Impresiones: MotorStorm RC. Los coches más rápidos se miniaturizan con PS Vita

El cambio de perspectiva puede chocar en un principio, pero tras echar unas carreritas con MotorStorm RC, uno de los primeros juegos que podremos comprar una única vez y que funcionen tanto en PS Vita como en PS3, las experiencias son bastante positivas. La demo que pude probar no tenía demasiadas pruebas disponibles, y únicamente permitía correr en los circuitos de la playa sacados de Pacific Rift.

El otro gran cambio que choca bastante es el sistema de control. En la demo no estaba el clásico turbo ni las destrucciones de vehículos a las que nos había acostumbrado la saga. Además, no usamos ningún botón: únicamente los sticks analógicos para acelerar y frenar (el derecho) y, cómo no, controlar la dirección (el giro). No sé si se podrá modificar en la versión final, pero aun así, es un sistema que funciona la mar de bien.

Dicho esto, la verdad es que el juego, al empezar la partida, se siente más un juego de los Micromachines de cuando era pequeño que los MotorStorm a los que estábamos acostumbrados en PS3. Pero tranquilos, que eso no significa en absoluto que el juego sea malo. Además, habrá que comprobar qué otro tipo de pruebas (y de escenarios) nos reserva el título, ya que esto puede cambiar bastante.

Un aspecto que me gustó mucho de la prueba contrarreloj es que, además de ver el cronómetro en pantalla, por lo que realmente nos guiaremos será por el trazado que dejan las posibles medallas. De esta forma, podremos estudiar cómo deberemos tomar las curvas para lograr esa preciada medalla de oro, mientras que también nos sirven para saber si vamos sobrados o tenemos que ponernos las pilas si es que no queremos quedar los últimos. Además, como los circuitos parece que serán bastante pequeños, es una gran idea que podamos estar bastantes veces dando vueltas intentando superar nuestros mejores tiempos.

El estilo del circuito es igual que en los Micromachines, con muchas curvas cerradas, desniveles y hasta saltos que deberemos tomar a toda velocidad. Aun así, es muy sencillo ponerse y dominar el control a los pocos minutos, lo que hace que sea un juego ideal para pequeñas partidas en una portátil.

Si a esta buena jugabilidad le sumamos un gran apartado técnico, ya podemos contar con otro juego muy prometedor para el lanzamiento de la consola. La mayor pega que le puedo poner de momento es lo diferente que se siente el jugar a esta versión en miniatura frente a lo que nos habían acostumbrado con las anteriores entregas los chicos de Evolution. Aun así, eso no quiere decir que el juego vaya a ser malo, por lo que los amantes de la velocidad (y de los Micromachines) no deberían de perder de vista este MotorStorm RC.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *