Impresiones: demo de FIFA 12

    Estamos de enhorabuena Desconsolados, la batalla por el trono de mejor simulador futbolístico del mercado se presenta este año más apasionante que nunca. Y es que si primero fue PES 2012, ahora llega el turno de EA y la última entrega del considerado por muchos rey del género en la actualidad: FIFA 12, el cual regresa a nuestras consolas con esta demo después de arrasar entre la crítica especializada con premios como el de mejor juego de la última Gamescom. La cosa pues no pinta nada mal, y es que este año añade a su ya de por sí impresionante motor gráfico un revolucionario motor de impactos y unas cuantas novedades más que prometen redefinir totalmente su jugabilidad. Pues bien, tras haber jugado unas cuantas partidas estamos ya en condiciones de empezar a responder las preguntas que todos os estaréis haciendo: ¿cumple FIFA 12 con las enormes expectativas generadas? ¿Hay tal revolución o estamos ante un FIFA 11 “remasterizado”? ¿Todo esto y mucho más si seguís leyendo!

    Para empezar, señalar que en esta demo dispondremos de seis equipos: FC Barcelona, Manchester City, Arsenal, AC Milan, Borussia Dortmund y Olympique de Marseille, con los que podremos disputar amistosos de 3 minutos por parte en el flamante estadio del Man City: el Etihad Stadium. Pero antes de centrarnos en lo que veremos sobre el terreno de juego habría que destacar algunas de las novedades visuales que nos han llamado la atención en la demo: el rediseño de los menús, la nueva pantalla de selección de uniformes ahora expuestos sobre los propios jugadores, las introducciones a los partidos con presentación de los equipos al estilo NBA, la incorporación de las fotografías de los jugadores en las estadísticas del juego o las repeticiones al final de los partidos, que ahora por fin sí cubren hasta el final de los mismos incluyendo la tanda de penaltis…detalles todos que aunque secundarios, son muy de agradecer.

    En cuanto a gráficos, estos son prácticamente idénticos a los de la versión anterior en cuanto a modelado de jugadores y estadios, así que poco que destacar. Únicamente, y en relación a la representación de los jugadores, señalar que éstas son en su mayoría fieles reproducciones de los mismos, si bien encontramos todavía excepciones como Sergio Busquets o Alexis Sánchez, que siguen representados por un alter ego “made in fifa” de parecido bastante cuestionable.

    Y qué decir de las animaciones?. Para empezar destacar que el ritmo de juego de Fifa12 es algo más lento que el de su predecesor, cosa que tal vez no guste a algunos ya que el juego tiende a volverse todavía más táctico, menos dinámico y más de elaboración. Eso sí, ideal para los amantes de la simulación que buscan el realismo por encima de todo. Respecto al balón, éste tiene un comportamiento impresionante en todos sus desplazamientos, si bien seguimos echando en falta un poquito más de potencia en algún que otro remate de cabeza. En cuanto a las animaciones de los jugadores, si ya eran impresionantes en Fifa11 ahora además son casi infinitas si sumamos las incorporadas gracias al nuevo motor de colisiones, con lo que tardaremos mucho tiempo antes de dejar de sorprendernos con acciones que no habíamos visto hasta entonces. A destacar entre algunas de las nuevas ejemplos como los nuevos saques de banda rápidos, los espectaculares controles orientados con el pecho, alguna que otra protesta al árbitro o las paradas de los porteros echando la rodilla a tierra.

    En definitiva, todo un conjunto de elementos que hacen del motor gráfico de Fifa12 una auténtica obra maestra difícilmente mejorable y el principal punto a favor del juego de EA frente a su más directo rival.

    Y llegamos a la jugabilidad, el punto más renovado de este Fifa12 y sus tres novedades principales: la defensa táctica, el regate de precisión y la más importante: el nuevo motor de impactos.

    Defensa táctica: Se trata de una nueva forma de defender completamente diferente a la de anteriores entregas y a la vez un importantísimo cambio a la hora de jugar. De hecho, enseguida entenderéis el porqué del tutorial del inicio, y es que este nuevo sistema es más real pero también más difícil, y requerirá unas cuantas horas antes de dominarlo mínimamente. Olvidaos ahora de pulsar repetidamente el botón X para robar el balón en el 75% de las ocasiones…ahora el X sirve simplemente para mantener la posición frente al delantero y será el botón de centro el que sirva para meter el pie. Eso sí, tanto esta entrada como la deslizante resultan ahora bastante menos efectivas de no efectuarse en el momento justo y la dirección adecuada, ya que únicamente nos llevaremos el balón si realmente acertamos a darle. Tal vez este cambio brusco en la manera de defender provoque el desespero de más de uno, pero no os preocupéis ya que se puede desactivar volviendo al sistema de la entrega anterior.

    Regate de precisión: Usando esta nueva forma de regatear, que se ejecuta manteniendo pulsado el botón de cambio de jugador con el balón en los pies, ralentizaremos y acortaremos los movimientos de nuestro jugador, lo que nos permitirá esquivar en un palmo de terreno las piernas de nuestros adversarios más cercanos.

    Supongo que muchos estaréis ya ansiosos por saber qué tiene de revolucionario este nuevo Impact Engine de FIFA 12. Pues muy sencillo. Simplemente que funciona tan bien y en tantas ocasiones que ahora incluso afecta a nuestra forma de jugar. Cada choque, empujón, agarrón, caída, rebote del balón… en definitiva cada interacción, depende de si realmente colisionan unos u otros elementos y de la manera en que lo hacen. Y lógicamente muchos os preguntaréis: ¿es realmente tan importante y apreciable como dicen? Vayamos por partes. Realmente sí es un elemento vital en FIFA 12 y de hecho es la base principal sobre la que giran el resto de novedades incluidas dentro del apartado jugable. La defensa táctica por ejemplo requerirá que seamos ahora mucho más precisos a la hora de entrar a un adversario si no queremos pasar una y otra vez por su lado dejándole vía libre. Por otro lado, el regate de precisión tendrá más o menos éxito en función de si realmente conseguimos esquivar piernas y brazos rivales. Como se puede ver, ambos sistemas se basan en si realmente chocamos o no, en definitiva, en el motor de impactos.

    En cuanto a si se aprecia o no, la respuesta es sí. No es algo que estemos notando constantemente (por suerte, y al igual que en la realidad, los jugadores no están constantemente chocando y cayendo), pero sí que iremos apreciándolo en pequeñas pero constantes dosis conforme vayamos disputando partidos. Sólo esto nos permitirá descubrir como sutilmente afecta a nuestra manera de regatear, de defender… en definitiva de jugar a Fifa12. Eso sí, tirando de repeticiones os quedaréis realmente sorprendidos de hasta qué punto funciona, incluso en los brazos, ya que la ausencia de clipping es prácticamente total.

    Por último, y como otros puntos a destacar a nivel jugable señalar que el nivel de dificultad contra la CPU parece haber aumentado apreciablemente (sólo el tiempo dirá si excesivamente), ya que varios de los primeros partidos disputados en dificultad Clase Mundial no sólo acabaron 0-0 sino sin prácticamente sin un chute a puerta. Por otro lado, y respecto a la IA, no nos gustó demasiado que la mayoría de los goles marcados por la cpu fuesen tras jugadas calcadas entrando hasta la línea de fondo y finalizando con pase atrás y remate a bocajarro. Aquí debería haber una mayor variedad. Finalmente, los chutes rasos ahora parecen ser más efectivos sobre todo en disparos cruzados, ya que a los porteros parece costarles más atajarlos.

    Conclusión

    Ahora que la competencia se ha puesto las pilas, EA demuestra una vez más que tampoco va a dormirse en los laureles. No es FIFA 12 un juego que en general sorprenda a nadie a primera vista, ya que en apariencia resulta bastante continuista respecto a su predecesor. Pero ahí no radica ninguna de las principales novedades que lo diferencian del anterior. EA, en su empeño por dotar a FIFA del mayor realismo posible, ha apostado esta vez por darle una vuelta de tuerca más a la jugabilidad. Y lo ha hecho implicando al máximo en ella a un renovado motor de impactos a la vez que redefiniendo la manera de atacar y sobre todo de defender. Si bien estos cambios tampoco suponen una revolución inmediata a la hora de jugar (de hecho la complican un poco más), con la suficiente práctica abren un enorme abanico de posibilidades que dota al juego de una impresionante profundidad.

    En definitiva, si sois amantes de la simulación pura y dura y del realismo por encima de todo, si sois puristas de los apartados técnicos y sobre todo no os importa haber de superar una extensa curva de aprendizaje, FIFA 12 seguramente será vuestra elección. Lo único malo es que tengamos que esperar al 29 de septiembre para disfrutarlo!

    Entradas relacionadas:

    Comentarios

    1. La última entrega de juegos de futbol que tengo es el FIFA2008 de PS2. Me desacargué la demo y he notado que es mucho más complicado…no conseguí ganar ni uno de los 5 partidos que jugué…
      Me ha gustado bastante…aunque lo de la defensa, el nuevo sistema me deja mal sabor porque ves como el contrario se te pega enseguida y yo no conseguí quitar bolas con facilidad, no me podía pegar al atacante, era como si hubiese un muro invisible.
      Aún así me ha gustado.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *