Impresiones: demo de Kingdoms of Amalur: Reckoning

Aunque casi todos los amantes del RPG occidental todavía seguís dandole fuerte a Skyrim, Electronic Arts nos da grandes razones para abandonar ese universo por el de Amalur con la demo que está disponible desde esta semana de Kingdoms of Amalur: Reckoning. Esta versión de prueba nos deja probar los primeros compases de la aventura, descubriendo así la base del argumento y un mundo enorme lleno de posibilidades y misiones secundarias en las que tirarnos horas y horas.

Pero vayamos por partes. Como nos explican al principio, el mundo de Amalur lleva en guerra 10 años contra una especie que es inmortal, y que tras ser corrompida de alguna forma, ha declarado la guerra al resto de las especies. Nosotros encarnamos a una de las bajas en dicha guerra, que tras ser nuestro cadáver parte de un experimento con el Pozo de las Almas, logramos resucitar. Como supondréis, esta es la excusa perfecta para crear a nuestro personaje desde cero, eligiendo entre cuatro posibles razas y varias deidades, lo que afectará a varias de nuestras habilidades, además de por supuesto parte de nuestro aspecto físico.

Una vez creado nuestro héroe y tras despertarnos entre un montón de cadáveres, empezará una fase que sirve como tutorial tanto para los tipos de armas y sus posibles habilidades como para el combate en sí mismo. Algo que seguramente gustará a los amantes de la acción es que nos encontramos ante unas peleas que bien podrían pertenecer a un hack and slash, con los esquives, bloqueos y contraataques a los que estamos tan acostumbrados. Aunque claro, ir a pelear con unas buenas estadísticas a nuestro favor en forma de nivel, maná o armadura sigue siendo muy importante, pero sin llegar a ser demasiado complejo ni simple.

Parte de este genial combate recae en la elección de armas. Si bien en la demo no podemos disfrutar de todas las disponibles, sí que nos podemos hacer una idea de las más básicas. La espada larga será el arma ideal para los amantes del combate cuerpo a cuerpo, mientras que con las dagas podremos realizar rápidos ataques o sigilosas muertes que vendrán de perlas contra enemigos más duros. Para los magos, el báculo será su elección predilecta, mientras que los que prefieren atacar desde lejos encontrarán en el arco su mejor amigo. Podremos tener dos armas seleccionadas al mismo tiempo, y a falta de probar muchas más combinaciones, es realmente una gran idea. Por ejemplo, podemos tener equipadas la espada larga y las cuchillas, para alternar entre sus tipos de ataques, o si vemos a un enemigo de espalda, darle su golpe de gracia para ahorrarnos unos cuantos combates de los que podríamos salir perjudicados.

Un detalle que ya empieza a vislumbrarse en la demo es la toma de decisiones al más puro estilo Mass Effect. Lo único que no me convence del todo es que nuestro personaje no llega a hablar, pero al menos parece que sí podremos decidir a tutiplén. Una vez completado este nivel de tutorial (que culmina en interesante batalla final contra una especie de troll), llegamos hasta un personaje principal que nos pone al día de otra de las características principales del juego: el destino. Por causas argumentales que tendrán que ser explicadas más adelante, no tenemos ninguno asignado, por lo que seremos nosotros el que nos lo forjemos. Esta idea suena realmente bien, y aunque al principio sólo se basa en escoger una carta del tarot para obtener unos beneficios u otros, más adelante puede llegar a dar mucho juego. Aunque eso no será lo único importante del destino, ya que en el combate se irá rellenando su barra al atacar enemigos, y una vez esté llena, entraremos en un modo especial en el que lanzar poderosos ataques finales (con un QTE de por medio, pero tranquilos que no parecen muy numerosos).

Una vez terminado este último mini-tutorial, disponemos de 45 minutos para hacer exactamente lo que nos plazca, y es cuando uno ve lo grande que es realmente el juego. Al poco se puede llegar a una pequeñísima aldea, en la que se nos pueden pasar estos tres cuartos de hora antes de que nos demos cuenta haciendo las numerosas misiones secundarias que nos encomendarán, como encontrar una pócima especial para curar a una criatura extranjera, encontrar un ladrón de fórmulas o acabar con unos bandidos para unirnos a una hermandad de cabelleros. Todo esto sin olvidar que hay una misión principal, por lo que el título promete muchísimas horas de diversión.

Si a esto le sumamos un apartado gráfico bastante bueno (sobre todo en lo artístico) y una mágica música, nos encontramos ante un RPG que puede dar la campanada este 2012. Con que la versión final mantenga el alto nivel de esta demo, profundizando algo más en los aspectos del rol, nos encontraremos ante una verdadera joyita, que al menos un servidor está deseando como agua de mayo.

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. La tengo en descarga, pero me tarda un monton.. 🙁 Pero por lo que dices, me espero lo que sea necesario…. buuuf! 😛
    Yo deje Skyrim cuando me pasaba mas tiempo reiniciando la consola que jugando, suerte que deberia salir un parche esta semana!! 😛

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *