Impresiones: Driver: San Francisco

El día ha llegado, y por fin Tanner ha acelerado lo suficiente para que os podamos traer todos los detalles de lo que vimos el pasado 4 de lo que vimos y probamos en las oficinas de Ubisoft. Pero antes de ponernos al volante de Driver: San Francisco, Martin Edmonson (el creador de la franquicia) nos quiso contar todas las novedades de esta entrega. Tras el fiasco que supuso Driv3r por culpa de sus secciones a pie, han querido olvidar todo esto para volver a los orígenes de la saga, y a lo que la hizo tan popular en su momento: la experiencia de conducción. De esta forma, no nos bajaremos del coche en ningún momento. La otra forma de volver a los orígenes es con los personajes, y es que Tanner, su compañero y Jericho volverán a ser los personajes principales de esta entrega.

A pesar de haber vuelto a los orígenes, las novedades serán bastante notables, siendo la principal en la jugabilidad la habilidad “Shift”, que nos permitirá teletransportarnos a cualquier vehículo de la ciudad. Hablando de coches, por primera vez en la saga, todos los vehículos serán reales, y atención porque habrá más de 130, por lo que tendremos multitud de ruedas entre las que elegir. Siguiendo con lo registrado, habrá más de 80 canciones para amenizar las persecuciones en las que nos veremos involucrados.

En cuanto a los modos de juego, el modo campaña seguirá siendo el eje central del título, habiendo más de 200 misiones (entre las principales y las secundarias) para mantenernos entretenidos durante mucho tiempo. Igualmente, otra parte fundamental de esta entrega será el multijugador, donde habrá 10 modos completamente diferentes. Para terminar con los modos, tendremos el “Film Director”, con el que podremos crear nuestras propias películas para compartirlas con los demás usuarios.

Dichos todos estos datos, Edmonson dio paso a otro compañero de Ubisoft Reflections para que nos mostrara la primera media hora del modo historia, con todas las voces ya en castellano y todo.

La historia empieza seis meses después de lo acontecido en Driv3r: Tanner se ha recuperado de los disparos que recibió apresando a Jericho, y este peligroso criminal por fin está encerrado… o al menos eso parece. Como os podréis imaginar, Jericho escapa, y en su huida deja a Tanner en coma tras un grave accidente de tráfico. Pero tranquilos, que no estaremos todo el tiempo en una cama de hospital (al menos jugablemente), ya que Tanner parece que tiene una imaginación tremenda, por lo que estaremos dentro de una realidad que está dentro de su cabeza, y en la que también perseguirá a Jericho.

Como podéis ver, todo suena muy alocado a lo “Life on Mars” pero sin el cambio temporal, algo que el propio juego hace notar con unos diálogos de lo más divertidos. Esto se acentúa bastante por la habilidad “Shift” de Tanner, ya que no se teletransportará como tal, sino que poseerá al conductor del vehículo que quiera. Para que os hagáis una idea, escuchamos diálogos en los que el co-piloto nos dice que parecemos poseídos, para que Tanner responda que se lo dicen muy a menudo.

Los primeros compases de la campaña sirven para meternos de lleno en la habilidad de “Shift”, y aunque pueda parece que hará todo mucho más sencillo, parece que estará bastante bien regulado gracias a la forma de acceder a las misiones: meternos en los coches marcados. Algunos ejemplos que vimos fueron una persecución usando un coche patrulla, o una contrarreloj en la forma de probar un deportivo como si fuéramos un posible comprador. Como os hemos comentado antes, el humor está en todas partes, y os aseguramos que a todos se nos escapaba alguna risa que otra con los diálogos entre Tanner y los diferentes co-pilotos.

También pudimos comprobar cómo funcionará el sistema monetario del juego, que en lugar de usar dinero, empleará puntos de experiencia que iremos ganando por cualquier cosa: desde simplemente conducir a pasar casi rozando un coche, derrapar o saltar. Gracias a estos puntos, al entrar a un garaje podremos comprar los 130 coches del juego. Seguramente os preguntaréis por qué es esto necesario si luego estaremos cambiando de coche una y otra vez, pero esto no será así necesariamente. Al tener un coche propio, podremos seleccionar un vehículo para que aparezcamos con él si nos adentramos en una misión directamente desde el modo “Shift”.

Con todo esto, la verdad es que se renovaron nuestras esperanzas de que la campaña va a ser buena, aunque con cautela, ya que hay que reconocer una cosa: el estilo es bien diferente a la seriedad característica de la serie, por lo que ya veremos si la esencia Driver se mantiene o no.

De ahí pasamos a lo que estábamos esperando: probar el multijugador del título. De los 10 modos que habrá disponibles, estuvimos jugando a fondo a “Marca”, que bien podría llamarse “Tú la llevas”. El objetivo consiste en llegar a esa marca durante 100 segundos, y la gracia está en que el jugador que la tiene no puede teletransportarse usando el “Shift”, algo que los demás jugadores sí podrán. Para quitar la marca, lo único que hay que hacer es rozar al que esté huyendo.

En el papel puede sonar raro, pero os garantizamos que es de lo más divertido que hay. Simplemente imaginaos esta situación: ir corriendo por las calles de San Francisco, y que de repente un jugador se aparezca en el coche que tengas al lado, y tú tengas que realizar una maniobra para que no te quiten la marca. Si en el modo historia lo de “Shift” puede no convencer en un primer momento, aquí se convierte en una herramienta imprescindible, y que cumple un objetivo: evitar la frustración al ponernos en la carrera por la marca al pulsar solo un botón.

Puede que solo hayamos probado un modo multijugador y visto el inicio del modo campaña, pero la verdad es que Driver: San Francisco nos ha dejado muy buenas sensaciones, especialmente en el multijugador. Es cierto que gráficamente no va a convertirse en un referente (aunque los coches lucen estupendamente), pero la jugabilidad Driver se sentía al instante, y si se llega a emplear bien el “Shift” puede llegar a dar mucho juego.

Así que estaremos bien atentos al resultado final cuando el juego saldrá este mismo mes de septiembre. Crucemos los dedos para que el juego sea tan bueno (o al menos divertido) como las impresiones que nos ha dejado, porque entonces Tanner habrá regresado como se merece.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *