Yoshinori Kitase presenta Final Fantasy XIII-2 en Madrid

Esta tarde, nos hemos acercado a las oficinas madrileñas de Warner Bros para probar de primera mano Final Fantasy XIII-2, además de escuchar todas las novedades de la boca Yoshinori Kitase, productor de la mayor parte de la franquicia Final Fantasy. Antes de empezar a hablar de esta secuela, quiso agradecer todo el apoyo que recibió la entrega anterior por parte de la crítica y del público, ya que sin él habría sido imposible desarrollar esta segunda parte.

Por esto mismo, han tomado nota de todo el feedback para crear un juego todavía mejor. De esta forma, habrá una mayor capacidad de elección, más exploración y un sistema de combate mejorado. Pero como todas estas mejoras y novedades se pueden ver directamente en la demo que habían traído, entramos directamente en acción.

Como no quieren desvelar todavía nada de la historia, únicamente sabemos que esta versión de prueba tenía lugar en el capítulo 2 del juego, en el que controlamos a Serah (la hermana pequeña de Lightning) y a Noel, el nuevo protagonista del juego. Como seguramente habrá gente que no haya jugado a la anterior entrega, habrá una opción que nos permita ver un resumen de lo acontecido en FF XIII, lo cual será un alivio para los jugones como un servidor. Pero como en la demo la historia es nula, pude disfrutar del juego en su totalidad.

Para empezar con ritmo, nada mejor que el primer jefe final del juego: Atlas. En esta pelea ya podemos ver que el sistema de paradigmas y de turnos se ha mantenido respecto al anterior, por lo que los que ya jugaron se sentirán como en casa. La novedad se encuentra en varios QTE pequeñitos y bastante espectaculares que surgirán en momentos concretos de esta batalla, y que, cómo no, deberán ser completados si queremos llevar las tornas a nuestro favor. Si no se superan no será “Game Over”, pero tampoco estaremos con la mayor ventaja del mundo.

Al acabar el combate (y tras ver cómo se nos sigue calificando nuestra actuación) pasamos a una zona de exploración. En este salto temporal, Atlas se ha escapado y tenemos que perseguirle. En este nivel podemos ver cómo los pasillos se han eliminado, encontrándonos con zonas con varios caminos posibles y hasta NPC con los que interactuar. Lo que todavía no está claro es si habrá tiendas físicas, pero al menos ya hay más libertad.

Al avanzar un poco hacia nuestro objetivo nos salta el primer combate, con otra de las novedades. Al aparecer el monstruo, debajo aparecerá el “Reloj Mog”. Si iniciamos el ataque cuando está verde, partiremos con ventaja en la pelea, mientras que si lo hacemos en amarillo será normal, y el rojo…. bueno, ya os podéis hacer una idea de lo doloroso que puede llegar a ser. Tras acabar con estos monstruos, recibimos el primer cristal. En esta entrega, estaremos controlando a Noel y Serah, estando el tercer puesto en el grupo reservado para los monstruos que vayamos derrotando y de los que consigamos su cristal.

Esto aumenta considerablemente las posibilidades tácticas, porque habrá monstruos centrados en ataques físicos como el chocobo, el flangaran se especializa en la magia negra, y un gato especial es un as en los hechizos curativos. Mediante los paradigmas, podremos cambiarlos en mitad de los combates, modificando así drásticamente la forma de combatir. ¿Que nos estamos quedando sin salud y no queremos gastar pociones? Pues usamos al gato y listo. ¿Que tenemos una ventaja ofensiva? El chocobo será la mejor elección. Este sistema tiene muy buena pinta, ya que si hay muchos monstruos disponibles, las posibilidades tácticas pueden ser enormes. Además, cada monstruo tiene un “Feral Link”, unos ataques especiales que se activan mediante un pequeño QTE y que hará trizas al enemigo.

Avanzando por el nivel vimos varios cofres, lo que demuestra el mayor énfasis en la exploración. Pero no solo basta con verlos, sino con descubrir los que están ocultos a la vista mediante el Moguri que nos acompañará todo el tiempo. Además, las misiones secundarias vuelven, ya que en la mitad del nivel, un capitán nos pedía ayuda para buscar unos objetos y podemos ayudarle o no. Hablando de esta elección, ya no habrá un único camino para llegar hasta el objetivo. Alguno puede ser más directo, pero entonces nos dejaríamos por el camino más de un preciado tesoro.

Según íbamos avanzando por el nivel, había varias escenas cortas para mostrarnos que nos íbamos acercando a Atlas. Al llegar muy cerca de su posición, nos surge la primera decisión del juego: enfrentarnos a él directamente o buscar una máquina con la que acabar con él de forma más segura. Estas decisiones irán saliendo en la aventura, y dependiendo de lo que vayamos escogiendo, podremos a ver varios finales diferentes. En mi partida, preferí evitar la confrontación directa e ir a por la máquina. Esto acabó en un puzzle en una grieta temporal. En este caso, era bastante sencillo al tener que ir por unas baldosas que desaparecían tras pisarlas, y tener que recoger todos los cristales que había hasta la salida. Tras acabarlo, se acababa la demo. Por otra parte, si se escogía luchar contra Atlas, empezaba la pelea, pero tras unos cuantos ataques también se acababa la demostración.

Gráficamente, el juego ya es espectacular. Las cinemáticas están muy logradas, y las escenas con los QTE son brutales. Igualmente, el nivel que estuvimos jugando lucía genial con la constante lluvia afectando a todos los elementos del escenario. Sin duda, éste va a ser otro Final Fantasy que va a entrar por los ojos.

Con todo esto, incluso sin haber probado FF XIII, FF XIII-2 me ha dejado unas primeras impresiones sensacionales. Técnicamente el juego es brutal, y jugablemente es sencillo pero profundo al mismo tiempo, y lo que es más importante: divertido. Así que si os gustó el anterior, ya podéis ir marcando el 3 de febrero en vuestros calendarios para continuar la historia de Lightning y compañía.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *