Avance: King Arthur II, the role-playing game

King Arthur II se presenta como un excelente juego de Estrategia y Rol para este año. Después de la primera entrega, esta se sitúa en un tiempo posterior a la extracción de Excalibur con una historia entretenida que nos presenta Paradox Interactive junto con Neocore Games cargada de fantasía y poderes para hacernos con la victoria.

La leyenda del Rey Arturo es una de las más conocidas y ha dado lugar a numerosas revisiones. Esta es quizá una de las más originales que hemos tenido entre manos puesto que recuerda mucho a Total War en las batallas en tiempo real pero tiene un añadido de RPG y magia excepcional.


King Arthur II mezcla un estilo de combate de estrategia en tiempo real muy, muy parecido a Total War por lo que los amantes de dicha saga tendréis con este juego una excelente oportunidad para abriros a más títulos “videojueguiles”. Ejércitos de grandes dimensiones con arqueros, caballería, infantería…y unidades voladoras. Todo lo que necesitéis para pegaros con todo aquel que se interponga en vuestro camino. Al mismo tiempo es un juego de estrategia por turnos en el que tendremos que mover cuidadosamente nuestras tropas por el tablero antes de una batalla.

Deberemos también gestionar todo el reino a medida que nos vayamos haciendo con él, primero por medio de nuestro personaje protagonista y, después, con la ayuda de nuestros caballeros. Empezamos con un pequeño territorio que poco a poco se irá haciendo más grande a medida que nuestro sistema de diplomacia nos obligue a pelearnos con otros que se oponen a nosotros. Tendremos aliados y enemigos a partes iguales gracias al sistema de diplomacia. En la diplomacia influirá nuestra moral. El juego incluye un  sistema de moral por el cual, nuestro protagonista, Septimus Sulla, y sus caballeros tendrán mejor o peor moral en función de las decisiones que tomen a medida que pasen las batallas.

Para hacernos con el juego contaremos con un buen sistema de tutorial que nos revelará cuáles son los aspectos a tener en cuenta dentro del juego y nos guiará en los primeros compases del juego. Además hay disponible una sección de ayuda con todos los aspectos perfectamente explicados.

Además de todo esto, King Arthur II incluye la magia como elemento indispensable, con un buen compendio de habilidades mágicas que iremos aprendiendo a medida que avancemos de nivel y que nos permitirán por ejemplo curar a nuestras tropas cercanas durante una batalla. Los hechizos disponibles pueden ser pasivos, funcionando durante toda la batalla, o activos, consumiendo parte de nuestro “maná”. En función del poder necesitaremos más o menos tiempo para ejecutarlo (castear que se suele decir) y como es lógico deberá pasar un tiempo hasta que podamos volver a utilizarlo. También influirá la posición en la que se encuentre nuestro héroe en la batalla y habrá hechizos que no podremos ejecutar si estamos liándonos a tortas, permitiendo además cortar o que nos corten un hechizo antes de acabar de castearlo. En las batallas además, como es habitual en Total War, influye el terreno completamente, con bosques, montañas y fortalezas, refiriéndome a posiciones estratégicas que nos permiten tener más poderes en todo el campo de batalla y no sólo en un área determinada como ocurría en la primera entrega.

La historia de esta segunda parte convierte al Rey Arturo, que había sacado conseguido extraer Excalibur y que con el Santo Grial había conseguido dominar todo Camelot,  en un rey herido que lucha por curar su herida y al mismo tiempo recuperar las tierras devastadas, con batallas llenas de enemigos y jefes mucho más oscuros y peligrosos que en la anterior entrega.  El Santo Grial y es destruido y el Rey está herido, con lo que todo lo que habíamos conseguido en la primera entrega se va, literalmente, al garete y las fuerzas del inframundo, contenidas hasta entonces por el Grial, pueden de nuevo entrar en Britania.

El mapa por el que nos movemos es bastante grande y se basa en los turnos, con la correspondiente gestión de cada uno de los elementos: diplomacia y reclutamiento de nuevas tropas sobre todo.

La sensación respecto a la primera entrega es que todo es más oscuro debido a las fuerzas del inframundo. Las unidades voladoras, las unidades gigantes y que el amable Rey Arturo parece que se ha vuelto mucho más negativo convierten a este título en algo más que una batalla tras otra. Deberemos estar preparados para lo que nos puede deparar cada batalla. En batalla se ha mejorado mucho el control respecto a la primera entrega haciendo bastante sencillo el control de nuestras unidades tanto en el posicionamiento como en la dirección en que queremos que avancen nuestras unidades con los controles propios y típicos que hemos visto en todos los juegos de esta clase. El manejo de la cámara se hace un poco complejo hasta que te acostumbras pero luego es bastante ágil.

El sistema de decisiones se plantea en medio de la evolución de la historia, con imágenes estáticas en las que tendremos que decidir qué responder y como actuar de manera que lo que elijamos influirá mucho en nuestra moral de una manera bastante sencilla. Quizá hubiese resultado más atractiva una moral que variase en función de lo que hacemos y no de lo que contestamos pero supongo que era más difícil de hacer para los programadores que de decir.

A nivel técnico el juego es sobresaliente, con un buen motor en las batallas y un buen aspecto en el mapa de Britania. De momento hemos jugado sólo al Prólogo por lo que seguramente la versión final estará mucho más pulida y el juego deparará muchas más sorpresas en su versión completa. He de decir sin embargo que mi ordenador se las veía y deseaba para mover el juego hasta con los gráficos al mínimo (un ordenador en el que no suelo tener problemas) pero aún no sé si es sólo en mi caso por el hardware o porque es una versión preliminar. Desde luego espero que el juego completo permita más soltura en el manejo, sin esa sensación de que todo va a saltos que he tenido probando esta.

El juego estará disponible en este mismo enero a la venta a través de Steam, así que si queréis saber más lo tendréis disponible por unos 40 euros, oferta arriba oferta abajo. Eso sí, de momento el juego está en Inglés del bueno, de ese que te hace concentrarte para entenderlo por lo que si no entendéis demasiado no podréis entrar en la historia con demasiada facilidad y os será muy complicado disfrutarlo y entenderlo. A ver si FX Interactive se pone con ello igual que hizo con la primera entrega.

Conclusión

King Arthur II promete mucho. Sin duda podría haberse llamado de cualquier otra manera pero la inclusión del mito del Rey Arturo es un atractivo innegable que le otorga mucho sin haber jugado. La mezcla entre RTS y RPG es muy buena, con un sistema de batalla impresionante en el que las unidades cargadas de fantasía hasta los topes nos obligarán a desplegar todos nuestros recursos tácticos y mágicos a fin de obtener la victoria. La diplomacia es esencial en King Arthur II puesto que supondrá la diferencia entre que el juego sea sencillo o que la cosa se vuelva complicada. La moral podría haberse trabajado de otra manera pero añade un componente significativo a una historia que transcurre después de la leyenda y que se vuelve mucho más oscura y mágica de lo que recordamos todos.

Lo mejor:

  • Historia que continua y añade más historia al mito del Rey Arturo.
  • La mezcla de Estrategia y Rol con el añadido de la magia.
  • Buenos gráficos.
  • Sistema de control de batalla.

Lo peor:

  • Exigencia gráfica muy importante.
  • El sistema de moral podría estar más elaborado.

Ficha

  • Desarrollo: Neocore Games
  • Distribución: Paradox Interactive
  • Lanzamiento: Enero 2012
  • Idioma: Totalmente en Inglés
  • Precio: 39,95€(PC)

Requisitos del Sistema

    • Procesador: Intel Core 2 Duo o AMD Athlon 64 X2a 2 GHz o más,
    • RAM: 1GB Windows XP / 1,5 GB Windows Vista – Windows 7
    • Disco Duro: 12 GB
    • Tarjeta Gráfica: ATI 3850 512MB o Nvidia 8800GTS 512MB o superior

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *