Buenafuente nos hace reír en todas las dimensiones en la presentación española de Nintendo 3DS

Ya estamos a tan solo dos semanitas del lanzamiento de Nintendo 3DS, y por eso Nintendo está poniendo toda la carne en el asador para que todo el mundo conozca la consola y cómo puede traer algo nuevo al mundo de los videojuegos. Por eso, y conociendo el éxito que está teniendo Buenafuente en la actualidad, ¿por qué no hacerle presentar una versión de su programa centrada en la próxima portátil de doble pantalla? Pues nada, dicho y hecho, ya que ayer tuvo lugar esta curiosa presentación, en la que nos reímos, nos lo pasamos bien y comprobamos lo divertidos que van a ser los juegos de Nintendo 3DS… ¡y todo esto llevando únicamente nuestras gafas de ver!

Como en el programa del presentador, la primera parte del evento fue un monólogo muy divertido en el que al mismo tiempo nos iba hablando de alguna característica de la portátil. Personalmente, el chiste que más me gustó fue el de “la 3DS tiene una cámara con tres objetivos… los mismos que el Madrid a principio de temporada”. Como os podréis imaginar, siendo la presentación en Madrid y la mayoría de los asistentes madridistas, solo aplaudimos los que éramos del Atleti. Eso sí, Buenafuente supo salir muy bien con otra réplica divertida “pues en Barcelona este chiste triunfó”. Sin duda, una forma muy amena de empezar la presentación al mezclar humor con videojuegos (sobre todo de Nintendo, of course) con otros momentos como al hablar de la sintonía del Tetris y cómo a todos nos marcó o más chistes relacionados con el 3D en los que Berto no salía muy bien parado.

Siguiendo la estela de su programa, la segunda parte del evento consistía en varias entrevistas. La primera fue a Nicolás Wagnez, el responsable de marketing de Nintendo Ibérica. Durante los primeros minutos estuvieron hablando de cómo los de marketing eran también unos jugones de toda la vida, y por eso ellos mismos estaban tremendamente emocionados con el lanzamiento de la consola. Por un lado, porque va a servir para traer juegos clásicos de su infancia, como Ocarina of Time, que atención, nos llegará por primera vez en español. Otro aspecto que le gustaba, y en el que coincidía con Buenafuente, es que es una forma genial de ver el 3D para los que tenemos gafas, ya que al ir al cine pasas de tener cuatro ojos a seis, y muchas veces queda muy extraño llevar dos gafas encima.

El tema principal que iba a tratar Nicolás es de los aspectos sociales de la portátil, y es que a Nintendo siempre les ha preocupado esto. Ya con Wii demostraron que se podía hacer una consola sociable y que nos hiciera movernos. Aquí, la réplica de Buenafuente fue desternillante al decirle que consiguieron que hasta los americanos se movieran para hacer algo. Pero volviendo a la 3DS, la característica de la que estuvo hablando fue el StreetPass, por el que, si dejamos la consola encendida, podremos intercambiar datos con gente que nos crucemos por la calle. Por otro lado, también nos encontraremos con la Realidad Aumentada, que también entrará en contacto con lo de llevar la portátil con nosotros, ya que cuanto más andemos (la 3DS tendrá un podómetro), más objetos podremos desbloquear. Así, esperan fometar que llevemos la consola siempre con nosotros.

El segundo invitado del día era Enric Álvarez, el director del reciente Castlevania: Lords of Shadow. Cómo no, la entrevista giró en torno a lo que puede ofrecer el 3D a los juegos, siendo muy clara la postura de Enric: el 3D derriba una barrera más entre el juego y el usuario para que éste no tenga que imaginarse que todo lo que ve está en tres dimensiones, sino que realmente lo está. Antes de despedirle, estuvo hablando un poco del primer juego al que jugó, que resultó ser el clásico Pong (sí, el del tenis de las barritas).

Siguiendo con los desarrolladores, ahora les tocaba salir a Tyron Rodríguez (creador de Cave Story) y Roberto Álvarez de Lara (fundador de Over the Top Games, responsables de NyxQuest). Antes de volver al tema de lo que puede ofrecer el 3D, antes estuvieron comentando lo que es  ser desarrolladores “indie” (que no son, como bromeaba Buenafuente, los que desarrollan escuchando música indie): hacer los juegos que ellos quieren. Después Tyron estuvo hablando de cómo la versión en 3D de Cave Story estaba siendo trasladada a esta tercera dimensión en todos los aspectos para que nos viéramos completamente inmersos en el mundo del juego.

Así pasamos al gran invitado del evento: Eduard Punset. Como estuvo diciendo, él siempre ha apoyado el que los niños usen los videojuegos ya que, al contrario de lo que se piense, fomentan el desarrollo de los más pequeños. Por eso, cuando Nintendo le ofreció ayudar a fomentar la Nintendo 3DS no se lo pensó dos veces.

Otro motivo por el que le gustaba la consola era que nos permitía ver lo que él llama “interdemensión”, que es ver las cosas tal y como somos. De esta forma, nos permitiría ver la quinta dimensión. La primera es cuando somos gusanos y tenemos una dimensión al movernos hacia delante y hacia atrás. La segunda la conseguimos al estar en la cuna e ir de izquierda a derecha. La tercera es al caerse de la cuna (vamos, ir de arriba a abajo). Y la cuarta es una que obtenemos con el tiempo, que es la dimensión espacial.

Para terminar con la presentación, nos mostraron algunos de los anuncios de la campaña publicitaria de la consola. Como Buenafuente y Punset nos comentaron, consistía únicamente en dejarles jugar y grabar sus primeras impresiones para que fueran completamente auténticas. Así, pudimos ver algunos desternillantes anuncios en los que salían Marron y Damián del “Hormiguero” o los de Buenafuente y Punset.

Después de este “programa” de Buenafuente, tocaba ponernos a jugar con la consola, tanto con los juegos y aplicaciones que había en el “Prueba y Verás” como otro montón de títulos que no habíamos tenido la ocasión de catar en España con anterioridad. Por un lado estaba Rayman 3D, el cual se puede resumir como el Rayman 2 de N64 pero con 3D. Así que el juego es bueno, y el 3D venía bien para la profundidad en los saltos, pero había una gran pega: el juego se ralentizaba al usarlo. Realmente espero que eso se solucione (es posible, porque todos los juegos eran demos), porque el juego podría ser impresionante para jugarlo enterito en 3D.

Otro título que me causó muy buena impresión fue Samurai Warriors, porque vale, es más de lo mismo, pero gráficamente es bastante bueno, el 3D funcionaba bien y sigue siendo igual de divertido cargarte a montones de soldados. Para seguir con lo positivo, Lego Star Wars III me encantó por varios motivos. Primero, porque el 3D me pareció brutal, y segundo, porque el primer capítulo de The Clone Wars estaba muy bien representado con las piezas de Lego y se apreciaba una gran diferencia entre Yoda y los otros dos soldados Clon que le acompañaban y entre los que cambiábamos, por lo que la jugabilidad puede verse muy beneficiada de esto.

Si hubo un tema del que hablaba la gente era de los dos duelos que había en dos géneros distintos: el de la lucha y el de la velocidad. En el primero, los contendientes eran Street Fighter IV 3D Edition y Dead or Alive Dimensions. Personalmente, el ganador es la obra de Team Ninja, básicamente porque me gustaba más el estilo de lucha, pero mejor vayamos por partes. Para empezar, la enésima reedición del genial SF IV es alucinante en 3D, y me atrevería a decir que es uno de los que mejor explotan esta característica para ofrecer unas peleas con una profundidad muy bien definida. Dead or Alive también luce genial en tres dimensiones, pero para mí, jugablemente es donde gana por goleada. Pero vamos, que aquí es cuestión de gustos porque los dos juegos son una auténtica maravilla.

En la batalla de la velocidad los bólidos eran Ridge Racer 3D y Asphalt 4. El primero mantiene la esencia de la franquicia intacta, por lo que nos esperan derrapes y mucha velocidad en emocionantes carreras arcade. Gráficamente el juego estaba bien, aunque el 3D no me gustaba del todo. Al estar al máximo veía la pantalla como algo borrosa al principio. Cuando la vista se acostumbraba el resultado era bastante chulo, sobre todo cuando estabas en un túnel o hacías un derrape muy cerrado cuando vas a más de 350 km/h. El título de Ubisoft, por otro lado, también mantiene el estilo del juego para móvil, y quizá ese sea su principal fallo: parecerse demasiado a un juego de móvil. Vale que es divertido, pero gráficamente es bastante simple. Por eso, el bólido ganador fue Ridge Racer 3D.

Para terminar con estas mini-impresiones de los juegos tenemos el Puzzle Bubble y Super Monkey Ball. Seguramente todos conoceréis el primero, por lo que ya os podréis imaginar lo que os esperará en la nueva versión de Nintendo 3DS: seguir reventando bolas de colores juntándolas de tres en tres. El efecto 3D se conseguía por el fondo y al explotar las bolas, y aunque no sirva para mucho más, al menos queda resultó. Por otra parte, el nuevo juego del monito Aiai y sus amigos tiene también muy buena pinta. En la demo disponible había tres modos de juego. En el primero, los protagonistas estaban en sus burbujas y había que superar diferentes niveles, controlando su movimiento con el stick o con el sensor de movimiento de la consola. Luego había otro modo muy parecido al Mario Kart, mientras que el último recordaba al Smash Bros, por lo que el juego tiene mucho potencial para ser tremendamente divertido y variado.

Sin duda alguna, Nintendo se curró un evento alucinante en el que nos hicieron reír y nos permitieron seguir alucinando con una portátil que seguro será todo un éxito, así que desde aquí les felicitamos por el gran trabajo que han hecho con la presentación y por brindarnos otra oportunidad de ver el 3D sin gafas que puede dar mucho juego el próximo 25 de marzo.

Entradas relacionadas:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *