Impresiones: demo de UFC Undisputed 3

Desde esta misma semana, los aficionados a los juegos de las Artes Marciales Mixtas por fin podemos probar la demo de UFC Undisputed 3, y apreciar por nosotros mismos las novedades jugables de cara a su lanzamiento en unas pocas semanas. Esta versión de prueba nos deja disputar dos combates: uno en la actual UFC entre Jon Jones y Anderson Silva, y otro de la ya extinta división Pride (una de las principales novedades) entre Quinton “Rampage” Jackson y Wanderlei Silva.

Algo que se echa en falta en la demo es un tutorial como en anteriores entregas, pero por suerte, aquí es donde entra en juego otra importante novedad: la simplificación de los controles. Ya desde el principio de la demo nos dicen si queremos el sistema de llaves “Pro” o el más sencillo, funcionando ambos igual de bien pero perfectamente adaptados a todo tipo de jugadores. Sin duda, un gran paso para que no huyamos como alma que lleva al diablo de los combates en el suelo: con mover el stick hacia arriba o hacia abajo (en modo fácil) o haciendo medias o algo más que cuartas lunas (en “Pro”), iremos pasando por las diferentes posiciones ofensivas o defensivas. Simple, pero profundo y muy eficaz.

Gracias a esto y los pequeños cartelitos que nos indican los controles, en un par de combates volveremos a realizar peleas con soltura tras estar bastante tiempo sin coger el mando. Es entonces cuando te das cuenta de otra novedad: el aumento de la velocidad del juego. Está claro que no nos encontramos ante ningún arcade ni nada por el estilo, pero ver que tanto nuestro luchador como la IA se mueven de un modo más veloz (y mortífero), hace que la diversión y la emoción aumente bastante. Es más, incluso parece que la IA se ha vuelto algo más dura, repartiendo golpes de lo lindo incluso en los niveles más bajos de dificultad.

A pesar de este cambio en la velocidad, los controles se mantienen prácticamente intactos: dos botones para los puñetazos, otros dos para las patadas, modificadores para la altura del golpe y la defensa. Pero claro, a la hora de combatir seguiremos teniendo en cuenta el estilo de lucha de nuestro púgil, ya que no esperéis que, por ejemplo, Jackson sea tan poderoso en el suelo haciendo sumisiones como lo es repartiendo puñetazos.

Hablando de estas sumisiones, tienen un control completamente nuevo, que de momento no sé del todo si va a ser una mejora del todo o todavía le faltan algunos detalles por pulir. En el lado positivo, por fin podemos ver quién va ganando la sumisión, por lo que no pasará casi por arte de magia sin que nos enteremos de qué ha pasado. En la parte más neutral, nos encontramos con el sistema: un octógono aparecerá en la pantalla, teniendo cada luchador un color. El atacante tendrá que colocarse encima del color del rival para que la barra de sumisión se llene a su favor, y al revés, el defensor tendrá que huir. Todo esto se hará moviendo circularmente el joystick derecho, lo que nos hace plenamente responsables de ganar o perder la sumisión. Personalmente, soy muy malo en este sistema (como lo era en el anterior), por lo que habrá que probarlo en el modo online con más gente para ver si es realmente una gran mejora, o al menos, seguir practicando para mejorar la técnica.

Aunque esa no es la única novedad del suelo, ya que ahora, cuando estemos en posiciones muy expuestas, podremos movernos lateralmente para intentar esquivar los puñetazos. Es algo complicado y los reflejos tienen que estar al máximo, pero de nuevo, nos da más control y eso puede venir de perlas a los más rápidos.

Finalmente, la gran novedad de la demo es poder combatir con las reglas de Pride, y vaya si se nota la diferencia. En lugar de asaltos de 5 minutos (que por cierto, la demo solo nos deja disputar los combates a un round), serán de 10, por lo que es bastante más fácil que no llegue a sonar la campaña y alguno de los oponentes acabe en el suelo derrotado. Además, algunos de los ataques que se pueden realizar son muy espectaculares y devastadores, como fuertes patadas en la cara el rival que está en el suelo, por ejemplo. Además, no lucharemos en un octógono, sino en un ring como los de boxeo, por lo que el movimiento también cambia ligeramente, dejándonos bastante más desprotegidos como nos arrinconen en una esquina sin tantas opciones para escapar.

Técnicamente, las mejores no se aprecian demasiado a simple vista, pero al poco tiempo sí que se hacen bastante notables. Las entradas para los luchadores son mucho más auténticas, las animaciones son más fluidas, los efectos como sudor o sangre están más logrados, y los escenarios están bastante más trabajados. En este aspecto, la saga nunca ha defraudado, y no parece que lo vaya a hacer con esta entrega.

Esta demo tenía mucho que probar después de casi dos años desde la última entrega, pero parece que ha logrado colmar las expectativas con sus novedades jugables. El sistema de llaves es mucho más intuitivo que nunca y sin perder profundidad, y los combates, al ser más rápidos y emocionantes que nunca, ganan en diversión al instante. Todavía falta por ver el nuevo modo campaña, el resto de modos,  y si esta vez el modo online funcionará en condiciones, pero de momento, UFC Undisputed 3 va por el buen camino para regresar con más fuerza que nunca.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *