[Gamefest 2011] Impresiones: Rayman Origins. Adicción y genialidad, todo en uno

Los Rabbids por fin se han independizado, y en el Gamefest 2011, Rayman Origins ha triunfado con luz propia. La demo trae consigo varios niveles que son tremendamente diferentes entre sí, y que encima se pueden jugar con otros dos amigos. Muchos han comparado el juego con New Super Mario Bros, y no pueden estar más acertados. Igual que con el fontanero italiano, si morimos apareceremos en el aire hasta que un compañero nos resucite. Esto promueve la cooperación, pero claro, el pique por conseguir una mayor puntuación sigue siempre presente, por lo que es divertido esperar un poco para reanimar a un compañero si de esta forma podemos hacernos con unos cuantos Lums.

Hasta aquí tendríamos ya un plataformas muy divertido, pero es que al añadirle un ritmo realmente trepidante y una dificultad realmente endiablada, tenemos un juego realmente adictivo y desafiante. Para que os hagáis una idea, tras 10 minutos en una fase (sorprendente que no hubiera apenas gente para jugar), no pudimos llegar ni al primer punto de control. Lo bueno es que no llega a frustrar esto en ningún momento, por lo que es una delicia seguir intentándolo.

Con tantas muertes, cambiar de fase se hacía imperativo, y nos pasamos a otra en la que las corrientes de viento eran las verdaderas protagonistas. Gracias a la habilidad de planear, estas corrientes nos podían mover por el aire, habiendo zonas en las que el suelo apenas se toca. Pero claro, no todo va a ser un camino de rosas, por lo que las trampas, enemigos y barrancos estaban a la orden del día. Lo que añadía dificultad era que tan solo aguantamos un golpe de forma normal, por lo que cuando conseguimos un corazón extra estaremos más feliz que una perdiz. Algo interesante es que los niveles son bastante largos, pero se dividen en secciones, retrocediendo al inicio de esa zona cuando muramos. Además, pudimos acceder a varias zonas secretas con más jaulas que rescatar, pero claro, son todavía más complicadas que las normales, siendo todo un desafío llegar hasta ellas y superarlas.

Gráficamente el juego es una auténtica pasada. El 2D es sencillamente brillante, y el diseño de los niveles no podía ser mejor. Lo esperaba bueno, pero al jugar, las impresiones que da Rayman Origins son todavía mejores.

Entradas relacionadas:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *