Impresiones de la demo de NBA Elite 11: ¿ha encontrado EA el camino?

A veces cuesta ser imparcial cuando se trata de hablar de sagas deportivas. La referencia más clara la podemos encontrar en la rivalidad que enfrenta desde hace años a FIFA y Pro Evolution Soccer. Normalmente cuando hablas con jugones siempre están a favor de  un bando o de otro. Amor u odio. Como si defendieran los colores de un club. Por suerte o por desgracia para mi, siempre he intentado estar un poco en cada bando. He de reconocer que ha habido años duros, como aquel FIFA 64 de Nintendo y muchos de sus predecesores. Durante una década siempre he puesto mi balanza del lado de Konami por méritos propios. Pero siempre hay un punto de inflexión, FIFA lo tuvo hace 3 años. ¿Lo habrá tenido ahora NBA Elite 11?

El kit de la cuestión y donde quiero llegar, para no seguir hablando de fútbol que no es lo que toca, es que cuando hay rivalidad el afán de superación es mayor. Y que cuando te ponen el listón muy alto vas a cometer muchos fallos hasta llegar a superarlo. Así que podríamos decir que lo mejor que le puede pasar a una saga deportiva es encontrar su némesis. Esto es un poco lo que le está pasando a Electronic Arts y su franquicia deportiva NBA Live (ahora Elite). Se ha dado de morros con un muro llamado NBA 2K. Quizás ese punto de inflexión no ha sido tan descarado en este caso. Peo es un muro que poco a poco va consiguiendo trepar y que ojalá algún día lo consiga por el bien de los usuarios.

Después de probar varias veces la demo de NBA Elite 11 y acto seguido compararla con la de NBA2K11 mi humilde opinión se decanta claramente por el juego de 2K Sports, y según lo que estoy leyendo durante estos dos días por parte de los aficionados EA va a volver a llevarse la plata en esta carrera. Pero antes de que más de uno se cierre en banda antes de tiempo me gustaría abrir algunas mentes para que en futuros lanzamientos de la franquicia no los descartéis simplemente por llevar la etiqueta de turno, ya sea Konami, EA, 2K, etc…

El primer mérito que he de reconocerle a EA es que no han querido estancarse. Aunque no ha habido una evolución enorme comparado con NBA Live 10 a nivel técnico y gráfico, si que el nuevo sistema de control puede marcar las pautas de una nueva saga a tener en cuenta. Ahora controlamos el balón con el analógico derecho. Es algo muy similar a lo que han hecho con NHL. Según el movimiento que hagamos nuestro jugador pasará la pelota por detrás de la espalda, entre las piernas, lanzará a canasta, etc. En este sentido el juego es súper intuitivo. Sobre todo cuando intentamos encestar. Ya que en pocos segundos sabremos cambiar en pleno vuelo de un mate a una dejada en bandeja. Esta es la principal mejora que he encontrado en la demo respecto NBA Live 10. Si probáis la demo veréis que viene un tutorial (doblado al castellano) muy útil en el que nos muestran cómo debemos mover las “setas”.

Tanto el aspecto de los tutoriales como los menús está muy cuidado, como viene siendo habitual en EA en todas sus sagas deportivas. En cambio el nivel gráfico de del juego no está al nivel esperado. Las diferencias con NBA Live 10 son mínimas. Y si lo comparamos con NBA 2K11 hay una diferencia clara en este sentido.

Las animaciones también van en contra del juego. Puede que se hayan mejorado pero no están al nivel que un usuario de nueva generación exige. No se ha mimado nada el detalle de animar a cada jugador por separado, según su estilo de juego y condiciones fícas. Vemos a jugadores nada técnicos hacer auténticas filigranas sobre el aro y bajo el. A la hora de correr no da la sensación de que haya diferencias de peso entre los jugadores más altos y los más bajos. Unos detalles que los aficionados a la NBA echarán en cara a EA sin duda. Estamos ante un género deportivo que no mueve tantas masas como el fútbol, y que tiene unos aficionados que piden un nivel de calidad y sobre todo de simulación que esté a la altura de este deporte.

En cuanto a la ambientación el juego también se queda corto. Es imposible apretar un botón de reset y borrar de mi mente lo visto en la grada de 2K11. La grada de Elite está llena de clones que se mueven a la vez, y pese a tener muchos detalles al lado de la pista sigue sin ofrecer lo esperado. Mientras juegas puede que no sea algo que afecte, pero en conjunto hace que todo sea una experiencia menos cercana a la realidad.

Con estas palabras no quiero decir que Elite no sea un título a tener en cuenta, estoy seguro que mucha gente encontrará su facilidad de control y la manera tan intuitiva para lanzar a canasta o driblar puntos a favor para hacerse con él. No necesita de tanta práctica ni dedicación como su rival de 2K, y si no eres muy purista en seguida puedes conseguir canastas espectaculares sin tener que trabajar demasiado el juego en equipo o la táctica. Cosas que pueden ir en su contra o en su favor según el perfil de jugón que tome los mandos.

Estoy seguro que el NBA Elite 12 traerá sorpresas y estará a la altura de otros juegos de EA como NHL o FIFA. Me encanta cuando me hacen dudar a la hora de comprar un juego deportivo, pero este año no lo han hecho.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *