[Gamefest 2011] Impresiones: Modern Warfare 3. La Supervivencia parisina muestra lo mejor del juego

Tengo que reconocer que no tenía demasiadas esperanzas en Call of Duty: Modern Warfare 3, pero tras 10 minutos con su modo Supervivencia durante el Gamefest, vuelvo a tener fe en Infinity Ward y esta franquicia anual. Como en todo buen shooter que se precie, este modo Horda se juega en los mapas multijugador, con la ayuda de un amigo como parte del modo Spec Ops. La mecánica es bien simple: sobrevivir oleadas cada vez más duras de enemigos. Al principio, los soldados serán normales, pero luego se irán sumando perros, enemigos con mejores armas, suicidas con chalecos explosivos o, mucho más avanzados de lo que nos dio tiempo a llegar, los temibles Juggernauts. La primera ronda la superamos con solo la pistola, pero según vayamos matando, además de conseguir experiencia, iremos ganando dinero con el que comprar mejores armas  o mejorar las que ya tenemos. En puntos concretos también podremos comprar ataques aéreos. La intensidad de la partida es máxima durante todo el tiempo, y vale que gráficamente no llega a alucinar, pero es tremendamente fluido, rápido y dinámico. Es cierto que esta entrega todavía tiene mucho que demostrar, pero de momento va por buen camino para hacernos pasar otro buen rato en esta guerra moderna.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *