¿Se debería dejar de lado la solución para PSN y empezar a pensar en PS4?

¿Quién no ha pensado que con tantos problemas como está teniendo Sony con PS3, la crisis del PSN podría significar la gota que colma el vaso? Muchos usuarios se han planteado seriamente adquirir las consolas de la competencia, que seguro han visto alterados sus números de ventas con este problema y es que en el mundo empresarial cuando la competencia tiene un problema gordo, es el momento de explotar tus habilidades y poner las cartas a tu favor, sea con jugosos descuentos, con beneficiosos canjeos o con cualquier triquiñuela que tiente lo suficiente al usuario contrario, como ha hecho GameStop con la oferta “tráenos tu PS3 y algunos juegos y te llevas una X360”.

¿Tan importante ha sido la caída de PSN para el usuario? A mi parecer, los más afectados son las compañías tras el servicio, que están teniendo pérdidas… para mí esta caída ha significado un descanso en los juegos online para retomar aquellos juegos que tenía en la estantería, como InFamous; ha significado no poder conectarme y sincronizar trofeos; ha significado ir al banco a anular la cuenta… y poco más: algunos usarán más el online de los juegos que otros, pero ¿Es tan imprescindible como para que nos estiremos los pelos y nos mordamos los dedos por que ya no tenemos uñas? Esto nos hace recordar la premisa de que “lo barato sale caro”, puesto que, aunque la consola no era/es precisamente barata, el servicio online es totalmente gratuito y aunque cumple con lo necesario, siempre nos hace sufrir un poco (por ejemplo con tiempos de carga que tienden a infinito), mientras que el servicio de pago ofrecido por Microsoft suele ser de mayor calidad. Pero la verdad, no ha sido hasta ahora que nos hemos quejado, puesto que mientras duró, era bonito, e incluso, más bonito pinta ahora con las supuestas mejoras que incluirá PlayStation Network y la modesta recompensa del programa Welcome Back, que se está preparando para cuando se dé la luz de nuevo; pero también cabe recordar que cuando apareció PSN+ y se atisbó la posibilidad de un servicio online de pago, nos llevamos las manos a la cabeza alegando que tras un servicio gratuito como del que gozábamos, no estábamos dispuestos a pagar por lo mismo… la calidad se paga y todos sabemos a qué nos exponemos cuando compartimos nuestros datos con agentes externos; no es lo normal, pero este tipo de cosas pueden pasar, al igual que cuatro encapuchados me pueden dar una paliza en el portal y llevarse todo lo que tenga encima (ojo, no intento excusar a nadie, pero la posibilidad está ahí).

Y dándole otra vuelta al problema actual, no ha sido Sony la única que se ha salpicado con el trabajo de los hackers: las mismas desarrolladoras, que tras preparar DLCs, juegos indie, parches varios… han visto como sus ganancias se veían mermadas al no vender absolutamente nada en esta plataforma: Capcom misma ha anunciado que este tiempo ‘de descanso’ le ha supuesto unas pérdidas de “centenares de miles, sino millones de dólares” y es que ya sabemos que tal y como están los DLCs hoy en día, también conforman una dosis importante de ingresos a las compañías productoras y aún más si se vive de juegos indie.

Pero claro, dejar PSN así sería una pérdida total de futuros compradores de PS4 (¿Seguiríais siendo fieles a una compañía que ante un problema, escurre el bulto?) y la concepción de un multijugador sin online es un poco rara tras acostumbrarnos a ello, pero qué hay de esas tardes pasando el mando entre los amigos, a pantalla partida en modo rey de la pista. La mayoría de los juegos ahora cuentan con online, y escaso offline… si matásemos PSN, la siguiente generación quedaría algo coja, por lo que tampoco es algo muy viable y tal como están las cosas Sony tiene que ganarse la confianza de los consumidores de nuevo si quiere comerse un rosco en el futuro… Por que volviendo al tema que nos ocupa, ¿Qué creéis que pasaría si el mercado viese una nueva generación de consolas? ¿El jugador estaría dispuesto a una nueva inversión significativa, ‘tirando una o dos consolas a la basura’? Ahora con el calentón, quizá no es el mejor momento para preguntar por una evaluación de lo que ha sido esta generación, pero si nos encontráramos de nuevo ante el principio de esta generación… ¿Hubierais cambiado vuestra decisión al elegir una consola?

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Buena pregunta.
    Creo que es demasiado pronto para un cambio de generación, y enel caso de quese diera a corto plazo pienso que se podría dar un posible “castigo” por parte de los usuarios hacia Sony, pero si mantiene sus exclusividades será algo dificil, yo por lo menos no podría perderme un Uncharted por ejemplo (al igual que un Gears of War en xbox).

    Lo del PSN Hack supone una pérdida mientras está inactivoel servicio, tanto para sony, como para compañías y para usuarios, y lo peor es la imagen que deja, que puede traducirse en pérdidas para la próxima generación, y seguro que lo hace…

  2. Está claro que Sony debería ser la última interesada en anticipar una nueva generación de consolas, pues cuanto más tiempo pase hasta esa decisión, menos notaran los efectos que seguro que tendrá esta debacle en su próxima consola. Por otro lado, hay un montón de usuarios que, como yo, hace 3 años que compraron una PS3 que esperaremos como mínimo otros 3 para estar dispuestos a realizar otro gasto semejante (siendo fieles a la marca o cambiando a la comptetencia).

    Como se comenta en el artículo, a mí tampoco me ha afectado demasiado la ausencia de PSN, más allá de las preocupaciones y cambio de tarjeta, puesto que el online para mí es una cosa accesoria, con la que paso muy buenos ratos pero sin la cual no me moriría. Por eso mismo no creo que hoy en día cambiara mi decisión de compra, siempre que se mantuviera el servicio online gratuito.

  3. Está claro que si da un salto a una nueva generación y deja con el cu_ _ al aire a los usuarios de ps3 lo único que hará es perjudicar su propia imagen, no creo que una compañía así en este “imprevisto” gire la cara a los que han puesto su dinero y su confianza en ella.

    Eso sí, me parece apabullante esta guerra sin cuartel, porque al fin y al cabo somos nosotros los perjudicados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *