Creatures 4 – Las criaturas vuelven en una secuela social que se suma a la moda Free-to-Play

Uno de los juegos que más me fascinó a finales de los 90 fue Creatures 2. Nunca tuve la oportunidad de jugar al primer título de la saga, así que ese fue mi primer contacto con estas encantadoras criaturas, unos bichejos inteligentes que aprenden interaccionando con el medio y a base de caricias o bofetadas para reforzar sus comportamientos. Tras una fachada de encanto y criaturas inocentes se escondía un juego realmente difícil de dominar. Al fin y al cabo, Creatures se puede considerar un simulador de vida virtual para adultos.

Aunque mis criaturas nunca llegaron muy lejos y sucumbieron una y otra vez debido a mi ineptitud a la hora de cuidar de otros seres y mi afinidad a abofetear todo lo que se mueva, fue con especial interés que atendí a la presentación de Creatures 4 en la pasada Gamescom 2011, de la mano de Julien Haraide y Andrea Di Stefano.

Lo primero que Di Stefano destaca es que “no es una continuación de la saga, sino un reinicio” y es que el estudio indie Fishing Cactus no son los que hicieron las anteriores versiones. Los de Fishing Cactus consiguieron los derechos de la propiedad intelectual original en poder de Gameware.

Como los anteriores, Creatures 4 será un sandbox y nuestra misión será hacer crecer a los entrañables Norns, unas criaturas que aprenden y se desarrolla según lo que les enseñemos mediante recompensa o castigo. Cada criatura tiene una personalidad y aspecto diferente, generado proceduralmente a partir de un genoma virtual con multitud de parámetros. Esto hace, según Di Stefano, que “no haya dos criaturas iguales“.

¿Qué hay de nuevo pues? A parte del aspecto gráfico, que obviamente ha sido actualizado a los tiempos actuales, la novedad que más destaca es que el juego será Free-to-play. Creen que este modelo de negocio es el más apto para un juego así, y el objetivo es que “el máximo número de jugadores prueben el juego“, según Di Stefano. Esto hace que también llegue a jugadores noveles con poca capacidad adquisitiva, por lo que Creatures 4 debe ser mucho más asequible que los anteriores títulos de la saga que, pese a su aspecto encantador, iba destinado a jugadores hardcore.

Existirán microtransacciones usando dinero real, cuyo objetivo pasará por cosas como conseguir juegos nuevos, desbloquear ciertas máquinas o acelerar ciertos procesos. Los de Fishing Cactus aseguran que jugando gratis se podrá llegar a conseguir lo mismo que con dinero real, sólo que habrá que ir cumpliendo ciertos objetivos y se tardará más tiempo.

A mi, es este aspecto de convertir este título en algo para las masas lo que más me preocupa y personalmente los videojuegos sociales no me motivan especialmente. A esto, Di Stefano asegura que quieren conseguir que “la interactividad del jugador vaya mucho más allá que cultivar cultivar cultivar” (clara referencia a FarmVille). Además, en un intento de apaciguar los ánimos de jugadores como yo, Haraide asegura que “el jugador escoge la profundidad del juego“, habiendo varios niveles en función de lo que uno quiera hacer. Cada cuál juega a su manera.

Sin embargo, algo que a mi no me convenció especialmente es la posibilidad de poder seleccionar con más detalle el aspecto de los hijos. A mi personalmente me gustaría que simplemente fuese aleatorio en función de los genes de los padres, como en la vida misma. Eso sí, nos aseguraron que habrá ciertas limitaciones a la hora de customizar cada individuo, en función de los padres. Hoy en día, este aspecto de customización es esencial y algo a lo que muchos jugadores casuales -y no casuales- dedican una buena parte del tiempo.

Así pues nos encontramos delante de un sandbox sin historia, manteniendo la esencia de la saga donde cada jugador se crea su propio mundo de criaturas. Cada cuál podrá satisfacer sus ansias, sea el conseguir la generación de criaturas más guapas e inteligentes, o experimentar con multitud de maltratos diferentes -desalmados los hay por todos lados.

En todo caso, Creatures 4 se trata de un regreso esperado, cuyo valor de producción es realmente alto para un Free-to-play. Fishing Cactus le está poniendo una gran dedicación y entusiasmo, ellos mismos siendo amantes de la saga. Se trata de una apuesta de negocio arriesgada, con sus amantes y detractores, que probablemente sea más lucrativa para sus desarrolladores. Además, con una editorial detrás como Bigben Interactive, especializada en acesorios para videojuegos, probablemente lleguemos a ver un montón de merchandising usando las famosas criaturas (yo ya tengo una miniatura en mi poder).

El lanzamiento está previsto para principios de 2012, para PC y iOS. Si nunca pudiste disfrutar de la saga Creatures, realmente esta vez no habrá excusa. Los anteriores títulos de la saga valen mucho la pena, aunque sea como experimento en inteligencia artificial y redes neuronales. Esperemos que Creatures 4 no defraude.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *