brazo algo más rojo de lo normal, y es porque ha caído víctima de una maldición, que le va consumiendo a medida que va matando gente. En efecto, según vayamos avanzando en el juego, Ryu irá matando más enemigos, por lo que la maldición irá acabando con él poco a poco, llegando a un clímax en el que Ryu tendrá que tomar una importante decisión que tendremos que ver por nosotros mismos. De esta forma, veremos al hombre detrás de la máscara por primera vez, para así conocer al hombre Ryu Hayabusa y no solo al ninja perfecto y calculador de entregas anteriores.

Respecto a la dificultad, en el Team Ninja son conscientes de que la alta dificultad de entregas anteriores ha hecho que muy pocos acaben los juegos, y por tanto, se pierdan mucho contenido que habían creado con tanto esfuerzo. Como no querían que les pasara eso esta vez, han ofrecido dos formas de jugar: “Hero” para los menos expertos con el mando, y “Ninja” para los fans de la saga, que se encontrarán a su vez con la dificultad “Normal” y “Difícil” (esta última, la ideal para los que se acabaron los Ninja Gaiden anteriores). A lo largo de la partida podremos cambiar entre el modo “Hero” (que nos ayudará con los bloqueos y los esquives) y “Ninja” en cualquier momento, por lo que así se aseguran de que todos los usuarios completen esta entrega, algo esencial para poder captar la esencia del “Japanese Dark Hero”.

Un aspecto bastante criticado por los vídeos mostrados es el tema de los QTE. Sin embargo, Hayashi nos contó que no son QTE al uso, sino un tutorial para los momentos especiales, que podemos desactivar en cualquier momento desde el menú de pausa. Así, no obligaban a los jugadores a aprenderse los comandos al cortar a un enemigo, haciendo más accesible la aventura de Ryu.

El último pilar sobre el que sostenta el juego es el multijugador. En el Team Ninja creen que el modo multijugador no tiene por qué ser exclusivo de los FPS, y que el online es el futuro de los juegos de acción. Por eso, no se trata de un añadido más, sino de una parte muy importante dentro del juego.

Tras la presentación, por fin pudimos ponernos a jugar en un nuevo nivel, el séptimo dentro de la historia, en el que podemos ver a la perfección todas las novedades jugables. La ambientación es una flota de guerra, en la que nos iremos moviendo por varios barcos acabando con enemigos mientras se van destruyendo por la gran batalla que se está librando.

La esencia jugable de los anteriores títulos se encuentra muy presente, ya que la acción es muy rápida, y un único enemigo, como nos despistemos, nos puede hacer mucho daño. Por tanto, los bloqueos y las esquivas son fundamentales si queremos sobrevivir a las grandes oleadas de enemigos que intentarán acabar con Ryu. La variedad en los enemigos es un punto fuerte en este nivel, ya que pasamos por los soldados rasos que nos dispararán a distancia  o atacarán cuerpo a cuerpo en la cercanía, otros mucho más experimentados con dos cuchillos que nos pueden amargar un poco la vida, otros con incluso jetpacks, invisibles que nos lanzan granadas o los que usan alguna técnica mágica. Para salir airosos tendremos que combinar la espada con los shurikens o, sobre todo con los enemigos con jetpacks o bazookas, con el arco, que funcionará de forma muy fluida y sin cambiar el ritmo de los combates, como podía pasar en los anteriores.

Al empezar a enlazar combos con la espada, en seguida empieza a aparecer lo de “Acero en los huesos”, y la verdad, es realmente espectacular. Cierto, se puede ver como un QTE al ver los botones que tenemos que pulsar en pantalla, pero como son continuaciones de los combos, lo más seguro es que los pulsemos antes de que incluso nos demos cuenta, favoreciendo la fluidez de la acción a la que la franquicia nos tiene acostumbrados. Eso sí, hay otros momentos en los que los QTE parecen exactamente lo que son, como al escalar las paredes o, sobre todo, en las secuencias en las que hay que pegar un salto si no queremos que Ryu acabe criando malvas.

Algo interesante de esta entrega es que, al acabar con todos los enemigos de una zona, la salud se regenerará completamente, lo que en parte puede parecer que reduce demasiado la dificultad, pero tranquilos que estos momentos de acción suelen ser bastante largos, y contando con que algunos enemigos son una verdadera molestia, podremos morir en más de una ocasión. Otra de las novedades es el brazo maldito de Ryu, que cuando se empieza a iluminar, nos permite lanzar un ataque devastador por el que nos moveremos a la velocidad del rayo atravesando a los enemigos con nuestra espada. En serio, cuando estamos rodeados, nos puede salvar la vida. Por último, el único Ninpo que hay es realmente espectacular, y de nuevo, el emplearlo en el momento justo puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.

Tras varias secuencias tan cinematográficas como acabar con la cabina del mismo jet en el que nos encontramos, sobrevivir al hundimiento del barco en el que nos encontramos o escapar de un helicóptero, por fin llegamos al final de la demo con un imponente jefe final: un robot gigantesco. Esta fue la única parte que me decepcionó de este increíble nivel, ya que era muy fácil acabar con él. Sus ataques con misiles, fuego o campos eléctricos se pueden esquivar muy fácilmente, y sus puntos débiles eran evidentemente las partes de su armadura de color rojo, a las que hay que atacar hasta que Ryu las cortara. Pero claro, esta parte del combate era solo el principio para algo mucho seguramente más espectacular y complicado, que desgraciadamente cortaban para dejarnos con la miel en los labios. Como una imagen vale más que mil palabras, aquí tenéis en vídeo resumido, gran parte de todo este genial nivel:

Aparte del modo historia, también pude probar alguna de las pruebas cooperativas que tendrá el juego, similares a lo visto en Ninja Gaiden Sigma 2. Eso sí, las tuve que jugar solo, e incluso la primera prueba podía ser un verdadero reto en sus últimas oleadas. Algo interesante de este modo multijugador es que, tanto para la parte cooperativa como la competitiva, controlamos a un ninja personalizado por nosotros mismos. Este personaje irá subiendo de nivel con los puntos obtenidos en los diferentes modos, pudiendo conseguir más cumpliendo objetivos especiales tanto en el cooperativo como en el competitivo, lo que puede picar a la hora de completar estos “contratos”. El personaje que controlamos ya tenía el nivel máximo (50), por lo que había una gran variedad de máscaras y símbolos “Kenji”, además de varios colores de serie, para personalizar a nuestro alter ego ninja. Pero eso sí, no esperéis un editor de personajes ni nada por el estilo, ya que no parece que vaya a ser el caso.

En el aspecto competitivo, la verdad es que al principio todo es un verdadero caos. La jugabilidad se mantiene intacta a la del modo historia (con la diferencia de que, al parecer, habrá más armas además de la espada, pero ésta era la única con la que nos permitían jugar), por lo que los rápidos espadazos y el “Acero en los huesos” están a la orden del día (con su machaqueo de botones para completarlo o salvarnos). Esto hace que muchas veces alguien nos pille en un combo y nos quite toda la vida de un plumazo, estando la gran diferencia en quién ha lanzado su ataque antes. Al menos, el uso del arco por parte de varios compañeros desde los tejados es una gran opción, ya que incluso el único mapa que probamos daba pie a ello. Además, luego tenemos el ataque Ninpo, que realmente puede causar una gran destrucción en los oponentes como lo usemos delante de varios rivales.

Al final, y tras varias partidas, la verdad es que le pillas la gracia a este multijugador. Es cierto que sigue siendo algo caótico, pero eso no quita que pueda haber buenos piques, sobre todo cuando empiezas a jugar en equipo empleando los Ninpo o, lo mejor de todo: las muertes honorables. Cuando nos han quitado toda la vida, es cuando nos pueden hacer lo de “acero en los huesos” o, si lo hemos evitado, un combo para matarnos. Como sabemos que no vamos a durar ni dos telediarios con tan poca vida, podemos hacernos Arakiri y, de esta forma, arrebatar una muerte a los oponentes sin que por ello nos veamos penalizados. Pero claro, hay que tener mucho cuidado, ya que mientras nos clavamos el cuchillo, alguien puede ir y matarnos, por lo que esta técnica puede llegar a dar mucho juego.

En definitiva, Ninja Gaiden 3 luce estupendamente. El modo historia tiene pinta de que va a ser realmente impresionante, mostrando una buena evolución, pero manteniendo las raíces de la saga. El apartado multijugador es el que puede sembrar más dudas, al menos en su parte competitiva, pero de momento, es divertido, por lo que puede llegar a ser un gran añadido si hay una buena variedad de modos. Así que si estabais esperando con ganas el 23 de marzo para volver a controlar a Ryu Hayabusa, podéis estar tranquilos: la espera va a merecer mucho la pena.

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Genial articulo… sinceramente pienso que el juego sera espectacular, la velocidad y lo agresivo de los combos son el sello de la casa, no me gusto para nada que decidieran quitar los desmembramientos pero al final creo que no me quejare… solo espero que el titulo resulte épico.!!

  2. La verdad es que se ve realmente genial ya no pudeno esperar para este juego digo lo mismo extraño los desmembramientos pero aun asi esto se ve que a ser realmente algo epico!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *