BrikoDesconsolados te enseña a invocar a Cactilio en tu casa

    Hola Desconsolad@s! Que sorpresa ayer cuando vi un cactus a la venta en una floristería cercana a mi destino en Sant Boi (Barcelona)… pensaréis, o pocos cactus ha visto o Jerry se nos ha vuelto loco. Pues no, lo que pasa es que éste señor cactus es especial, y ¿Por qué? ¿“Por qué somos los mejores, bueno, y qué”? No, ha sido porque me ha recordado a alguien (o algo, más bien) de mi infancia videojueguil… Exacto, como gran fan de Final Fantasy, ha sido ver el cactus y pensar en nuestro colega Cactilio.

    Así, ya que el network está caído y no se puede jugar en red, he decidido haceros una entrada para enseñaros cómo invocar a Cactilio en vuestra casa; para esto necesitaremos: un cactus, una hoja de papel, tijeras, lápiz, rotulador verde y negro, unas pinzas, un tiesto y tierra.

    Si vuestra memoria no es buena, podéis guiaros de un cactilio original o del mío ya realizado, sino podéis pasar a las instrucciones de invocación: En un FF normal, podríamos conseguir la invocación con derrotar a un cactilión, pero como no he encontrado ninguno al que derrotar, he cogido un cactus base que tras el proceso de transformación de 6 sencillos pasos se ha convertido en Cactilio. Vayamos por partes:

    1- Dibujamos con lápiz un esbozo de los brazos y piernas, sobre el papel, de tamaño reducido para mejorar su movilidad a la hora de recortar (si os veis capaces podéis pasar al apartado 2 directamente).
    2- Colorear y repasar los bordes con los retus de colores.
    3- Recortar las piezas para futura colocación en cactus, para evitar daños colaterales os recomiendo usar tijeras de punta redonda, que no pinchan.
    4- Trasplantar el cactus del mini-tiesto donde venía a uno más grande para cuando se transforme en Cactilión (de tamaño más grande). Usar la tierra para que el cactus quede bien agarrado.
    5- Con unas pinzas mantenéis el cactus quieto, mientras que con otras más pequeñas (las de depilar, por ejemplo) vais enganchando pieza a pieza el papel en las púas del cactus, mediante pegamento si fuera necesario, pero las mismas púas os pueden ayudar a mantener las partes pegadas al cactus si conseguís colocarlas bien entre éstas.

    (bis)- Si no tuvierais pinzas o no quisierais usarlas, podéis comprar pomada en la farmacia (la necesitaréis), o usar algún tipo de guante, como los de esquiar, pero será algo difícil la colocación de las partes en el cactus con ellos puestos.
    6- Una vez puestas los piezas tenéis a vuestro Cactilio, con lo que solamente os faltará buscarle un emplazamiento en vuestra casa (una terracita donde le dé el sol es adecuado, y lo bueno es que requiere de los mínimos cuidados, puesto que no consume mucho agua para convertirse en un fuerte y grande cactilión (podéis echarle la de la botella del aire acondicionado de vez en cuando…).

    Y con esto, ya tenemos nuestra invocación montada y la casa asegurada contra cualquier tipo de asalto fortuito, ya que con su ataque “Miles de espinas” os aseguráis un daño de 10000PV en cualquier* asaltante:
    (*Dependiendo del nivel del asaltante puede reducirse el daño producido)

    Si os animáis a crear vuestro cactilio y queréis mostrarnos vuestro aprecio por él, podéis pasarnos alguna foto, que será publicada junto la noticia. También podéis dejar alguna sugerencia para futuras manualidades. Como me siento generoso, os dejo un link a un vídeo que muestra la evolución de estos cactus desde su primera aparición en FFVI hasta la actualidad, en XIV.

    Saludos, y que el buen manitas os acompañe! 😉

    Entradas relacionadas:

    Comentarios

    1. Hola Jerry,

      Quería sugerirte que plastificaras los brazos,las piernas, los ojos y la boca para que fueran más resistentes al aire libre 😉

      Un saludo,
      Sara

    2. Es usted todo un artista. Realmente me ha encantado, no tan solo por el personaje en cuestión, si no, por el alarde de imaginación en el momento que ves el cactus.

      Un saludo 😉

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *