Steve Jobs dimite como CEO de Apple

    Aunque la noticia se veía venir desde hace cierto tiempo, no nos deja de sorprender la noticia de que Steve Jobs ha dimitido como CEO de Apple. Jobs siempre había dicho que “si llegaba el día en que no pudiera cumplir con sus deberes y expectativas como CEO de Apple, sería el perimero en hacérnoslo saber. Desafortunadamente, ese día ha llegado“.

    Así pues, su estado de salud lo habría llevado a tomar esta decisión. A los 56 años de edad, Jobs tomó el pasado enero una excedencia para afrontar una enfermedad de la que no se han dado detalles. Durante el 2009 se tomó otra temporada de baja para recibir un transplante de hígado y en el 2004 ya estuvo luchando contra cáncer pancreático. Una dura batalla contra la enfermedad que justifica su marcha como CEO hoy.

    Jobs recomienda a la Junta de Apple que su sucesor sea Tim Cook, el actual COO y responsable de las operaciones y ventas mundiales.

    Sin embargo, Steve Jobs es un icono de los últimos tiempos, alguien que parece capaz de adivinar las tendencias tecnológicas y sociales hoy en día. Su partida podría ser castigada por los inversores que ven que Apple pierde una de las principales piezas que lo ha llevado a ser una de las compañías más poderosas de la actualidad.

    Sin embargo, para calmar los ánimos, Jobs asegura que “los días más brillantes y más innovadores de Apple aún están por llegar“.

    Y eso no lo ponemos en duda, pues la compañía se encuentra en el mejor momento de la historia y muy mal habría que hacerlo para que no contínue en lo alto durante los próximos tiempos. Al fin y al cabo, el sucesor de Jobs, Tim Cook, lleva 13 años en la compañía y durante el tiempo que ha asumido las máximas funciones la Apple ha crecido con mucha fuerza.

    Eso sí, Steve Jobs ha sido la carismática, a la vez que controvertida, imágen de Apple desde que cofundó la compañía en el 1976 -aunque lo dejó entre 1985 y 1996 para convertir Pixar en uno de los estudios de animación de referencia-, algo en lo que los responsables de imágen deben ahora trabajar. Jobs deja su cargo de CEO, aunque continuará formando parte de la Junta de directores de la compañía.

    En todo caso, esperemos que Jobs supere la enfermedad que lo ha llevado a tomar tan dura decisión y le felicitamos por su exitosa carrera al frente de Apple. Jobs es un pionero digital con una de las mentes más brillantes de la tecnología de los últimos tiempos.

    Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *